El Granada vuelve a tapar las penurias, 1-1

CRÓNICA | Un gol en el último suspiro de Jorge Molina le da al conjunto rojiblanco un merecido punto ante el colista, pero que no disipa las dudas y 'Los Cármenes' canta al unísono "Robert vete ya"

Fran Calvo / GRANADA  |  28 de octubre de 2021
El Granada salvó un punto in extremis en casa ante el Getafe gracias a un gol de Jorge Molina en el último suspiro (LALIGA)
El Granada salvó un punto in extremis en casa ante el Getafe gracias a un gol de Jorge Molina en el último suspiro (LALIGA)

En vísperas a Halloween, el Granada estuvo a punto de vivir una noche de auténtico horror en el ‘Nuevo Los Cármenes’. El Getafe, colista de la competición, hizo su partido y con un gol de Enes Ünal en la primera mitad estuvo a punto de llevarse los tres puntos del coliseo del Zaidín. Luis Suárez mandó a las nubes un penalti a falta de un cuarto de hora y no fue, otra vez, hasta el último suspiro cuando el equipo rojiblanco acabó arañando un punto gracias al tanto de Jorge Molina.

El Granada iba a afrontar, hasta ese momento, su partido más importante de la temporada. Dentro del descenso, enfrentarse a un colista que todavía no había ganado y, además, hacerlo como local debía obligar a los hombres de Robert Moreno a sacar la victoria. Los buenos resultados en estas dos jornadas atrás contra Sevilla y Osasuna habían impregnado al conjunto rojiblanco de una moral positiva añadida y quería volver a brindar a su afición un triunfo, como ya hiciera hace casi cuatro semanas en la última ocasión en la que plantilla y público se vieron las caras en el coliseo del Zaidín.

Moreno afrontaba el choque con dos ausencias muy destacadas. A la de Domingos Duarte se unió Maxime Gonalons por la lesión en el bíceps femoral que sufrió en ‘El Sadar’. Eteki e Isma Ruiz también se encuentran en la enfermería, por lo que el centro del campo nazarí estaba y estará, durante algún tiempo, bajo mínimos. El técnico decidió utilizar de inicio a sus únicos tres futbolistas disponibles en esa zona. Milla, Monchu y Montoro fueron titulares y conformaron la medular rojiblanca, aunque con el valenciano más adelantado que sus otros dos compañeros, casi como pareja atacante de Luis Suárez.

 
Gusto del Sur

Monchu y Montoro eran dos de las tres variaciones que el preparador catalán hizo con respecto al encuentro de Pamplona. La otra fue Sergio Escudero, que ocupó el lugar de Carlos Neva en el lateral izquierdo. Con todo ello, el once rojiblanco para enfrentarse al Getafe estuvo formado por Luís Maximiano en puerta; Quini, Víctor Díaz, Luis Abram y Escudero en la zaga; Milla y Monchu en el doble pivote, con Montoro un paso por delante; Rochina y Machís por los costados y Luis Suárez arriba.

Por su parte, Quique Sánchez Flores, que también llegaba a la cita con bastantes ausencias, no varió mucho de lo que se preveía. Lo más destacado fue ver al ex granadinista Nyom en el lateral diestro, lo que hizo adelantar su posición a Damián Suárez. El uruguayo, acostumbrado a dar mucha guerra atrás, ejerció las labores de extremo y tuvo que vérselas con otro hombre muy experimentado, Escudero.

Le costó entrar al partido al Granada, que agradeció la poca contundencia del Getafe en tres cuartos de campo. Al igual que ocurrió frente al Betis, el cuadro nazarí quiso ser fiel a la idea de sacar la pelota jugada desde la misma portería y a punto estuvo de costarle un disgusto ese planteamiento. Afortunadamente, si el plantel visitante era el menos goleador de la categoría quedó demostrado por qué.

Fue a partir del cuarto de hora cuando el Granada pareció despertar. Gozó de la primera oportunidad peligrosa del choque con un remate a bocajarro de Montoro tras un pase atrás de Escudero que se marchó arriba. Seguidamente, Rochina probó desde su posición favorita, sin encontrar los tres palos. Y, Milla, también desde fuera del área, mandó rozando la escuadra un potente chut que volvió a provocar el “uy” en la grada del ‘Nuevo Los Cármenes’.

