Y volvió a crecerse en la adversidad, 2-1

El Granada sumó su primer triunfo de la segunda vuelta gracias a un tanto de Puertas a falta de diez minutos. Los rojiblancos ejercieron un trabajo de superación brutal ante la nula disponibilidad de jugadores con la que contaban para este encuentro

Fran Calvo / GRANADA  |  28 de febrero de 2021
Domingos Quina volvió a ver puerta con otro golazo por segunda jornada consecutiva (JOSÉ M. BALDOMERO)
Domingos Quina volvió a ver puerta con otro golazo por segunda jornada consecutiva (JOSÉ M. BALDOMERO)

Un encuentro de muchas circunstancias el que afrontaba hoy el Granada frente a un viejo conocido, el Elche. Aquel rival que tanta emotividad provoca en los fieles rojiblancos y que llegaba al `Nuevo Los Cármenes´ como penúltimo clasificado, con Fran Escribá prácticamente estrenándose en el banquillo franjiverde. Desde la previa, ya era sabido que la cita de hoy no iba a desarrollarse en las condiciones más normales posibles, sobre todo por el peaje que hubo que pagar con la histórica clasificación en Nápoles. Las bajas iban a ser un hándicap a superar por parte de los de Diego Martínez y una causa de superación para intentar cosechar el primer triunfo de la segunda vuelta.

Pese a la poca disponibilidad, el once del técnico gallego acabó siendo bastante “vistoso” y con un notable nivel para competir al máximo nivel en LaLiga Santander. Otra cosa era mirar a un banquillo despoblado de miembros de la primera plantilla y donde los jugadores del filial Sergio Barcia, Torrente, Isma Ruiz y Aranda eran las principales novedades. A destacar entre los titulares que Adrián Marín, uno de los que partían como fijo en el lateral izquierdo tras la lesión de Neva en Nápoles, esperó su oportunidad en el banquillo y Víctor Díaz fue el ocupante de dicha banda.

Con todo ello y con el 4-3-3 habitual, Diego puso en liza a Rui Silva en portería; Víctor Díaz, Duarte, Nehuén y Foulquier en defensa; Eteki, Yangel Herrera y Domingos Quina en la medular; Kenedy y Puertas por los costados, y Jorge Molina en punta de ataque. El tridente de la medular tuvo a Quina como hombre más adelantado, mientras que Yangel Herrera realizó tareas mucho más defensivas que en otras coasiones.

PopFm Granada

El encuentro comenzó feo, por un lado, y con “uy”, por otro. Una muy fea entrada por detrás de Mojica sobre Kenedy dejó al brasileño muy dolido sobre el césped. Una acción que, a ojos de Jaime Latre, no fue merecedora ni de amarilla. Sí señaló la falta, siendo Víctor Díaz el encargado de colgarla y su centro al segundo palo lo cabeceó Yangel Herrera por encima del larguero, aunque no faltó mucho para encontrar los tres palos.

Las ocasiones brillaron por su ausencia durante el desarrollo del primer tramo de partido. Con ambos equipos muy bien ordenados, tan sólo algún destello individual de Quina y el juego de Molina de espaldas hacían presagiar oportunidades que terminaron en nada. En el bando rival, la dureza de Lucas Boyé se saldaba constantemente sin sanción en cuanto a tarjetas, aunque no corrió la misma suerte Nehuén, primer amonestado tras una entrada, precisamente, sobre el delantero argentino.

Los detalles que Quina estaba mostrando auguraron lo mejor. Como ya ocurriera en Huesca, el refuerzo invernal sorprendió a todos con un golazo de bandera. Alcanzada ya la media hora, Domingos recibió la pelota en tres cuartos de campo, recortó, preparó el disparo y sacó un obús con la zurda imposible para la estirada de Edgar Badía. Estaba siendo el mejor sobre el campo y ese tanto, además de poner las cosas muy de cara para los rojiblancos, hizo ver que había revulsivo de garantáis frente al incesante ritmo de trabajo.

Sin embargo, la alegría apenas duró diez minutos, los que tardó el Elche en volver a poner las tablas en el marcador. Además, al filo del descanso, el momento donde más duele. Una pelota caída del cielo no fue capaz de cabecearla Nehuén Pérez, la dejó botar y Lucas Boyé estuvo más atento para interceptarla y hacer el empate con un disparo cruzado. Incluso Guido Carrillo, de cabeza, pudo agravar la situación al rematar en el segundo palo un centro de Tete Morente cuando se consumía el primer tiempo.

 
Pese a la estirada de Edgar Bada, el misil de Quina entr en la portera ilicitana (JOS M. BALDOMERO)
Pese a la estirada de Edgar Badía, el misil de Quina entró en la portería ilicitana (JOSÉ M. BALDOMERO)

Los compases iniciales del segundo acto no tuvieron un dominador claro. Ambos tuvieron algún tímido acercamiento, pero sin consecuencias a destacar. Un disparo lejano de Kenedy, que no encontró portería, y un remate de Lucas Boyé que blocó abajo Rui Silva fueron las llegadas más dignas de mencionar. Eteki también probó fortuna poco después con un inocente chut que atrapó Edgar Badía en dos tiempos.

