USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR
 
Inicio | Quienes somos | Contacta | Mapa del portal | Subscripción RSS Subscripción RSS
 
 

ONCE INICIAL

Mal asunto ilusionarse con este equipo

 
Jaime Lucena | 17 de febrero de 2017

Jaime Lucena (GRJ)

Los aficionados del Granada CF somos algo pardillos, no hay ninguna duda. Cuando los nuestros cumplen mínimamente en un partido, nos crecemos, pensamos que ya han cambiado, que les han visto las orejas al lobo, que están concienciados, que entienden el atolladero en el que nos han metido, que están comprometidos, que la actitud ya no se negocia. Pues no, a la siguiente otro ridículo, otra actitud vergonzosa, otra bajada a los infiernos, otra vuelta a empezar.

Después de ilusionarnos tras el partido frente a Las Palmas, vino el batacazo, el ridículo frente al Eibar. Nos superaron en todo, en juego, en posicionamiento, en calidad, en intensidad, en determinación, en profesionalidad. No parecía un Eibar – Granada CF, parecía un Bayern – Coslada , esperando que los jugadores del Coslada no se molesten por compararles con los nuestros. ¿Cuántas cosas hemos hecho tan mal para que el Eibar sea infinitamente mejor equipo que nosotros?. Infinitamente mejor en todo, que quede claro.

Del partido no se salva nada ni nadie, y por supuesto tampoco Lucas. En Ipurúa los centros laterales locales son vitales, y más en el flanco de Pedro León. Poner a Cuenca ( no tengo nada en contra suya, todo lo contrario ) tapando dicho flanco no parece lo más correcto, y más teniendo a Héctor, que si está convocado se entiende que está apto.  Y para rematar, Kravets en banda. No juego a toro pasado, cuando escuché la alineación me sorprendió, pero cuando empezó el partido y vi la situación, comprendí que era un error de bulto del técnico. No entiendo nada. Pones a un 9 puro en banda, y a tu mejor banda, Carcela, lo dejas en el banquillo. Entiendo que Mendilibar le debe un café a Lucas por tamaño favor.

Aparte de Lucas, y en mi modesta opinión salvando a Malle que bastante tiene con intentarlo, a Kravets que hizo lo que pudo en un sitio que claramente no es el suyo, y a Ramos, que si le llegan tres melones en todo el partido, poco puede hacer, del resto mejor no hablar. Para que hablar nuevamente de la debilidad irritante de la defensa, de la nulidad creativa de los centrocampistas,  de la falta de presión colectiva,  de perder absolutamente todos los duelos individuales, de verse arrollados en todas y cada una de las líneas del campo por el rival. Y la oportunidad tras la derrota del Leganés era muy bonita. Pero ni por esas.

No hubo partido y no se compitió dignamente, y ya son muchas, y técnico y jugadores estuvieron para suspenderles de empleo y sueldo. ¿Y el viernes?. Pues muy claro, si estos señores le ponen actitud y ganas, pues podremos soñar, y si estos señores deciden arrastrarse por el campo, pues otro ridículo nos espera. Que tengamos que estar pendientes de si estos tipos le ponen interés o no al asunto, es para salir con el filial y morir con la cabeza alta.

En definitiva, el objetivo sigue ahí, al alcance de la mano, pero como parece que unas veces, las pocas, quieren, y otras veces, las muchas, no quieren, pues pensar en la salvación parece una quimera más que otra cosa. Si no hay mucha calidad, y no hay determinación, así nos va.

Me gustaría seguir escribiendo, exponer lo que siento, explicar la humillación que uno sufre cuando ve a los suyos arrollados por el rival por falta de orgullo y de actitud, pero para expresar esos sentimientos quizás utilizase palabras y calificativos gruesos contra estos malos profesionales, por lo menos hasta el momento, y la verdad no creo que merezca la pena.

Solamente el baloncesto nos alegró el fin de semana con una nueva victoria que les aúpa a lo alto de la clasificación, mientras el filial no pudo continuar con la excelente racha de resultados como locales, empatando frente a un Melilla llamado a estar en los puestos de ascenso.      

jlucena@granadaenjuego.com


 

Comentarios:

No existen comentarios para esta publicación

Deja un comentario