Un asunto de meigas, 1-0

CRÓNICA | El golazo de Loureiro, la expulsión de Miguel Rubio antes del descanso y la escasa profundidad sentencian al Granada en Lugo

Fran Calvo  |  17 de diciembre de 2022  |  @Francalvo1996  |  francalvo@granadaenjuego.com
Víctor Díaz pugna un balón con un rival en el partido frente al Lugo (LALIGA)
Víctor Díaz pugna un balón con un rival en el partido frente al Lugo (LALIGA)

El Granada CF cerró un annus horribilis a domicilio con una nueva oportunidad desperdiciada de terminar de una vez con ese maleficio que azota las mentes rojiblancas cada vez que toca viajar lejos del ‘Nuevo Los Cármenes’. En Lugo vivió una muestra más del cúmulo de aspectos negativos que le están sentenciado a domicilio. Nula eficacia de cara a la portería rival, mala fortuna en ocasiones y mala toma de decisiones en otra, y falta de ideas en todo el campo. La expulsión de Miguel Rubio al filo del descanso no tapa la peor actuación del equipo nazarí desde el aterrizaje de Paco López. Antes, a los doce minutos, llegó el único gol del partido con un misil de Loureiro teledirigido a la telaraña visitante.

A diferencia que podía ocurrir con Aitor Karanka, la afición granadinista parece haber encontrado a un once tipo. En Lugo, Paco López salió con una única modificación con respecto a los dos encuentros anteriores, en los que se repitió alineación, y además se produjo de forma obligada. La baja de Ignasi Miquel en el centro de la zaga fue cubierta por Víctor Díaz, quien, al igual que Ricard Sánchez, regresaba a su antigua casa. De hecho, en las últimas cuatro jornadas, el entrenador valenciano ha empleado la misma base, solo trastocada por la sanción de Raúl Fernández frente al Alavés y la lesión de Ignasi para afrontar el duelo en tierras gallegas.

Tímidamente, el Granada comenzó llevando el peso inicial del partido, jugándose más en campo local y acechando a través de la circulación el área de Óscar Whalley. Pero, la primera ocasión del encuentro la protagonizó el Lugo y le sirvió para abrir el marcador con un auténtico golazo. Un envío desde la izquierda cayó muerto en tres cuartos de campo y Loureiro, que entraba desde atrás, no se lo pensó en absoluto. Sacó un zapatazo descomunal directo a la escuadra de la meta visitante e hizo inútil la estirada de Raúl Fernández, que llegó a rozar el esférico con la punta de sus dedos, pero el destino de esa volea estaba escrita.

 

Desde luego, no suponía nada nuevo para el Granada el hecho de verse por debajo en el luminoso lejos del ‘Nuevo Los Cármenes’. Por enésima vez, le tocaba remar a contracorriente a domicilio. Y, solo en Málaga había conseguido equilibrar una balanza negativa tras ponerse por detrás fuera de casa.

Tampoco era novedad la incredulidad de las caras rojiblancas por las oportunidades erradas cuando la portería no está asentada sobre suelo nazarí. Muy pronto pudo lograr el empate, pero volvió a fallar goles cantados. Whalley salvó en primera instancia a remate de Uzuni y Jorge Molina, con todo a su favor, mandó fuera su cabezazo en el rechace. El propio Uzuni tampoco supo aprovechar una desastrosa salida de Whalley fuera de sus dominios. Mucho mejor y más valiente salió Raúl en la réplica albivermella para evitar el segundo de Señé.

En el empate, cuando no fue el mal acierto, fue la mala fortuna lo que se interpuso. A la media hora de partido, un centro raso de Ricard Sánchez lo desvió Xavi Torres hacia su propia portería y la pelota, llorando, se topó con el palo. Los más supersticiosos dirigían en aquel momento sus miradas a las meigas para explicar la suerte del Granada cuando no juega delante de su afición. En ‘Los Cármenes’, entra todo. Fuera, hay que hacerlo todo para marcar.

