USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR
 
Inicio | Quienes somos | Contacta | Mapa del portal | Subscripción RSS Subscripción RSS
 
 

Los héroes del ascenso

Tras lograr el objetivo de la temporada, llega el momento de valorar las actuaciones individuales en el Coviran Granada

 
Roberto Castillo | 16 de abril de 2018

Jugadores, cuerpo técnico, directivos y familiares celebran el ascenso en Pamplona (FERMÍN RODRÍGUEZ)

¡Covirán Granada es de Oro! Por fin se logra el ansiado regreso al baloncesto profesional, tras un periplo desde las categorías regionales iniciado hace ya 6 años y que culminaba anoche en Pamplona. Si la temporada a nivel global se puede calificar de sobresaliente, tras el ascenso y la consecución de la Copa Plata, ahí van las calificaciones de los integrantes del equipo, uno a uno:

-Eloy Almazán. NOTABLE. Llegó con la vitola de jugador con dilatada experiencia en categorías superiores y no defraudó. Desde el primer momento fue uno de los líderes del vestuario y aportó en todas las facetas del juego. Puntos, rebotes, defensa y entrega, además de un triple decisivo en el último partido que puso rúbrica al ascenso.

-Carlos Corts. BIEN. Asumió su papel de base suplente, aunque coincidió en muchos momentos con Carlinhos en pista. Progresó notoriamente en su juego de ataque, con un tiro cada vez más eficaz y peligroso. Con algunas actuaciones destacadas como la de Morón, su temporada ha sido satisfactoria.

- Alejandro Bortolussi. NOTABLE. Otro de los líderes del equipo por su experiencia, fue de menos a más en la temporada, asumiendo responsabilidades y aportando a ambos lados de la cancha en los momentos importantes.

- Germán Martínez. APROBADO. Quizá se esperaba algo más de rendimiento por parte de la perla de la cantera granadina, si bien es cierto que por momentos dejó gotas de su excelente tiro exterior, su buena defensa y su capacidad para adaptarse al puesto de base. La amplia rotación exterior del equipo le impidió tener más minutos.

- Manu Rodríguez. BIEN. Lastrado por problemas físicos durante gran parte de la temporada, no se pudo desempeñar con todo el brillo que habría deseado. No obstante, fue importante en momentos clave de la temporada y debe de ser una de las piezas importantes del proyecto en su regreso a LEB Oro.

- Devin Wright. SOBRESALIENTE. Tras un inicio dubitativo, se erigió en el mejor pivot de la categoría, dominando a su antojo a ambos lados de la pista. Contundente, enérgico y resolutivo, fue uno de los puntales del equipo y una de las claves de su éxito global, que se resume en dos palabras: trabajo y constancia.

- Alo Marín. BIEN. Acostumbrado a ser referente en Morón, le costó algo de trabajo al gaditano adaptarse a un rol más secundario, pero supo siempre aportar cosas para el bien común del equipo. Para el recuerdo quedará su actuación estelar frente a La Roda en la final de la Copa Plata.

- Ferrán Torres. NOTABLE. A pesar de las lesiones, supo dar minutos de calidad al juego interior de la segunda unidad del equipo, aportando intensidad defensiva, rebote y un gran juego de pies. Jugador fundamental por su labor oscura.

- Maodo Nguirane. BIEN. No es sencillo llegar a un equipo ya hecho con la temporada iniciada y rendir desde el primer instante, y el senegalés fue capaz de hacerlo. Aportando constancia, trabajo y demostrando ser un gran compañero, conectó con la grada para lograr apoyo en los momentos complicados.

- David Iriarte. APROBADO. No fue la temporada soñada por el balear. Con actuaciones erráticas por momentos, le costó encontrar su sitio en el equipo, aunque siempre mostró una buena actitud y fue capaz de anotar tiros clave en algunos encuentros. Con unas condiciones privilegiadas para el baloncesto, seguirá mejorando con trabajo.

- Carlos de Cobos. SOBRESALIENTE. Demostró un año más que es un base de otra categoría, por juego y físico. Dominando los partidos a su antojo, anotó, defendió, asistió y, lo más importante, comandó al equipo hasta el ascenso, siendo líder dentro y fuera de la pista. Sensacional temporada de un jugador que retorna a donde le corresponde.

-Alberto Pérez y Esteban Vigo. S/C. Papel testimonial de ambos canteranos que paliaron las lesiones en momentos puntuales de la temporada.

- Pablo Pin. NOTABLE. Finalmente ha sido capaz de guiar al éxito al equipo, sabiendo aunar y sacar partido a la mejor plantilla de la categoría. Deberá seguir progresando como técnico para afrontar con garantías los retos que se presenten en categoría superior.

- Afición. MATRÍCULA DE HONOR. Sin duda alguna el mayor activo del equipo. Capaces de poblar las gradas del Palacio de los Deportes cada jornada por encima de los 3000 espectadores, con picos por encima de los 5.000 en varias ocasiones, lo cual es algo excepcional para la categoría. Granada tenía hambre de baloncesto y ahora podrá degustar de nuevo el baloncesto que nunca debió dejar de tener sobre la mesa. ¡Felicidades, afición!

@RCastilloS


 

Comentarios:

No existen comentarios para esta publicación

Deja un comentario