USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR
 
Inicio | Quienes somos | Contacta | Mapa del portal | Subscripción RSS Subscripción RSS
 
 

ONCE INICIAL

Luces en el césped, sombras en los despachos

 
Jaime Lucena | 6 de septiembre de 2018

Jaime Lucena (GRJ)

Ganó el Granada al Osasuna y ganó bien, merecido, siendo superiores y dejando buen sabor de boca a una sufrida afición cansada y desencantada tras un frustrante cierre de mercado.

Y es que llueve sobre mojado. La nueva propiedad cogió a un equipo en Primera División, hoy esta en Segunda y no es uno de los favoritos para el ascenso. El retroceso ha sido claro y evidente. Pero esto, siendo malo, no es lo peor. Lo peor es asistir a los incumplimientos por parte de la Presidencia, y a observar como una gerencia muy bien remunerada no es capaz de sobreponerse a temas como el límite salarial siendo incapaces de resolver dicha situación.

Entiendo perfectamente el límite salarial, esto no va de que un jeque rico o un chino millonario pongan dinero en el club y se cree un super equipo, esto no funciona así. El gasto de un club debe de ir en función de sus ingresos, esta montado así, y así debe de ser. Tampoco es culpa de ellos el dinero retenido por el asunto Tin Angulo ni la deuda que mantiene con el club el Kazan por el fichaje de Rochina. No, no son culpables de ello. Pero si lo son de la deuda que tiene con el club el anterior sponsor, también lo son de no haber encontrado otros ingresos llamados atípicos, y sí que lo son, con el presidente a la cabeza, de no haber encontrado un sponsor para esta temporada, un presidente que asegura tener contactos a alto nivel, contactos que parecen ciertos por otra parte. No se entiende bajo ningún concepto dicha falta de sponsor, siendo esto además de un nuevo incumplimiento de la presidencia, un factor determinante para la deficiente construcción de la plantilla. No dan la sensación de acertar, y eso cansa y preocupa.

Y es una plantilla deficiente no por los jugadores que hay, sino por los que no hay, tanto por los que salieron como por los que no vinieron. Que jugadores como por ejemplo Baena y sobre todo Josélu deban de salir del equipo por la puerta de atrás y a empujones por la falta de dinero es una lástima fruto de una mala gestión, y que no se haya podido traer a un central (que por ejemplo Albentosa acabe cedido en el Tarragona a coste cero llama mucho la atención) y a un delantero, ambas posiciones reclamadas por el técnico antes del cierre del mercado, dice muy poco de la gestión en los despachos. La afición anda desilusionada, y a pesar del buen ambiente en las gradas, aunque es muy triste no ver una grada de animación, esa desilusión y cabreo se puede ver sin ninguna duda en el número de socios, escaso para una ciudad como Granada. 

Porque seamos claros, los jugadores que componen la plantilla no son malos ni mucho menos, pero, a pesar del gran trabajo que está realizando del equipo técnico, el mismo esta cogido con alfileres. De central esta jugando un lateral derecho, quizás porque el técnico no ve preparados ni a Martínez ni a Vázquez, no hay un media punta específico, aunque es verdad que hay varios jugadores que se pueden acoplar a dicho puesto, y solamente hay dos puntas claros, y uno de ellos, Ramos, propenso a las lesiones. El equipo está funcionando, pero da la impresión de que como se resfríe a modo de lesiones, probablemente se coja una pulmonía de época. Es evidente que no es una plantilla redonda, y no parece que la única razón haya sido el límite salarial. No es una plantilla equilibrada y eso no es un problema de dinero solamente, hay otros factores.

Lo dicho, a pesar de todo el equipo gano y convenció, dando la impresión de saber a que juega, con una solidez defensiva que asombra viendo que la línea defensiva al completo ya estaba el curso pasado, y con unos jugadores de vanguardia que destilan clase y por ahora trabajo, mucho trabajo. Es un equipo trabajado, compacto, atento y solidario. Si a eso le añades el buen partido de gente tan importante como Montoro, Vadillo o Ramos, pues eso, que a pesar de las limitaciones hay mimbres para soñar, siempre que no se lesione nadie.

Por otra parte, el filial perdió ante otro gran equipo de la categoría como es el UCAM en un partido muy cerrado y con pocas ocasiones. Esto acaba de empezar e ilusión hay, y mucha.

jlucena@granadaenjuego.com


 

Comentarios:

No existen comentarios para esta publicación

Deja un comentario