Coviran Granada naufraga en Murcia ante el UCAM, 91-78

Marko Todorovic trituró a los nazaríes, que maquillaron un nefasto partido en los últimos minutos

Roberto Castillo  |  11 de febrero de 2024  |  @rcastillos
Lluis Costa juega en ataque (ACB PHOTO / J. BERNAL)
Lluis Costa juega en ataque (ACB PHOTO / J. BERNAL)

Coviran Granada sufrió una nueva derrota que confirma su mala racha de juego y resultados, ante un UCAM Murcia al que un esplendoroso Marko Todorovic guio al triunfo de manera sencilla y cómoda. Los de Pablo Pin no presentaron resistencia más que en ligeros fogonazos durante el segundo cuarto, y en los minutos de la basura, con todo ya decidido y los hombres de fondo de banquillo murcianos en pista. El parón de la Copa y la ventana de selecciones deben servir al club para buscar un recambio de garantías a Joe Thomasson, para recargar energías y, también, para elaborar mejores alternativas de juego tanto en ataque como en defensa, donde Coviran es ya el peor equipo de la competición, con 86’5 puntos encajados de media.

El partido comenzó con UCAM Murcia mucho más enchufado, de la mano de Sant-Roos y, sobre todo, de un excelso Marko Todorovic, que hacía todo (y todo bien) en pista. De esta manera, los murcianos amasaban sus primeras rentas, con un Coviran negado en ataque y concesor en defensa, incapaz de parar las jugadas diseñadas por Sito Alonso. Con 17-6 Pin paraba el partido, pero servía de poco, pues la situación no cambiaría demasiado. El equipo se veía superado en todos los lances y las sensaciones eran malas al finalizar el cuarto, 24-12.

El segundo cuarto proseguía de manera similar, si bien Cristiano Felicio se erigía como faro en ataque, consiguiendo los rojinegros aprovechar las rotaciones locales para enlazar un parcial 0-9 que daba algo de esperanzas. El regreso de Todorovic a pista daba al traste con todo y volvía a elevarse la renta por encima de los 10 puntos, de forma sencilla y como si no costase esfuerzo a los universitarios. El parcial favorable había sido un espejismo, y los errores y el desacierto volvían a ser la tónica de un Coviran que no daba pie con bola y que podía darse por satisfecho con llegar al descanso solo 14 abajo, 46-32.

 

Tras la reanudación UCAM puso la directa con un parcial favorable 12-4, finiquitando por lo tanto el partido a las primeras de cambio. La velocidad a la que jugaban ambos equipos era considerablemente distinta, la claridad en ataque y la contundencia defensiva sideralmente opuestas, y ello se traducía en un paseo marcial para los murcianos. 74-50 lucía en el electrónico para afrontar los últimos 10 minutos que, como viene siendo tónica habitual en los últimos partidos fuera de casa, serían de mero trámite.

Lo más destacable del último periodo fue el homenaje al local Nemanja Radovic, que se convertía en su mayor anotador histórico al anotar su sexto punto del partido a 3 minutos del final. En los últimos compases, los hombres menos habituales de ambos equipos hicieron acto de presencia, con Germán Martínez y David Iriarte tirando de orgullo y maquillando algo el desaguisado, dejando el resultado en un engañoso 91-78 para el espectador que solo mirase el tanteo final, mucho más apretado de lo que realmente fue el partido. 


UCAM MURCIA 91: Howard Sant-Roos 8, Dustin Sleva 4, Marko Todorovic 26, Dylan Ennis 16 y Arturs Kurucs 4 – quinteto inicial – Rodions Kurucs 7, Troy Caupain 10, Nemanja Radovic 6, Wilhelm Falk 2, Fabián Flores 0, Moussa Diagné 0, David Jelinek 8.

COVIRAN GRANADA 81: Cristiano Felicio 16, Kwan Cheatham 10, Germán Martínez 4, Lluis Costa 9 y David Krämer 5 – quinteto titular – Malik Dimé 6, Jonathan Rousselle 11, Christian Díaz 8, Pere Tomàs 2, David Iriarte 5.

PARCIALES: 24-12, 22-20, 28-18, 17-28.

ÁRBITROS: García González, Sánchez Sixto y Merino. Eliminaron al visitante Rodions Kurucs por 5 faltas personales.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vigésimosegunda jornada de Liga Endesa disputado en el Palacio de Deportes de Murcia ante 6671 espectadores.

 
 
Noticias relacionadas
21/02/2024 | Redacción

El ala - pívot Jacob Wiley ha realizado su primera sesión junto a sus nuevos compañeros

Advertisement