USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR
 
Inicio | Quienes somos | Contacta | Mapa del portal | Subscripción RSS Subscripción RSS
 
 

Un bronce para el club Chinchilla

La temporada se ha abierto con una buena actuación 

 
redaccion | 30 de octubre de 2016

Integrantes del club Chinchilla

Este fin de semana se celebró en la localidad asturiana de Avilés la XVI edición de la súper copa de España infantil y cadete a la que el Club de Judo Chinchilla llevo a sus chicos, 3 infantiles Oscar Picado, Miguel Ángel Muñoz y David Huertas y 5 cadetes, Juan Manuel Torres, Marcelo Huertas, Jorge Picado, Samuel Caballero y Ernesto Morales.

Los Infantiles compitieron el domingo ganando sus primeros combates Oscar y Miguel Ángel, David no pudo con su rival aunque hizo una buena actuación. Sus compañeros cayeron en el segundo y solo Miguel Ángel pudo entrar en repesca sin suerte para él. Según los técnicos del Club Chinchilla la actuación de los tres representantes ha sido notable aunque el nivel del torneo les puso las cosas muy difíciles a los granadinos. Al ser el primer examen de la temporada y queda mucho tiempo para poder pulir los pequeños detalles que ha hecho que la balanza no caiga del lado de los Chinchillas.

El sábado salieron al tapiz los cadetes con resultados dispares, mientras Jorge y Samuel caían ante sus rivales en primera ronda, Juanma y Ernesto ganaban sus enfrentamientos con mucha superioridad, Marcelo libro su primer encuentro y pasaba a segunda ronda.

Mientras Jorge y Samuel perdían sus posibilidades de repesca, Marcelo y Ernesto sacaban sus combates a delante, no así Juanma, que para ser su primera competición oficial, no pudo con su segundo rival, por muy poco un portugués al que una decisión arbitral hizo que el de Chinchilla acabara su torneo antes de tiempo.

Ernesto seguía ganando a sus rivales con mucha solvencia y una superioridad aplastante, su compañero Marcelo sin embargo no pudo con el suyo y también decía adiós al torneo.

Ya solo quedaban 16 competidores de -66Kg de los 83 que empezaron el torneo y nuestro Ernesto era uno de ellos, consigue no sin mucho sufrimiento y esfuerzo ganar sus dos siguientes enfrentamientos y meterse en la pelea por las medallas.

Las decisiones arbitrales estaban teniendo demasiado peso en los combates, Ernesto muy motivado entraba al tapiz con ganas de meterse en la final del torneo más importante del país para la categoría, despliega todo su potencial, dominando el agarre y controlando los tiempos, llevando el peso de la contienda pero su rival más alto y corpulento se lo ponía muy difícil, Ernesto atacaba pero no consigue puntuar, casi a punto de acabar el combate a 30 seg su rival, hace una entrada demoledora, derribando a nuestro judoka que consigue dar la vuelta y ponerse boca abajo antes de llegar al suelo, el árbitro  concede un yuko al contrincante dejando fuera de la final al de Chinchilla.

Todavía le quedaba la repesca y traerse para casa una medalla de bronce, después de hablar con los técnicos y olvidarse del combate anterior, por la cabeza de Ernesto solo había un pensamiento, el pódium, quería esa medalla a toda costa, salió con decisión y sin darle un solo segundo de respiro a su rival, atacaba y movía a su contrincante como de si de un muñeco se tratase, consigue derribarlo y ponerse por delante en el marcador, pero Ernesto quería más, quería ganar por Ippon y no iba a cesar en su pensamiento hasta lograrlo. Después de uno de los mates (parada), el atarfeño, agarra a su rival y realiza una secuencia que deja inmóvil a su rival consiguiendo derribarlo con su tokui wazza (técnica favorita) casi perfecta, que le da la máxima puntuación y gana su ansiado metal.

La valoración del equipo técnico a pie de tatami es muy buena, pues los chicos han realizado un torneo excelente aunque los resultados no hayan acompañado, es el primer test y el más difícil por la cantidad de rivales inscritos, 500 en ambas categorías, queda mucha temporada para corregir pequeños detalles y así poder alcanzar el objetivo final, el campeonato de España.

En pocas semanas estos espartanos, volverán a la carga, esta vez mucho más cerca, Punta Umbría donde el 19 de noviembre se celebra el ranking andaluz, primera prueba puntuable de la comunidad. 

redaccion@granadaenjuego.com

 

Comentarios:

No existen comentarios para esta publicación

Deja un comentario