El paso de los minutos apaciguó de nuevo los empujes rojiblancos y el encuentro se tornó en una dinámica sosa y sin ocasiones. Esa fue la tónica constante hasta que, a falta de diez minutos para el descanso, el Getafe abrió el marcador en su primera llegada peligrosa. Un envío largo a balón parado lo tocó con la cabeza Cabaco y Enes Ünal, completamente solo en el punto de penalti tras ganarle la espalda a Víctor Díaz, hizo el primer tanto azulón a bocajarro.

Justo tras la reanudación tuvo el Granada el empate en un centro de Quini que cabeceó demasiado cruzado Luis Suárez cuando la hinchada ya celebraba el tanto. Las intenciones de unos y otros se iban a ver desde el principio de la segunda parte. Y es que, si ya antes del tanto azulón el Getafe había intentado aguantar el empate, con la ventaja en el electrónico esa resistencia iba a ser todavía más mayúscula. Además, teniendo en frente a un equipo con una posesión tan estéril y una alta fragilidad defensiva como el nazarí, las oportunidades a la contra podían ser aún más peligrosas.

Robert Moreno no esperó a la hora para realizar sus primeras sustituciones. Sacó del terreno de juego a Quini y Montoro por Puertas y Jorge Molina, respectivamente. El Granada pasaba a jugar, de esta forma, con un 4-4-2 muy claro. Sin embargo, lejos de mejorar el rendimiento del equipo, el fútbol local escaseó, algo que también estuvo influido por los continuos parones de los futbolistas azulones para perder tiempo.

A falta de un cuarto de hora le llegó la mejor oportunidad posible que se puede tener en un partido de fútbol al Granada. Cordero Vega, tras revisar en el monitor del VAR, señaló penalti a favor de los locales por una mano de Arambarri. El público ya saboreaba el empate cuando Luis Suárez mandó su lanzamiento a Sierra Nevada.

Si el bando local no había sido capaz de marcar ni de penalti, parecía que tampoco lo iba a hacer en los poco más de diez minutos que restaron para el final del partido. Apenas volvió a inquietar la portería de David Soria un frustrado Granada. Finalmente, tras un alargue de siete minutos, apareció Jorge Molina a la salida de un córner para marcar ante su ex equipo y permitir que el conjunto rojiblanco no perdiese en su casa contra el colista. Un gol muy celebrado que no tapa todas las dudas que existen en torno al modelo de juego, con la música de fondo "Robert vete ya" aun habiendo logrado el empate. 

GRANADA CF Luís Maximiano; Quini (Antonio Puertas, 57´), Víctor Díaz, Luis Abram, Sergio Escudero; Luis Milla, Monchu (Soro, 79´); Rubén Rochina, Montoro (Jorge Molina, 57´), Darwin Machís (Bacca, 79´); y Luis Suárez.

GETAFE CF David Soria; Nyom, Mitrovic, Cabaco (David Timor, 68´), Jorge Cuenca; Maksimovic, Arambarri, Damián Suárez (Juan Iglesias, 86´), Aleñá (Florentino, 68´); Darío Poveda (Jaime Mata, 79´) y Enes Ünal (Jonathan Silva, 86´).

GOLES 0-1 Enes Ünal (min. 36); 1-1 Jorge Molina (min. 97).

ÁRBITRO Cordero Vega, Adrián (Comité cántabro). Amonestó al local Montoro, y a los visitantes Nyom, Maksimovic, Enes Ünal y David Soria.

INCIDENCIAS Partido correspondiente a la undécima jornada de LaLiga Santander disputado en el Estadio Municipal ‘Nuevo Los Cármenes’ (Granada) ante algo más de 13.000 espectadores.

@Francalvo1996

francalvo@granadaenjuego.com

 
Noticias relacionadas
03/02/2023 | Fran Calvo / GRANADA

El técnico rojiblanco, aun así, afirma que intentará "sacar el máximo rendimiento individual y colectivo a todos"

03/02/2023 | Fran Calvo / GRANADA

Neva y los tres fichajes entrenan con normalidad y apuntan a entrar en la convocatoria

LIGA SMARTBANK