Preocupación y fe a partes iguales

CONTRACRÓNICA | El Granada ha pasado de estar en su mejor momento de la temporada a encajar dos derrotas consecutivas dando una pésima imagen

Fran Calvo / GRANADA  |  24 de enero de 2022
El Granada encajó ante Osasuna su segunda derrota consecutiva (JOSÉ M. BALDOMERO)
El Granada encajó ante Osasuna su segunda derrota consecutiva (JOSÉ M. BALDOMERO)

Parece que ha pasado una eternidad desde que el Granada igualó su mejor racha de jornadas consecutivas sin perder en Primera División. Con siete, el equipo nazarí se colocó a la misma marca que su propio récord de la temporada 1968/69. Entre ellas, se jugó ante clubes como Atlético de Madrid y Barcelona. Los de Robert Moreno estaban, sin duda, en el momento más excelente del campeonato, haciendo olvidar, incluso, la desastrosa eliminación copera en Mancha Real.

La sensación actual, después de dos derrotas en cuatro días, se equipara para algunos a la vivida durante el tramo inicial del curso, cuando no salía absolutamente nada. Pero, lo cierto es que ese Granada que tan buen rendimiento dio e hizo historia es el mismo que hace tan solo unas semanas hacía vibrar a su afición con un hat trick de Jorge Molina al Mallorca, otro tanto épico del alcoyano al Atlético de Madrid, o un derechazo in extremis de Puertas frente al Barça.

Así bien lo dijo Robert Moreno en la rueda de prensa posterior a la derrota contra Osasuna. Los futbolistas no han cambiado y, a ciencia cierta, no merecen que ahora se les acribille a críticas. Tampoco al cuerpo técnico. Si hay un camino para refrendar la situación, ese es el de la unión. Tanto dentro como fuera del vestuario.

 

Sin embargo, la fe interna del equipo rojiblanco y la creencia de los seguidores en los suyos no resta la preocupación cosechada tras estas dos últimas derrotas en una semana gris. Lo de Getafe pudo ser un bache. Pero, lo de Osasuna en casa no puede aceptarse. En un duelo directo, con partidos contra Real Madrid, Real Sociedad y Villarreal en el horizonte, la actitud debe ser bien distinta.

 
Once inicial del Granada ante Osasuna (JOS M. BALDOMERO)
Once inicial del Granada ante Osasuna (JOSÉ M. BALDOMERO)

Nadie sabe lo que hubiera pasado si el mano a mano que Puertas tuvo ante Sergio Herrera se definiese de mejor forma. Fue el único despiste en la zaga de Osasuna en todo el partido y el almeriense no supo aprovecharlo. De haber entrado, seguramente era algo injusto para lo que se estaba viendo sobre el terreno de juego. Hasta con el 0-1, lo que se palpaba más cercano era el 0-2 en lugar del 1-1, como así acabó ocurriendo. El cuadro de Arrasate puso en entredicho las fragilidades defensivas en la zaga rojiblanca, que ya sobresalieron en el choque del ‘Coliseum’.

Las rotaciones tampoco dieron sus frutos. Fueron cuatro y ninguno de los hombres que entraban en el once con respecto al encuentro de Getafe acabaron el partido. Víctor Díaz y Escudero no rindieron al nivel esperado, tampoco Montoro. La grata sorpresa estuvo en Álex Collado, el más destacado de los rojiblancos cuando actuó de mediapunta y, además, coincidió con los mejores minutos del Granada. Robert le sustituyó en el descanso y, sin achacar lo sucedido después a ese cambio, la segunda mitad fue, sencillamente, un despropósito.

Que el descenso sigue estando a una distancia considerable, por méritos propios, es una realidad. Que el calendario post parón no acompaña, también lo es. Volverá el Granada a la competición dentro de catorce días visitando la cancha del líder, el Real Madrid. Trabajo y unión, o unión y trabajo, es lo que necesita el equipo estas dos semanas para intentar reengancharse al camino del éxito.

@Francalvo1996

francalvo@granadaenjuego.com

 
 
Noticias relacionadas
15/04/2024 | Jaime Lucena

En un partido donde muchos quizás realizaron su mejor partido de la temporada, Lucas Boye fue el mejor

15/04/2024 | Darío Guerrero

El futbolista rojiblanco recalcó que el equipo "está contento después de mucho intentarlo y merecerlo"

LALIGA EA SPORT
Advertisement