Quina repitió el guion de Huesca. Abrió la lata con un chicharrazo, pero no pudo continuar sobre el terreno de juego cuando se cumplía la hora de encuentro y su recambio fue Fede Vico. El cordobés llevaba calentando en la banda prácticamente desde que arrancó el duelo, aunque era Kenedy el que estaba bajo lupa tras la entrada que recibió de Mojica.

Fue el catorce granadinista quien dispuso de la más clara hasta el momento. Previamente Yangel Herrera remató mordido tras una dejada atrás de Kenedy y tocar su disparo en un rival. La de Vico aconteció después de una gran juagada entre Puertas y él, recortó para buscar el espacio y Edgar Badía sacó una mano salvadora ante su chut con la puntera.

El paso de los minutos daba a entender que quizás ambos bandos se podían llegar a conformar incluso con el empate. Pero, a falta de diez minutos, emergió el Granada entre la tranquilidad. Foulquier puso un centro raso desde la derecha y Puertas se anticipó a su marcador para rematar a bocajarro. No perdonó el almeriense y puso en ventaja a los rojiblancos cuando restaban ya unos pocos minutos, los que debía aguantar el equipo si no quería echar por tierra la primera victoria liguera en un mes y medio.

Reaccionó al gol Diego desde el banquillo, y dio entrada a Adrián Marín y Soldado por Foulquier y Jorge Molina. Incluso pudo llegar acto seguido la sentencia, pero el cabezazo de Yangel Herrera ante la salida en falso de Edgar Badía se fue alto por muy poco. Los instantes finales se jugaron con Vallejo en el campo, quien sustituyó a Eteki, por lo que el zaragozano actuó de pivote en la medular.

Supo aguantar el Granada, jugar con los tiempos y celebrar su segunda alegría de la semana. No de la altura que la del jueves, pero vital para recuperar sensaciones muy positivas en LaLiga, donde no ganaba desde el pasado 12 de enero. Eso sí, el Elche pudo dejar más silenciado todavía el `Nuevo Los Cármenes´ en el último suspiro si Rui Silva no llega a sacar a bocajarro un remate de Dani Calvo en el segundo palo cuando el banquillo ilicitano ya celebraba el gol. Semana fantástica para el Granada y para el meta de Aguas Santas.

Un triunfo más importante de lo que parece, que sirve para volver a sumar de tres en el campeonato doméstico, dejar atrás una racha que se alargaba por un mes y medio y volver a gritar en LaLiga que “aquí está el Granada”. 33 puntos en la jornada 25 y la salvación prácticamente cerrada a falta de unos nueve o diez puntos más para hacerla segura. No pudo tener mejor colofón la semana más histórica del Granada. Además, un extra positivo añadido será que durante la siguiente no habrá que competir entre semana, algo que sin duda supondrá una toma de aire para los pupilos de Diego Martínez. Toca disfrutar, descansar y afrontar próximos retos sabiendo que esta prueba de fuego se ha superado con creces. En las adversidades que se hundan otros, porque este Granada no hace más que crecerse.

GRANADA CF Rui Silva; Foulquier (Adrián Marín, 82´), Domingos Duarte, Nehuén Pérez, Víctor Díaz; Yan Eteki (Jesús Vallejo, 88´), Yangel Herrera, Domingos Quina (Fede Vico, 61´); Kenedy, Antonio Puertas y Jorge Molina (Soldado, 82´).

ELCHE CF Edgar Badía; Barragán, Gonzalo Verdú, Dani Calvo, Mojica (Josema, 46´); Marcone, Raúl Guti, Tete Morente (Rigoni, 71´) (Pere Milla, 77´), Fidel (Nino, 82´); Lucas Boyé y Guido Carrillo (Víctor Rodríguez, 77´).

GOLES 1-0 Domingos Quina (min. 31); 1-1 Lucas Boyé (min. 40); 2-1 Antonio Puertas (min. 79).

ÁRBITRO Jaime Latre, Santiago (Comité aragonés). Amonestó a los locales Nehuén Pérez, Jorge Molina y Víctor Díaz, y a los visitantes Mojica y Josema.

INCIDENCIAS Partido correspondiente a la vigésimo quinta jornada de LaLiga Santander disputado en el Estadio Municipal `Nuevo Los Cármenes´ (Granada) puerta cerrada para el público debido a las medidas de seguridad por la situación sanitaria del COVID-19.

@Francalvo1996

francalvo@granadaenjuego.co

 
Noticias relacionadas
20/05/2022 | Fran Calvo

La afición, dispuesta a dejarse el alma y la garganta por llevar en volandas al Granada en busca de la permanencia el domingo frente al Espanyol

19/05/2022 | Fran Calvo

El Granada no conoce la derrota con el canario esta temporada en dos partidos. Iglesias Villanueva, en el VAR

PRIMERA DIVISIÓN