USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR
 
Inicio | Quienes somos | Contacta | Mapa del portal | Subscripción RSS Subscripción RSS
TERCERA DIVISIÓN | Sánchez Frías, exentrenador del CD Alhaurino, a un paso de firmar como preparador del Agroisa Huétor Tájar para la próxima temporada        
 
 

Covirán Granada cae por la mínima en el quinto partido frente a Iberojet Palma, 76-75

Los nazaríes lucharon hasta el último segundo pero no estarán en la Final Four de Bilbao
 
ROBERTO CASTILLO | 23 de mayo de 2019

Bortolussi intenta anotar en la pintura (SANDRA ALMAZÁN / PHOTOGRAPHERS SPORTS)
No pudo ser. Covirán Granada puso punto y final a su primera temporada en LEB Oro entregando hasta la última gota de sudor en la pista. Su rival, el económicamente superior Iberojet Palma, tuvo que apurar hasta la última posesión del 5º partido para hacerse con la victoria en la serie, con una decisión polémica y un rasero ostensiblemente diferente a la hora de señalizar infracciones. 

El partido comenzó con un parcial de 7-0 favorable a los locales, que parecían querer solventar el choque por la vía rápida. Llevados en volandas por un público que llenó el Palacio de los Deportes de Son Moix, Guerra y Bivià, la pareja estelar de los baleares, percutían continuamente el aro granadino. A ellos se sumó la estrella invitada, Raven Barber, algo desdibujado en el resto de la serie pero que hoy fue clave para el triunfo mallorquín. Pero Covirán no iba a vender barata su derrota y gracias al trabajo defensivo y el acierto exterior lograban alcanzar e incluso superar a los locales en el marcador, de la mano de un gran David Iriarte, que jugaba en su casa. Las alternancias en el marcador dejaron en un apretado 22-22 el final del primer cuarto.

Un parcial de 0-5 de salida favorable a Covirán daba alas a las esperanzas nazaríes, pero un bajón en el juego, en parte debido al dominio del rebote por parte de Palma, hacía que de nuevo el resultado se igualase. Los parciales y las rachas se sucedían, dejando ver otro de los factores claves de la serie, el cansancio, pues ninguno de los dos conjuntos se mostraba fresco ni con claridad de ideas suficiente. Al descanso se llegó con empate a 37.

Tras la reanudación la figura de Alex Hernández desde el perímetro comenzó a decantar la balanza para los locales. Primero 4 y después 8 tantos de ventaja consiguieron amasar los de Félix Alonso, cimentados en un buen acierto exterior y, sobre todo, en segundas y terceras oportunidades tras rebote ofensivo, quizá el mayor debe en el saldo nazarí en el día de hoy. No obstante, Covirán no perdía la cara al choque y solamente se iba 4 puntos abajo, 58-54 para encarar los últimos 10 minutos.

El trabajo en ambos aros de Devin Wright comenzó a dar sus frutos y Granada se reenganchó definitivamente al partido. Los locales manejaban la distancia y comandaban siempre el electrónico. Los parciales se sucedían y los minutos se iban agotando. Un excelente triple de Boris Barac, fichaje clave en el mes de Febrero, denotando el poderío económico del club balear, colocaba a los locales 5 arriba a tan solo 2 minutos y medio para el final. La 5ª falta señalada a Fran Guerra era un hálito de esperanza para Covirán, que incluso dispuso de 2 triples para empatar el partido y tratar de forzar la prórroga con 76-73 y menos de 30 segundos por jugarse, pero tan solo fueron capaces de anotar de 2 puntos de la mano de Guille Rubio. Con 4 segundos por jugarse los colegiados se tragaron el silbato y no señalaron unos clarísimos 5 segundos al equipo local, infracción que sí fue adjudicada a Josep Pérez con anterioridad, lo que daba la posibilidad a Palma de sellar su triunfo y lograr el billete para la Final Four de Bilbao. Covirán Granada finalizaba de esta manera una temporada exitosa y se marchaba de estos playoff con la cabeza bien alta, tras haber competido contra todos los elementos en su contra con la dignidad y profesionalidad que viene caracterizando a un proyecto que poco a poco va cogiendo color de grandes aspiraciones.

IBEROJET PALMA 76: Fran Guerra 8, Joan Bivià 8, Marcus Gilbert 7, Boris Barac , Alex Hernández 17 - quinteto inicial - Joan Tomàs 3, Gabriel Serra 0, Erik Quintela 8, Raven Barber 16, Fede Ucles 2.

COVIRÁN GRANADA 75: Manu Rodríguez 14, Guille Rubio 10, Joan Pardina 3, David Iriarte 13 y Carlos de Cobos 3 – quinteto inicial – Eloy Almazán 0, Carlos Corts 0, Alejandro Bortolussi 10,  Xabi Oroz 2, Josep Pérez 7, Devin Wright 13, Sergio Olmos 2.

ÁRBITROS: Zafra, Vázquez y Muñoz. Eliminaron al local Guerra por 5 faltas personales.

PARCIALES: 22-22, 15-15, 21-17, 18-21

INCIDENCIAS: Partido correspondiente al quinto partido de la primera ronda de Playoff de Ascenso a ACB disputado en el Palacio Municipal de Deportes Son Moix de Palma ante 5000 espectadores. 

@rcastillos


 

Comentarios:

No existen comentarios para esta publicación

Deja un comentario