USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR
 
Inicio | Quienes somos | Contacta | Mapa del portal | Subscripción RSS Subscripción RSS
 
 

ONCE INICIAL

Otra decepción fuera nos saca del play off

 
Jaime Lucena | 18 de enero de 2018

Jaime Lucena (GRJ)

Después de todo lo hablado por el técnico y jugadores esta semana pasada, no pensé sinceramente que perderíamos en Albacete, y lo que es peor, no pensé que lo hiciésemos frente a un rival tan pobre, y aún peor, no pensé perder frente a un flojo rival con un juego pobrísimo por parte de los nuestros.

El partido se puede resumir así. Flojo rival nos mete el primer gol de chiste tras varios rebotes en nuestra área. Muy poquito más habían hecho, casi menos nosotros. Fin de la primera parte. Al comenzar empatamos de falta directa, y al minuto siguiente a balón parado nos meten el segundo. Con toda la segunda mitad por jugar, ante el asombro y el regocijo rival nos ponemos a colgar balones frontales que son una bicoca para los centrales rivales. En 30 minutos solamente una ocasión nuestra de Ramos casi al finalizar el partido. Se pierde ante un flojo rival que tira media vez a puerta, haciendo los nuestros un flojísimo partido con solamente dos oportunidades en 90 minutos. Para llorar. Nuestros partidos de fuera van de mal en peor.

Es un problema el constatar que lo que hacemos fuera se ha convertido en una tendencia. No somos capaces de ganar ante ningún tipo de rival, ante rivales fuertes como el Cádiz, flojos como el Albacete o Cultural, o muy flojos como el Reus. O perdemos o empatamos, pero lo de ganar queda muy lejano, y eso para un equipo que quiere ascender de manera directa es gravísimo. Es evidente que así no llegamos al primer objetivo, el ascenso directo, pero tampoco al segundo del play off, y no es criticar por criticar, es constatar un echo objetivo. Así no nos da seguro.

El equipo no muestra la solidez defensiva de antes, y los goles recibidos en Vallecas, Cádiz y Albacete son una muestra. Cada uno peor que el otro. El centro del campo no funciona, y menos cuando Montoro no está. Que en 30 minutos no hagamos otra cosa que colgar balones dice poco de los constructores del juego. Sin Machis en ataque no somos nada, y la pólvora que todos pensábamos, yo el primero, que teníamos con Ramos, Josélu y Manaj se ha transformado en nada, en jugadores inocuos, sin peligro ni chispa. Fuera de casa nada parece funcionar, ni los jugadores ni el técnico, que no encuentra soluciones a los problemas. Insistir con Espinosa en banda izquierda parece que no es buena idea. Oltra o no lo ve, o no quiere ver a Puertas.

En definitiva, malos tiempos para los nuestros, donde más que un problema de actitud es un problema de estar superados, de no saber como afrontar las adversidades que te plantea un partido. No me vale que no fuésemos peores que el Rayo, Reus, Albacete o Cádiz, perdimos por errores groseros nuestros, tanto en campo contrario como en campo propio. O espabilamos ya o en un par de semanas de malos resultados las buenas palabras dejaran paso a los nervios, y hay estará ya todo perdido. De jugar mal fuera a hacerlo en casa hay solamente un paso.

Y el viernes el Zaragoza. O se gana o se gana. Si no conseguimos la victoria no me cabe duda de que el equipo habrá entrado en una crisis profunda, y quizás tengamos que dejar de mirar hacia arriba de la clasificación mucho antes de tiempo. De momento nos mantiene vivos el buen papel en casa. Si no podemos con el Zaragoza la situación tornará a muy peligrosa, si no lo es ya, estando a 9 y 8 puntos respectivamente del ascenso directo. Demasiados puntos.

El filial consiguió la victoria, lo que le mantiene cerca de los puestos de liguilla, y los chicos del baloncesto ganaron frente al colista en otro partido muy complicado, ganado solamente en los últimos instantes, lo que constata que para subir directamente van a tener que sudar y mucho. Hay equipo, el fichaje de Maodo parece un acierto, y solamente falta que los jugadores entiendan la dificultad de todos los partidos, y no salgan en algunos de ellos relajados como si pensasen que el mismo está ganado casi antes de empezar.

jlucena@granadaenjuego.com


 

Comentarios:

No existen comentarios para esta publicación

Deja un comentario