Imprimir esta noticia
Opinión

ONCE INICIAL

En Barcelona se compitió, y muy bien

Jaime Lucena | 22 de enero de 2020
Jaime Lucena (GRJ)
Jaime Lucena (GRJ)

Perdió nuestro equipo frente al todo poderoso Barcelona por un pírrico gol marcado como no, por ese genio del fútbol que es Messi, y perdimos compitiendo, como siempre, en un partido diferente a todos los jugados hasta ahora, pero compitiendo muy bien, al fin y al cabo.

El Barcelona se hizo dueño del balón, quizás aún más de lo esperado, pero los nuestros se defendieron de maravilla, basados en una presión alta que hacia que el rival tocase y tocase, pero sin profundidad. De hecho, hasta el gol en el minuto 75, él Barcelona como oportunidades solamente tuvo un par de faltas directas al borde del área ejecutadas por Messi que siempre son un peligro, otro disparo del argentino que rozó el poste, un acercamiento de Ansu Fati y un par de disparos sin peligro de Vidal. Nada más. Nosotros aún menos, pero con más peligro, ya que en la primera parte solamente tuvimos un disparo desviado de Carlos Fernández, y en la segunda otro de Eteki que se encontró con el palo de Ter Stegen, lo cual fue una verdadera lástima. Estuvimos cerca de conseguir un punto, pero una decisión cobarde del árbitro (ya nos la lio en Bilbao), expulsando injustamente (todo lo hablado y escrito por la prensa deportiva a nivel nacional así lo atestiguan de forma unánime) a Germán por doble amarilla lo impidió. Quizás sin esa expulsión también hubiese llegado el gol rival, o quizás no, nunca se sabrá. 

Lo cierto es que la expulsión de German, una pérdida inocente de un frio Puertas, y una gran jugada culminada por Messi acabaron con las esperanzas de los nuestros, incapaces de llegar al área contraria en lo que restaba de tiempo reglamentario, lo cual era normal con uno menos.

Al mal resultado hay que añadirle las bajas de Germán y de Carlos Fernández para el próximo partido frente al Sevilla, ambos por sanción, lo cual es una muy mala noticia para una plantilla tan corta tras las lesiones y baja de Adrián Ramos, y con partido copero entre semana, del cual solamente espero pasar de ronda sin lesionados.

Esto nos trae a colación el hablar del mercado de invierno, al cual debe de acudir nuestro equipo sin ningún género de dudas, y deben de venir más futbolistas además de la ya conocida de Foulquier, excepto que Vico y Neyder Lozano estén a punto de reaparecer, cosa que dudo. El trabajo realizado en la composición de la plantilla hasta ahora por nuestros dirigentes es de matrícula de honor, y por eso espero altas que vengan a ayudar al equipo, pero uno se desespera un poco cuando ve que jugadores que podían habernos venido fenomenal como son Pozo, Pombo, Rafa Mir o Guidetti se van a otros equipos. Los equipos de abajo como Mallorca, Celta y sobre todo Español se están reforzando mucho y bien. No debemos quedarnos atrás.

Por lo tanto, los nuestros nos siguen demostrando su compromiso y lo bien trabajados que están, hay partido de copa intersemanal que ojalá se resuelva a favor y sobre todo sin lesionados, y visita complicadísima a Sevilla, a la espera de los necesarios refuerzos.

Por otra parte, excelente noticia la del Recreativo que consiguió ganar en San Fernando con la participación directa y fundamental de dos de los nuevos fichajes. Ahora viene otro partido trascendental ante el Talavera, ya que de ganarlo les igualaríamos en la tabla.

Y para finalizar baloncesto, donde últimamente no hay más que malas noticias. Se perdió frente al Delteco Guipúzcoa en otro partido que demuestra que los nuestros andan rematadamente mal, donde nos pusimos 19 puntos arriba, pero donde los locales nos remontaron 20 puntos en la segunda mitad. El equipo tiene un gran problema a nivel mental, y es que cuando se vieron arriba les entro el miedo a ganar y el pánico a perder, síntomas de equipo pequeño y sin experiencia, lo cual, si ves nuestra plantilla, terminas por no entender nada.

A dos buenos primeros cuartos (las tres faltas seguidas de Olmos son para sancionarle) le siguieron otros dos nefastos, donde solamente Guille Rubio parecía estar, y donde el resto, desaparecieron como azucarillos en agua, y donde el técnico tampoco estuvo acertado, y es que, en el tercer cuarto, y bajo mi humilde opinión, cuando el rival nos estaba arrollando dejó demasiados minutos en el banco al mencionado Rubio y a Cobos, cuando Corts, es verdad que como el resto, no daba una a derechas. Y Pérez sin jugar ni un solo minuto. El técnico tampoco anda fino, es un hecho objetivo, tanto desastre también es responsabilidad suya.

Y es que no hay otra, hay que mirar hacia abajo y olvidarnos de premios mayores, hay que intentar ganar ya, que jugadores y técnico se dejen de declaraciones vacías entre semana y que se comporten como verdaderos profesionales que son, dejando los miedos en el vestuario. Saber, saben jugar, pero lo de saber ganar en estos momentos se pone en duda.

Es cierto que tanto técnico como jugadores se han ganado un crédito por lo hecho y bien en el pasado, pero o cambia drásticamente la situación deportiva, o estos mismos jugadores y técnico nos seguirán dando decepciones tras decepciones, y quien sabe sino algo peor.

jlucena@granadaenjuego.com