 
Momento en el que Ais Reig mostr la roja a Miguel Rubio (LALIGA)
Momento en el que Ais Reig mostró la roja a Miguel Rubio (LALIGA)

La cosa terminó de ponerse fea para los visitantes al filo del descanso. Miguel Rubio, que ya sabía que no podría estar disponible en la primera jornada del nuevo año frente al Cartagena porque vio su quinta amarilla, completó una actuación horrible con su expulsión. Volvieron a ganarle las espaldas y acabó zancadilleando por detrás a Chris Ramos antes de que pisara área. Ais Reig le mostró en un primer momento la roja directa, excesiva, ya que Víctor Díaz también se encontraba defendiendo la acción. Tras revisar la acción en el VAR, el colegiado decidió quitar la cartulina roja al central, pero, aun así, se vio obligado a enseñarle la segunda amonestación. Independientemente del enorme lastre que suponía de cara a la segunda parte, eso provocó que el madrileño, después de cumplir sanción en el próximo partido, sus estadísticas de tarjetas seguirán indicando cuatro amarillas.

En el descanso, Paco López movió fichas por partida doble. Entraron Cabaco y Perea por Petrovic y Jorge Molina. Por tanto, se pasó a jugar con un 4-3-2: Raúl; Ricard, Cabaco, Víctor Díaz, Neva; Meseguer, Melendo, Perea; Uzuni y Callejón.

A lo largo del segundo tiempo, el Granada, pese a encontrarse con un efectivo menos, generó la sensación de dominio, pero sin peligro. Solo hasta el tramo final del duelo consiguió intimidar a Whalley. Ingresaron Quini y Bryan Zaragoza primero, y Soro ya cuando los noventa minutos ya agonizaban. Fue Perea quien gozó de la más peligrosa en el descuento, pero se encontró con el pie de Whalley.

Naufragaron los de Paco López ante un equipo en descenso. Precisamente, la zona que ocuparía si la tabla solo se guiara por los números a domicilio. Si vence el domingo el Ibiza, incluso cerraría la peor visitante de LaLiga SmartBank. Solo dos victorias fuera de casa ha logrado a domicilio, ambas en Baleares (2-6 al Mallorca y 0-2 al Ibiza). De la última, demasiado tiempo ha transcurrido. Todavía le quedará al Granada un escollo más lejos de la ciudad de la Alhambra antes de comerse las uvas, el de Copa frente al Oviedo el jueves. Pase lo que pase, cada salida es un golpe a la moral rojiblanca. Lugo, la enésima estación en el camino de la penumbra.

CD LUGO Óscar Whalley; Loureiro, Xavi Torres, Alberto Rodríguez, Zé Ricardo; Clavería, El Hacen (Carbo, 78´), Señé; Cuéllar (Baena, 73´), Sebas Moyano (Lebedenko, 78´) y Chris Ramos (Barreiro, 89´).

GRANADA CF Raúl Fernández; Ricard Sánchez (Quini, 78´), Miguel Rubio, Víctor Díaz, Carlos Neva; Petrovic (Cabaco, 46´), Meseguer (Soro, 89´), Callejón, Melendo (Bryan Zaragoza, 78´); Uzuni y Jorge Molina (Perea, 46´).

GOLES 1-0 Loureiro (min. 12).

ÁRBITRO Amonestó a los locales Cuéllar, Zé Ricardo, Señé y El Hacen, y a los visitantes Miguel Rubio, Melendo, Petrovic y Víctor Díaz. Expulsó al granadinista Miguel Rubio por segunda tarjeta amarilla en el minuto 40.

INCIDENCIAS Partido correspondiente a la vigésima primera jornada de LaLiga SmartBank disputado en el Estadio ‘Anxo Carro’ (Lugo).

 
 
Noticias relacionadas
26/02/2024 | Darío Guerrero

El director general dejó claro que el club rojiblanco "ha hecho lo correcto" ante una desgracia por la que "el fútbol pasa a un segundo plano"

26/02/2024 | Darío Guerrero

El conjunto rojiblanco preparará exhaustivamente el choque del domingo ante el Villarreal en 'La Cerámica'

LALIGA EA SPORT
Advertisement