USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR
 
Inicio | Quienes somos | Contacta | Mapa del portal | Subscripción RSS Subscripción RSS
 
 

ONCE INICIAL

Aún sin la condición de favoritos

 
Jaime Lucena | 12 de enero de 2018

Jaime Lucena (GRJ)

Lo que está haciendo nuestro Granada CF hasta el momento nos puede servir para pelear por entrar en puestos de play off, pero ni mucho menos para ser favoritos a entrar en ascenso directo. El equipo continúa siendo fuerte y fiable en casa, pero inconsistente y poco sólido lejos de Granada. Con eso no nos llega para ocupar las dos primeras plazas de la clasificación.

Se perdió en Cádiz no haciendo un mal partido, no siendo inferiores al rival y no mereciendo la derrota, pero el fútbol no son merecimientos sino victorias y puntos, y ahí estamos estancados. La racha fuera de nuestro feudo no es de equipo candidato al ascenso directo, y para no irnos muy lejos, en los últimos tres partidos hemos sido incapaces de marcar, y solamente en Pamplona el resultado se pudo considerar como positivo al enfrentarnos a un rival directo, pero el empate ante un limitado Reus fue más una decepción, y la derrota en Cádiz una decepción completa. Solamente la victoria obtenida en Soria se puede catalogar como de lustre, ya que la otra en Alcorcón no paso de ser frente a un correoso y duro rival. Todo lo demás empates con regusto amargo y derrotas, alguna poco justificable. Fuera de casa tenemos un problema.    

En Cádiz no se mereció perder. Se encajo un gol a balón parado (se sabía punto fuerte del Cádiz) tras falta evitable y poco más del rival. Los nuestros tuvieron más y mejores ocasiones, pero ni Saunier, ni Peña (disparo al larguero) ni Josélu ni Manaj tuvieron la fortuna o la destreza para batir a un buen Cifuentes. El partido a los puntos fue nuestro, pero se perdió ante un rival que nada demostró, y eso quizás sea lo peor, que no ganamos en Reus ante un rival mediocre, y que perdemos ante un normalito Cádiz. Parece más errores nuestros que aciertos del rival.

Seguimos aún en play off aunque la clasificación puede llevar a engaño, ya que el Osasuna tiene un partido menos y está solamente dos puntos por detrás nuestro, y estamos a seis y cinco puntos respectivamente de los puestos de ascenso directo. No es ningún drama, todo es recuperable, pero después de 21 jornadas las tendencias ya muestran certezas, y nuestra certeza es que con lo que hacemos no nos da, y tendremos que hacer algo más para alcanzar el objetivo, sin ninguna duda. Y ese algo más es ganar fuera. Es una necesidad.

En cuanto al mercado de invierno y con la no inclusión en la convocatoria de Puertas y Lica a pesar de la baja de Machis, es evidente que el equipo necesita incorporar uno o dos extremos que acompañen al venezolano y a un cada vez más inocuo Pedro, así como quizás un lateral izquierdo que le haga sombra a Alex Martínez. Además, otro fichaje de invierno debería de ser Ramos, jugador que entre unas cosas y otras todavía no ha hecho nada positivo, y ya va siendo hora de aparcar cuestiones extradeportivas y empezar a demostrar que es un gran jugador y que sabe jugar a esto, algo que ya muchos pueden empezar a dudar. Debería marcar diferencias.

Y el próximo partido también fuera de casa, en Albacete, donde Oltra y los suyos deben dejarse de palabrería y demostrarnos que al igual que en casa, están no solamente capacitados para ganar, sino que están convencidos de ello, y nada que no sea obtener los tres puntos valdrá.

El filial obtuvo una derrota en Murcia que lo aleja de los puestos de liguilla, y los chicos del baloncesto nos dieron una de esas decepciones a las que de cuando en cuando nos tienen acostumbrados, y no por perder, que esto es deporte y cualquiera te puede ganar, sino por hacerlo frente a un rival netamente inferior y dando sensación de suficiencia muy mal entendida, con quizás falta de carácter y dejándose llevar frente a un rival al que quizás pensaban ganar desde el autobús. Derrota merecida pero inesperada que hace que lo alto de la clasificación vuelva a estar muy reñida. Tienen calidad y actitud para hacerlo mucho mejor. Si derrotas como esta hace que no se logre el objetivo del ascenso directo, es para hacérselo mirar.     

jlucena@granadaenjuego.com


 

Comentarios:

No existen comentarios para esta publicación

Deja un comentario