USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR
 
Inicio | Quienes somos | Contacta | Mapa del portal | Subscripción RSS Subscripción RSS
 
 

Sexta derrota consecutiva del Recreativo, 0-1

El Jumilla ahondó en la herida de los nazaríes y con un solitario tanto en la primera mitad fue capaz de doblegar a un conjunto que lo intentó tras la reanudación pero que acusa una enorme seguía goleadora
 
F. ESPIGARES / GRANADA | 27 de enero de 2019

El Recreativo sigue en caída libre (@CANTERANAZARÍ)
El filial del Granada parece empeñado en querer darle mucha emoción a su travesía en esta segunda vuelta. Los rojiblancos, que prácticamente dispusieron de todo su plantel, incluido Juancho, que bajaba al filial tras su no convocatoria con el primer equipo, no pudieron perforar por cuarto partido consecutivo la meta de su rival, un Jumilla que venía en la zona templada de la tabla y que parecía propicio para revertir la imagen y la situación. Al final ni una cosa ni otra. Los locales encajaron por séptimo partido consecutivo, en una buena primera mitad de los jumillanos, y no pudieron poner en aprietos a los murcianos, a pesar del empuje de la segunda mitad, más por decisión visitante que por acoso granadino. Los datos no engañan. La defensa en blanda y cuando el rival exige casi siempre consigue hacer gol. Y la línea atacante, juegue quien juegue, manifiesta una seguía goleadora preocupante. Un gol en los últimos seis partidos tras jugar con equipos de todas las zonas de la tabla dan para preocuparse. Más aún cuando el precipicio del descenso cada vez se halla más cerca y la caída parece no tener frenos. 

El Jumilla salió sin complejos y quiso sembrar de dudas al filial nazarí nada más comenzar el partido, sabedor del mal momento actual de su rival. Manolo, en la primera llegada murciana, enviaba la bola junto al poste en una clara declaración de intenciones. Los rojiblancos pudieron frenar el ímpetu visitante durante algunos minutos, pero no tenían claro como pisar el área para generar peligro sobre el marco de Simón. El cuadro blanquiazul aprovechaba cada acercamiento del que disponía y una falta botada desde la parte derecha del área por Manolo casi termina en el fondo de la red si Lejárraga no llega a intervenir con una estirada milagrosa. No había noticias ofensivas de los locales, por lo que el Jumilla continuo con su presión y verticalidad. A la tercera llegó la vencida y tras perder el esférico Juancho en línea de tres cuartos ante Migue Marín, este puso un servicio al área donde Leak ganó la posición a su par para rematar a meta y anotar el primer tanto del encuentro. El gol descompuso aún más si cabe a los pupilos de Pedro Morilla, que volvieron a conceder jugadas de peligro a los jumillanos, que explotaban su estrategia de colgar balones al área a las mil maravillas. En uno de estos centros, Peque cazó el cuero en el área de meta y solo la parada de Lejárraga evitó que los visitantes aumentaran su ventaja. Los ánimos se calmaron en las filas murcianas y la presión comenzó a imponerla el cuadro granadino, pero esto no se tradujo en llegadas claras para intentar igualar la contienda antes del descanso en unos minutos finales de primer acto bien controlados por el Jumilla. 

Con la reanudación el decorado no se vió alterado. La consigna rojiblanca era presionar y tratar de llevar el peso del choque. Sin embargo las ocasiones no llegaban. Los jumillanos se sentían cómodos sobre el terreno de juego y no necesitaban el balón para intimidar a su rival y mantenerlo alejado de su portería. Ante tal circunstancia, solo una ocasión a balón parado o disparo lejano podía romper la telaraña tejida por el cuadro blanquiazul. Andrés García lo probó desde muy lejos y aunque la bola no encajó entre los tres palos, al menos se fue muy cerca de la cruceta. Solo fue una raya en el agua, ya que el Jumilla se cerró muy atrás y no quería salir prodigandose demasiado en ataque, lo que provocaba que los locales movieran la bola muy lejos de la meta visitante. Ni siquiera los cambios ofensivos introducidos desde el banquillo surtieron efecto para derribar el muro de su oponente, que incluso pudo cerrar el choque con un remate de Edu Luna tras conectar un centro medido al área. El Recreativo apretó y en los minutos finales una combinación entre Carlos Neva, Jean Carlos y Yael lo remató este último en la corona del área aunque ligeramente desviado. El Jumilla supo aguantar bien hasta el final y consiguió una victoria que lo aleja aún más de la zona baja y le da opciones de alcanzar la parte alta. Todo lo contrario para un conjunto granadino que sigue viendo como se acerca más al abismo de la zona de descenso. 

RECREATIVO GRANADA: Lejárraga 3, Antonio Marín 1, Carlos Neva 2, Fran Serrano 1, Héctor 1 (Ontiveros 1, m.56), Yael 1, Adri Rivas 1 (Jean Carlos 1, m.78), Andrés García 1, Rubén Sánchez 1, Juancho 1 y Caio 1(Víctor Morillo 1, m.64). 

FC JUMILLA: Simón 2, Mario Marín 3, Migue Marín 2, Edu Luna 2, Leak 3, Manolo 3, Peque 2, Manu Miquel 2, Carlos Álvarez 2 (Diego Sánchez 2, m.82), Ming Yang 2 (Gregori sc, m.88) y Óscar Rico 2 (Bouba 1, m.71). 

GOLES: 0-1, m.23: Leak. 

ÁRBITRO: Del Río Lozano, del colegio extremeño. Amonestó a los locales Héctor y Fran Serrano, así como al visitante Mario Marín. 

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la vigésimo segunda jornada de liga en el grupo IV de Segunda División B, disputado en la Ciudad Deportiva del Granada CF ante unos 400 espectadores. 

espigares@granadaenjuego.com 
 

Comentarios:

No existen comentarios para esta publicación

Deja un comentario

SEGUNDA DIVISIÓN B (Grupo IV)