Quiero y no puedo en Eibar, 2-0

El Granada vuelve a salir derrotado ante el Eibar, a pesar del esfuerzo realizado en un campo casi impracticable. Luis Suárez erró dos ocasiones claras justo antes del segundo gol de Bryan Gil, quien completó un partidazo con doblete incluido

Fran Calvo  |  3 de enero de 2021
Primer mano a mano de los dos que dispuso Luis Suárez antes del segundo tanto del Eibar (PEPE VILLOSLADA / GCF)
Primer mano a mano de los dos que dispuso Luis Suárez antes del segundo tanto del Eibar (PEPE VILLOSLADA / GCF)

Se plantaba el Granada CF en `Ipurúa´, donde el frío recibía a los de Diego Martínez en su primer partido de 2021 y el primer reto que tendría nada más comenzar el nuevo año, ya que nunca había logrado vencer a su rival de esta tarde. Las visitas al Eibar se habían contado en las últimas campañas por goleadas en contra, por lo que la misión de sacar algo positivo de tierras guipuzcoanas se presentaba aún con más complejidad si se atendía a lo ocurrido en ocasiones anteriores. Sin embargo, por todos es sabido que este equipo se crece ante las adversidades, y el objetivo de volver a tierras nazaríes con 27 puntos, a sólo dos de la Champions y con un compromiso menos que el Villarreal, cuarto, primaba por encima de las estadísticas.

Pero, con todo ello, en esta ocasión se medían el mejor Granada de la historia con el peor local de toda LaLiga. La dificultad de sacar puntos de `Ipurúa´, el feudo más pequeño de la máxima categoría, parecía haber cambiado de dinámica con la ausencia del público, por lo que, a priori, el cuadro granadinista estaba ante la mejor oportunidad posible para poner fin a esa racha contra un equipo hasta el momento invencible para él.

Diego Martínez decidió contar con el mismo once que remontó al Valencia en la última jornada, a excepción de los sancionados Foulquier y Duarte, quienes fueron sustituidos por Quini y Vallejo, tal y como se podía suponer. Incluso, también como era previsto, repitió el 4-4-2 como esquema. Finalmente, no hubo descanso para Soldado y el valenciano siguió en el ataque rojiblanco, quedándose Jorge Molina en el banquillo, a pesar de su gol frente al conjunto che.

PopFm Granada

Así, la alineación titular que el gallego empleó sobre el verde de `Ipurúa´ estuvo formada por Rui Silva en puerta; Quini, Vallejo, Germán y Neva en defensa; un doble pivote con Gonalons y Yangel Herrera en el centro del campo; Puertas y Kenedy en las bandas; y, la pareja ofensiva moldeada por Soldado y Luis Suárez.

Salió tan fuerte el Granada que apenas cumplido el minuto uno de juego gozó de su primera ocasión clara. Un centro desde la derecha de Quini fue rematado por Luis Suárez en el primer palo y la pelota se marchó muy cerca de la portería de Dimitrovic. La intensidad del arranque se tradujo en el bando rival en forma de tarjeta para Pape Diop a los tres minutos, después de una dura entrada que dejó renqueante a Luis Suárez.

Tampoco tardó en comprobarse que era muy difícil jugar el balón por el suelo debido al estado tan pesado del césped por la capa de agua que había acumulado después de las abundantes lluvias sobre el municipio guipuzcoano. Luis Suárez, que intentó varias galopadas, se vio afectado por esa situación. Precisamente, el de Santa Marta estuvo cerca de llegar a un centro muy peligroso de Soldado, pero Dimitrovic acabó haciéndose con el esférico.

A la media llegó el momento para el Eibar, que tuvo en la puntera de Kike García el primer tanto. Bryan Gil desequilibró muy bien por la banda izquierda, la puso al área y el remate a bocajarro del delantero manchego no entró por una gran manopla de Rui Silva y con la colaboración también del poste.

Poco más destacable ocurrió antes del paso por vestuarios, más allá de una jugada bastante polémica. Justo después de ver la amarilla Germán, Pape Diop cometió una falta sobre Luis Suárez, la cual cortaba un ataque visitante, pero Mateu Lahoz decidió no mostrarle la segunda al centrocampista armero. Una decisión rigurosa que, en caso de haber tenido un desenlace diferente, tampoco hubiera sido una barbaridad.

 
Yangel Herrera y Quini en una accin con Bryan Gil (LALIGA)
Yangel Herrera y Quini en una acción con Bryan Gil (LALIGA)

El primer acercamiento de la segunda parte para el bando nazarí llegó de manera inofensiva y a balón parado. Kenedy colgó la pelota, Gonalons peinó y Domitrovic atrapó sin complicaciones.

