Sin brillo, pero unidos

CONTRACRÓNICA | El Granada, posiblemente, no mereció ganar ante el Alavés, pero la palabra equipo se personificó en los minutos finales y todo el estadio empujó el remate de Arias

Fran Calvo / GRANADA  |  5 de diciembre de 2021
Celebración del gol de Arias ante el Alavés, en el que de desató el júbilo (JOSÉ M. BALDOMERO)
Celebración del gol de Arias ante el Alavés, en el que de desató el júbilo (JOSÉ M. BALDOMERO)

El Granada, contra el Alavés, fue una piña. O, como Robert Moreno dijo en rueda de prensa, una “manada”. Todos juntos empujaron en el minuto 87 el remate de Arias bajo la portería de Pacheco, incluidos los más de 13.000 aficionados que ardieron en éxtasis cuando Alberola Rojas dio el pitido final. En el momento en que el colombiano tocó la pelota, pareció que el coliseo del Zaidín se venía abajo.

No fue, ni mucho menos, el mejor partido de la temporada. Puede ser que, incluso, tampoco lo mereció ganar por lo visto sobre el césped. Lo que sí hizo el Granada fue alargar la casta mostrada en San Mamés, donde, a base de resiliencia, el equipo nazarí sacó un puntazo. Y, con coraje, logró un triunfo de oro sobre el Alavés en un duelo que se afrontaba como una final. Teóricamente, el tanto en propia puerta de Abram a falta de diez minutos debía suponer un varapalo psicológico. Lo que sucedió poco después no fue precisamente eso.

La celebración del gol de Arias fue apoteósica. Claro símbolo de lo que había en juego. El lateral cafetero se quitaba un peso de encima después de superar una agonía en forma de lesión y arrancar la campaña con mal pie. Desde el banquillo, Milla, Aarón o Jorge Molina corrían como locos en su búsqueda. Detrás de ellos, un Dani Guindos desencajado que festejó el tanto como si hubiera “mamado” al Granada desde la época de Tercera.

PopFm Granada
 
Foto de familia del Granada en el vestuario al trmino del choque frente al Alavs (GCF)
Foto de familia del Granada en el vestuario al término del choque frente al Alavés (GCF)

No había cámaras en el palco de Robert Moreno, pero basta con dar rienda suelta a la imaginación. Se la jugaba el técnico, que volvía a ser pitado por algunos seguidores cuando se escuchó su nombre por la megafonía, por aquellos que, todavía, no se han puesto en la piel de un hombre que entra el primero a la Ciudad Deportiva y sale el último. Los resultados saldrán o no, pero, por trabajo, desde luego que no queda.

Otra maravillosa noticia que dejó el encuentro, además del triunfo, fue la vuelta de Luis Milla a la competición liguera. Soberbio partido hizo el madrileño, notándose su presencia desde el primer minuto. Afectó de sobremanera su falta a lo largo de este mes por la lesión sufrida en el ‘Ciutat de València’, y no tardó en demostrar por qué.

Ahora mismo, los futbolistas rojiblancos disfrutan de unos días de descanso antes de preparar la próxima batalla. Una nueva final. El próximo lunes, en Cádiz, volverá a verse las caras con un rival directísimo. Robert Moreno podrá recuperar efectivos y, los dos jugadores que salieron tocados frente al Alavés (Escudero y Puertas) no parecen presentar dolencias graves. Habrá que sufrir en el ‘Nuevo Mirandilla’. Pero, con todos juntos, será más fácil de sobrellevar y afrontar.

@Francalvo1996

francalvo@granadaenjuego.com

 
Noticias relacionadas
24/06/2022 | Fran Calvo

Etapa completamente testimonial del cántabro, con dos partidos y 24 minutos fue su balance como rojiblanco tras aterrizar en invierno

23/06/2022 | Fran Calvo

El conjunto rojiblanco arrancará LaLiga SmartBank en Ibiza y la cerrará en casa frente al Leganés

PRIMERA DIVISIÓN