USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR
 
Inicio | Quienes somos | Contacta | Mapa del portal | Subscripción RSS Subscripción RSS
 
 

ONCE INICIAL

Sin reproches, pero sin obviar la realidad

 
Jaime Lucena | 28 de noviembre de 2018

Jaime Lucena (GRJ)

El Granada perdió su primer partido en casa frente a un buen Sporting, que venía tras una mala dinámica y con cambio de entrenador. Al igual que frente al Numancia o Las Palmas, el resultado pudo ser mejor, pero al final queda que los últimos tres partidos se han saldado con 2 puntos de 9 posibles. No creo que haya una crisis, lo que si hay es un bajón en el juego. Y lo peor es que quizás la reacción deba de esperar una semana más, ya que el próximo partido es en Málaga, frente a un dubitativo equipo local, pero que en casa cuenta los partidos por victorias.

El partido en líneas generales no fue bueno por nuestra parte, siendo superados por el rival al comienzo de la primera parte donde recibimos el gol, igualando el mismo hasta el descanso, saliendo fuertes y mereciendo el empate al comienzo de la segunda, bajando el nivel y permitiendo que el rival pudiese sentenciar el partido, empatando el mismo en las postrimerías del mismo, y recibiendo el golpe del gol de la derrota en el tiempo de descuento.

Se perdió entiendo que, de forma injusta, pero es cierto, repito, que no fue un buen partido de los nuestros. Además, el partido nos trajo algunas realidades. Estamos encajando goles fácilmente, olvidándonos de la solidez defensiva que nos caracterizaba. Un jugador tan eficaz como Víctor Díaz ha cometido dos errores consecutivos que nos han costado goles. A Montoro le falta frescura, y el equipo lo nota y mucho. Pero no tiene sustituto, y este como este, debe de jugar. Las medias puntas, que era lo mejor del equipo y de la categoría andan en un bache, y ninguno anda en su mejor momento. También hay notas positivas, como el nuevo gol de Ramos, importante que coja una racha, así como el esfuerzo y la actitud de los nuestros, que fue premiada con una ovación por la afición al finalizar el partido a pesar de la derrota. Justo premio.

Otro punto fue la actuación arbitral. Me niego a creer en contubernios que quieren nuestro hundimiento y cosas semejantes, y creo más en errores humanos y en árbitros muy malos. Un error humano fue conceder el gol de Rubén Castro en fuera de juego la anterior jornada. Un árbitro malo es lo sufrido frente al Sporting, donde más allá del gol anulado a Ramos por un fuera de juego muy justo, y ya van más de uno, se dedico a desquiciar a los nuestros con un rasero muy diferente al aplicado al rival, y donde la guinda fue la falta cobrada en contra que dio paso al gol de la victoria rival. Pero más allá de todo ello, una reflexión. Uno que ha jugado al fútbol sabe en que en ocasiones es muy difícil contenerse ante los malos árbitros, pero uno nunca ha sido profesional, y los jugadores del Granada lo son, y con muy buenas nóminas, entiendo. Estos deben de saber que los malos árbitros además suelen ser vengativos y rencorosos, y ante las protestas actúan con más rigor en contra del equipo que protesta. Esto es así, y algunos jugadores del Granada es cierto que son muy vehementes en la protesta, y deben de reflexionar o que el técnico les ayude en dicha reflexión. Perdimos el partido, y además Alex Martínez puede perderse algún partido por sus protestas, sin haber recambio para su puesto en el equipo por la lesión de Adri. Deberían olvidarse de los arbitrajes y centrarse.

Por lo tanto, nada de alarmas encendidas, el equipo tiene calidad y una gran actitud, y seguro qué el técnico incidirá sobre aquellos aspectos a mejorar. Pero también lo negativo es que por la cortedad de la plantilla no podrá plantearse muchos cambios de hombres. Quizás Montoro, Vadillo y Fede Vico necesitasen un descanso, pero hay lo que hay. Aún con todo, estoy seguro qué los nuestro pueden ganar en Málaga, no sería ninguna sorpresa, como tampoco lo sería la derrota. Se enfrentan dos grandes equipos, aunque es verdad que no en su mejor momento, y cualquier cosa puede pasar. Confío mucho en los nuestros, nada ha cambiado.

Por otra parte, el Recreativo empato en casa poniendo de manifiesto que no andan en buen momento. Quizás la mejor noticia fue el gol de Caio Emerson, apuesta de futuro del equipo y que podría ser a corto plazo un elemento para tener en cuenta en la primera plantilla.

Para finalizar, en una doble jornada de baloncesto, cruz en Huesca y cara en casa frente al Coruña. En Huesca se perdió un partido que se tenía ganado a 4 minutos del final, y tras dos prórrogas, con un equipo obcecado en el triple, 39 intentos, para un pírrico 23% de acierto, siendo el equipo de peor porcentaje en el triple de la categoría. SI tenemos uno de los mejores juegos interiores del campeonato, pero abusamos del triple, estando negados, alguien tiene que corregirlo. Frente al Coruña el porcentaje de aciertos tanto en tiro de dos y de tres mejoro, y nuestros interiores volvieron a marcar las diferencias. Tenemos un buen equipo de gente honesta y luchadora. Si no abusamos tanto de una suerte, el triple, que no es lo nuestro y focalizamos nuestros esfuerzos en la defensa, en el juego interior, y por supuesto en la amenaza exterior pero de forma más realista, estoy seguro que no irá mucho mejor. Lo estamos haciendo muy bien, pero da rabia ver como se insiste de manera desproporcionada en una suerte que hasta el momento nos está dando la espalada.

jlucena@granadaenjuego.com



 

Comentarios:

No existen comentarios para esta publicación

Deja un comentario