Imprimir esta noticia
Crónicas

Covirán Granada cae ante el líder, 63-70

Los nazaríes acusaron el mal arranque en un choque que se decidió en el aspecto físico

Roberto Castillo / Granada | 28 de diciembre de 2019
Diego Kapelan intenta irse de su defensor (FERMÍN RODRÍGUEZ)
Diego Kapelan intenta irse de su defensor (FERMÍN RODRÍGUEZ)

Covirán Granada cayó derrotado ante un Carramimbre Valladolid que acreditó su condición de líder de la categoría, valiéndose de una rotación amplia y de calidad. Los de Pablo Pin acusaron su mal primer cuarto en el tiro, pero dieron la cara y disputaron el partido hasta los últimos 2 minutos, donde Valladolid mostró un mayor acierto y se llevó el gato al agua.

El choque comenzó con un parcial 0-5 favorable a los visitantes, con un Covirán errático en el tiro, fallando lanzamientos una y otra vez. El ritmo pausado y los errores de ambas escuadras propiciaban un pírrico marcador de tan solo 4-5 a final de 3.30 para la conclusión del cuarto. Un arreón pucelano los colocaba en franqueza, forzando a Pin a parar el choque en búsqueda de un remedio para el bloqueo ofensivo del equipo. Sin encontrarlo finalizaron los primeros 10 minutos con 8-17 en el marcador.

El segundo periodo continuó por los mismos derroteros, con un Valladolid que, sin hacer gran cosa, manejaba rentas cómodas gracias al mal partido de los locales, que no se encontraban cómodos ni en el perímetro ni en la pintura. Los triples, hasta entonces, errados, comenzaron a aflorar en el conjunto visitante, alcanzando los 14 tantos de ventaja. No obstante, Carlos Corts, a la postre el mejor jugador granadino de la tarde, trató de arreglar el desaguisado con buenas acciones ofensivas. Con 27-35 se llegó al descanso.

Tras la lluvia de peluches del intermedio se produjo un leve chaparrón de puntos favorable a los locales, que apretaban el marcador, pero nuevamente eran los vallisoletanos los que, apretando en su defensa interior (inmensa la presencia de Aboubacar) colocaban de nuevo la diferencia por encima de los 10 puntos con un parcial favorable de 0-7. A mediados del periodo la defensa y el coraje de los nazaríes subieron varios puntos, tratando de equiparar con casta la diferencia en otros aspectos técnicos, y de la mano de la buena dirección de Carlos Corts consiguieron dejar la distancia a tan solo 4 puntos, 45-49, que pudieron ser 2 si Watson no hubiese fallado bajo canasta una bandeja sobre la bocina.

El último y definitivo periodo hizo creer en la victoria a la afición local, que se enganchaba al partido con los triples de Pardina y Corts y gracias a los cuales Covirán se colocaba por primera vez arriba en el marcador. Desde el banquillo pucelano se buscaban soluciones al vendaval rojinegro y no se encontraban, aumentando la renta local. No obstante, un parcial 0-8 de la mano de unos inspirados Bartley y de la Fuente propiciaba que los visitantes recuperasen el mando. En los últimos minutos los jugadores locales trataron de equiparar el marcador, pero dos acciones positivas de los mencionados Bartley y de la Fuente sumaban 6 tantos consecutivos para los suyos, colocándolos 9 arriba a menos de 1 minuto para el final y certificando la victoria visitante.

COVIRÁN GRANADA 63: Alejandro Bortolussi 2, Joan Pardina 7, Carlos de Cobos 3, Sergio Olmos 2 y Diego Kapelan 10  – quinteto inicial – Carlos Corts 17, Josep Pérez 0,  Manu Rodríguez 3, Guille Rubio 10, David Iriarte 2, Earl Watson 7.

CARRAMIMBRE VALLADOLID 70: Toms Leimanis 0, Niksha Federico 8, Seydou Aboubacar 8, Sergio de la Fuente 10 y Frank Bartley 17 - quinteto inicial - Kimbal Mackenzie 7, Michael Torres 6, Guim Expósito 0, Daniel Astilleros 0, Thomas Granado 8, Jubril Adekoya 6.

ÁRBITROS: Zafra, Uruñuela y Peláez. Eliminaron al visitante Aboubacar por 5 faltas personales.

PARCIALES : 8-17, 19-18, 18-14, 18-21.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la decimoquinta jornada de LEB Oro disputado en el Palacio Municipal de Deportes de Granada ante 4292 espectadores.

@rcastillos