USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR
 
Inicio | Quienes somos | Contacta | Mapa del portal | Subscripción RSS Subscripción RSS
 
 

ONCE INICIAL

Se desangran por la misma herida

 
Jaime Lucena | 1 de febrero de 2018

Jaime Lucena (GRJ)

A uno, sin darse cuenta le afloran sus colores, su amor incondicional por su equipo de fútbol, en una palabra, su “forofismo”. Yo estaba convencido de la victoria de los nuestros en Barcelona, no me cabía ninguna duda. Típico “forofismo” de manual. Si el equipo fuera de casa es un lamento, si las individualidades no aparecen, y si el técnico no varía un libreto que le está dejando fuera del play off, ¿por qué iban a ganar los nuestros en el Mini Estadi? Lo dicho, cuando uno quiere tanto a su equipo no ve la realidad, los hechos, los números.

El Granada CF volvió a perder fuera de casa, como tantas veces, y lo hizo como tantas veces, no siendo inferior al rival, pero siendo tierno en defensa y absolutamente plano e inocuo en ataque. Al igual que en Albacete los nuestros no llegaban al área rival, tenían la pelota, la movían, la controlaban, pero sin ocasiones ante la portería rival. Así no vamos a ningún sitio, es una realidad. No tiramos a puerta, no tenemos ocasiones, y el rival nos hace gol siempre. Lo del balón parado ya es de psiquiatra. Un equipo juvenil nos haría gol a balón parado seguro.

Es un problema de equipo, que no sabe como afrontar las adversidades, de técnico, ya que Oltra parece no tiene ni idea de como revertir esta sangría fuera de casa y es un problema de jugadores, evidentemente. Varas no parece estar en su mejor momento al igual que Víctor Díaz, el centro de la defensa, formado por Chico y Saunier que hace unas semanas parecía de primera división, ahora hace aguas, siendo una verbena en la defensa del balón parado, el centro del campo ahora es solamente la pelea de Kunde, y las bandas son inexistentes, con un Pedro que no genera y un Machis que, tras su lesión, lógicamente, no es ni la sombra de lo que el equipo necesita. Arriba Joselu se diluye y Ramos pasa inadvertido. Lo dicho, es un problema colectivo e individual que no creo que resuelvan los fichajes de Hjulsager y de Agra, aunque está claro que ayudar van a ayudar. El Celta ficha bien, y seguro que el danés ayudará. Agra es una incógnita.

Ahora vienen dos partidos en casa seguidos, frente a Tenerife y Valladolid, dos equipos que van por detrás nuestro, pero con calidad suficiente para darnos un susto. Y es que uno teme que los gravísimos problemas del equipo fuera de su estadio se pueden trasladar a Los Cármenes en cualquier momento, ¿por qué no? Y otra cosa, solamente vale sacar los 6 puntos en los próximos dos partidos, si no, ya no solamente el ascenso directo, el cual parece a día de hoy una quimera, sino el acceso al play off quedaría en entredicho. Y lo último, aunque no me guste, ya que no es más que reconocer que el equipo no va, si no se consiguen los 6 puntos el puesto de Oltra lógicamente quedaría en entredicho, ya que los números no mienten, y estos dicen que estaríamos muy lejos de los objetivos marcados.  Mal momento el de los nuestros.   

El filial volvió a ganar de nuevo, con lo cual tiene los mismos puntos que el cuarto clasificado, es decir, casi en puestos de liguilla de ascenso, y por fin debutó Caio Emerson, jugador sobre el cual se tienen muy altas expectativas. Nos siguen dando alegrias.

Pero la alegría nos la dio el baloncesto. Tras un partido malísimo, con errores continuos en ambos equipos, con porcentajes de acierto en el tiro de psiquiatra, pero eso sí, con ambientazo en las gradas y con mucha tensión, al final los nuestros se llevaron el título de campeones de Copa, que además de servirles para tener el factor cancha en todas las hipotéticas eliminatorias de liguilla, les debería de servir de acicate y de gasolina para lograr el verdadero objetivo, que no es otro que el ascenso directo de la categoría. El objetivo esta al alcance, y deben concienciarse de ello. Son buenos, muy buenos, pero deben de luchar todos los partidos sin excepción. Ningún partido se gana sin bajarse del autobús, también deben de saberlo.

Enhorabuena al equipo y a la afición, que demostró que Granada es una ciudad de baloncesto.      

jlucena@granadaenjuego.com


 

Comentarios:

No existen comentarios para esta publicación

Deja un comentario