USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR
 
Inicio | Quienes somos | Contacta | Mapa del portal | Subscripción RSS Subscripción RSS
 
 

TRIBUNA ROJIBLANCA

Sectarismo

 
Manuel Albendín | 13 de marzo de 2019

Manuel Albendín (GRJ)

Granada y Almería se enfrentarán el próximo domingo en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo en lo que se espera que sea un gran espectáculo de fútbol, que puedan disfrutar las aficiones de ambas escuadras. Hasta ahí todo perfecto si no fuera por lo que viene ocurriendo en el ámbito extradeportivo en las últimas horas.

Tengo que empezar expresando que no comparto, si bien obviamente respeto, que la UD Almería no desee que se den cita más de mil aficionados del Granada CF en las gradas de su estadio el próximo domingo. Igualmente entiendo que se pongan todas las medidas de seguridad a disposición del buen orden para garantizar la disputa  en buena lid del partido de Liga 123 que jugarán Granada y Almería.

Ahora bien, solicitar el DNI en las taquillas de la instalación olímpica para verificar la residencia y/o lugar de nacimiento de quien pretenda adquirir una localidad, con la intención de que ciudadanos de Granada no puedan acceder a los ‘Juegos del Mediterráneo’, es algo que no solo es esperpéntico sino que tampoco recuerdo que haya ocurrido jamás.

Así que, parece otra obviedad tener que calificar el comportamiento de los responsables del dispositivo de seguridad designados para este encuentro de sectario. Pareciera que hubiésemos retrocedido en nuestra sociedad entre cuatro y cinco décadas, o más, todo para la disputa de un partido de fútbol.

Dice el artículo 14 de la Constitución de 1978 que “los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”. Se conoce que para los señores que organizan tan magnífico evento que tendrá lugar el próximo fin de semana, no.

Y aclaro, el sectarismo es la intolerancia, la discriminación o el odio que surgen de dar importancia a las diferencias percibidas entre diferentes grupos sociales, políticos o religiosos, o entre las subdivisiones dentro de un grupo, como las diferentes manifestaciones de una misma religión o las facciones de un movimiento político.

Sería deseable que lo antes posible se restablezca la normalidad y que las hinchadas de Almería y Granada disfruten del espectáculo que les brinden sus respectivos equipos con deportividad y, sobre todo, insisto y repito, con normalidad.

@MAlbendin



 

Comentarios:

No existen comentarios para esta publicación

Deja un comentario