Más eficaz fue la réplica eibarresa, y con consecuencias drásticas para los intereses del Granada. Yangel Herrera derribó por detrás a Sergi Enrich dentro del área en la lucha por un centro y cometió un penalti innecesario que Mateu Lahoz no dudó en señalar. Apenas fue necesaria la ayuda del VAR para contrastar la acción. Aunque Rui Silva hizo un paradón a Edu Expósito, Bryan Gil estuvo más atento que el resto de futbolistas y cazó el rechace para abrir el luminoso.

A los diez minutos del tanto, y llegados al ecuador del segundo tiempo, Diego Martínez decidió hacer un triple cambio. Las sustituciones fueron hombre por hombre, ya que Eteki, Soro y Jorge Molina entraron en lugar de Gonalons, Kenedy y Soldado.

 Lo primero que hizo este último fue mandar un gran pase al hueco para Luis Suárez, que definió en el mano a mano, pero Dimitrovic estuvo muy acertado para salvar a su equipo del empate. Seguidamente, Suárez volvió a disponer de otro uno contra uno con el mismo resultado, encontrándose a un Dimitrovic enorme.

Y, de la igualada a uno al 2-0 en cuestión de segundos. Cuando saltaba la noticia de que Víctor Díaz regresaba a un terreno de juego tres meses después, Bryan Gil se encargó de amargar la vuelta del capitán rojiblanco. El extremo gaditano sacó un latigazo desde la frontal del área y el balón entró ajustadísimo al palo de Rui Silva, que no pudo hacer nada para evitar el segundo. Con más tierra de por medio y ya tan sólo un cuarto de hora por delante, la maldición del Eibar seguiría haciéndose latente sobre el Granada.

Incluso el meta portugués evitó el tercero en un mano a mano con el recién ingresado Muto, un castigo que ya hubiera sido demasiado excesivo. Y es que, ni el triunfo del Eibar resultaba lo más justo visto lo visto sobre el campo, porque no hubo muchas fases en las que el conjunto armero superara en juego e intensidad a los de Diego Martínez.

Por mucho que la situación de uno y otro equipo invitaba a pensar en el fin de la mala dinámica frente al Eibar, la realidad fue otra bien distinta. Incluso sin merecerlo, el Granada volvió a salir derrotado de `Ipurúa´ ante un rival inexpugnable para los nazaríes, que se le resiste temporada tras temporada.

La primera victoria armera como local de la presente campaña ha llegado a costa de un equipo que lo intentó, pero que no tuvo el acierto que sí se vio en el área contraria. Las circunstancias que envolvieron al encuentro tampoco fueron las mejores. La bestia negra del Granada en Primera no se llama Real Madrid ni Barcelona, sino Eibar.

SD EIBAR Dimitrovic; Álex Pozo, Paulo Oliveira, Pedro Bigas, Rafa Soares; Pape Diop, Edu Expósito, Takashi Inui (Arbilla, 67´), Bryan Gil; Kike García (Sergio Álvarez, 89´) y Sergi Enrich (Muto, 75´).

GRANADA CF Rui Silva; Quini, Jesús Vallejo, Germán Sánchez, Carlos Neva (Víctor Díaz, 75´); Gonalons (Yan Eteki, 65´), Yangel Herrera, Antonio Puertas, Kenedy (Alberto Soro, 65´); Soldado (Jorge Molina, 65´) y Luis Suárez.

GOLES 1-0 Bryal Gil (min. 54); 2-0 Bryan Gil (min. 75).

ÁRBITRO Mateu Lahoz, Antonio (Comité valenciano). Amonestó a los locales Pape Diop y Edu Expósito, y al visitante Germán Sánchez.

INCIDENCIAS Partido correspondiente a la décimo séptima jornada de LaLiga Santander disputado en el Estadio Municipal de `Ipurúa´ (Eibar) a puerta cerrada para el público, debido a las medidas de seguridad por el COVID-19.

@Francalvo1996

francalvo@granadaenjuego.com

 
Noticias relacionadas
27/06/2022 | Fran Calvo

Su discurso, que aprendió a moderar, le sentenció casi desde el inicio y, pese a cuajar un buen final de 2021, la racha de nueve encuentros sin vencer fue insostenible

27/06/2022 | Fran Calvo

El Granada 2022/23 comenzará el trabajo en siete días. De momento, cambios en la cúpula, un fichaje y la renovación de Aitor Karanka, además de diversas salidas

PRIMERA DIVISIÓN