El VAR se la lía al Granada

CONTRACRÓNICA | Los rojiblancos, en un partido donde merecieron más, terminaron perdiendo debido a las decisiones arbitrales

Darío Guerrero  |  23 de enero de 2024
@DarGueDia |   darioguerrero@granadaenjuego.com
Jugadores del Granada CF le protestan al árbitro (JOSÉ M. BALDOMERO)
Jugadores del Granada CF le protestan al árbitro (JOSÉ M. BALDOMERO)

Nueva noche en la oficina la que tuvo que aguantar el Granada este pasado lunes ante el Atlético de Madrid. Los pupilos de Alexander Medina, que regresaban al ‘Nuevo Los Cármenes’, vieron como dos decisiones arbitrales les privaron de conseguir unos puntos vitales para la permanencia.

El cuadro nazarí, que salió valiente desde el minuto uno a por el partido, alineó un 4-3-3 con Gumbau, Sergio Ruiz y Gonzalo Villar en la medular para frenar a un Atlético de Madrid que sudó sin balón y sufrió ante los locales. 

Le salió prácticamente redondo el plan de partido al ‘Cacique’ Medina. El Granada plasmó sobre el verde la idea de tener el balón, atrayendo a rivales hacía campo propio, para buscar en largo a Lucas Boyé junto con la profundidad de Bryan, logrando no sólo que los del Cholo no generasen peligro, sino que sufriesen y tuvieran que replegar líneas, favoreciendo que los rojiblancos ganasen campo con el balón jugado.  

 

Tras una primera parte muy buena, en la que el Granada rozó el sobresaliente y Gonzalo Villar volvió a ser diferencial en la salida de presión, dándole rigor al juego del equipo y evitando rifar balones con pelotazos, llegaron los mejores minutos del Atlético y con ello la polémica arbitral.

De nuevo, como ya se ha repetido en partidos como los de Valencia, Osasuna o Las Palmas, el VAR y el colegiado de campo, en el día de ayer Martinez Munuera, volvieron a perjudicar al Granada CF con dos decisiones de gran impacto en el partido que le impidieron a los nazaríes sumar puntos para su casillero.

En el minuto 54 llegó el primero de los dos despropósitos arbitrales que hicieron al ‘Nuevo Los Cármenes’ desatar de manera contundente su malestar y disconformidad con los árbitros. Morata, en una jugada por el costado diestro, remató un centro de Antoine Griezmann para hacer el 0-1. El gol, que en directo pareció ser válido, se revisó en una sala VOR que colocó el ángulo de cámara y las líneas de manera incorrecta, habilitando a un Álvaro Morata que realmente se encontraba por delante de Ignasi Miquel.

Tras el tanto en fuera de juego, que terminó siendo válido tras una larga comprobación desde la sala VOR en la que en ningún momento el árbitro tuvo que acudir al monitor para ver la jugada, el Granada tardó en rehacerse, pero lo consiguió, hilando buen fútbol y buscando el tanto de la igualada.

Con buen fútbol y estando merodeando, casi de manera constante, la meta defendida anoche por Oblak, el Granada vio como en el escaso descuento añadido por el árbitro, se le impedía la posibilidad de igualar desde los once metros. En un intento de Giménez por ceder el balón con la cabeza a su guardameta, el defensor colchonero remató de mala manera y estando el brazo muy despegado del cuerpo, prolongó su voluntario toque de balón con la mano impidiendo que Lucas Boyé pudiera llegar a la disputa de ese balón, otorgándole toda la ventaja a Oblak para que este atrapase el esférico.

Ni siquiera se molestó Martínez Munuera en chequear una acción, que fue reclamada por todo el mundo de manera atronadora, que perfectamente pudo cambiar el devenir del encuentro, teniéndose que conformar el Granada CF con una derrota pese a la mejoría que trae el equipo en una situación tan delicada como la que se encuentra.

Un criterio tan distinto en acciones similares a otras que han perjudicado al Granada, como el gol de Arezo en el 'Villamarín', que están privando al club rojiblanco de poder pelear en igualdad de condiciones por la salvación en Primera división.

 
 
Noticias relacionadas
18/06/2024 | Redacción

Tognozzi aún no ha perdido la esperanza de poder retener a ambos jugadores

LALIGA EA SPORT
Advertisement