Resistencia nazarí que vale un puntazo en el debut de Karanka, 0-0

CRÓNICA | El Atlético, incómodo en muchas fases del encuentro, no encontró la forma de derribar el muro del Granada, que protagonizó un muy serio partido

Fran Calvo / ENVIADO ESPECIAL MADRID  |  20 de abril de 2022  |  @Francalvo1996  |  francalvo@granadaenjuego.com
Luis Milla es perseguido por De Paul durante un lance del partido en el Wanda Metropolitano (PEPE VILLOSLADA / GCF)
Luis Milla es perseguido por De Paul durante un lance del partido en el Wanda Metropolitano (PEPE VILLOSLADA / GCF)

El Granada CF terminará la trigésimo tercera jornada de liga, a falta de solo cinco, en puestos de descenso. No pudo ganar en el difícil reto que tenía Aitor Karanka en su estreno en el Wanda Metropolitano contra el vigente campeón de liga. Pero, sí compitió y dio una imagen mucho más alentadora de cara al objetivo de la permanencia. Tanto que arañó un empate de oro frente al Atlético de Madrid. El nuevo técnico planteó un partido muy complicado a los colchoneros, que incluso escucharon pitos desde la grada en algunos momentos. Hasta la recta final no se vivió un sufrimiento excesivo, con un lógico arreón local. Aguantaron como jabatos los que vestían de verde y grana, y aunque siguen a un punto de la salvación, dieron mimbres de esperanza. Muchas.

Salió con lo previsible Karanka en su primera alineación como entrenador del Granada, teniendo en cuenta las bajas que acumulaba, aunque la mayor novedad estuvo en la convocatoria. Jorge Molina, que sí viajó con al expedición, se cayó finalmente de la misma por las molestias que le impidieron entrenar en la última sesión. Con un 4-2-3-1, Luís Maximiano ocupó la portería; Quini, Víctor Díaz, Domingos Duarte y Escudero en línea de cuatro; Milla y Petrovic como pareja en la medular; Puertas y Machís se situaron en los costados; y Collado entre líneas cubriendo las espaldas de Luis Suárez, quien regresaba tras sanción.

Por el otro bando, lo más destacado fue la presencia del joven del filial Javi Serrano en el centro del campo y se situó junto a Rodrigo de Paul. Arriba, ante la ausencia del lesionado Joao Félix, el argentino no optó por Luis Suárez ni por Cunha para acompañar a Griezmann, sino por Ángel Correa. Atrás, Vrsaljko y Wass esperaron su oportunidad desde el banquillo, dando la titularidad en la banda derecha a un recurso muy habitual como es el de situar a Marcos Llorente en esa posición.

 

El choque comenzó con el Atleti dominando y con una mala noticia para los visitantes cuando apenas habían transcurrido tres minutos. Quini tuvo que frenar la avanzada de Carrasco con una falta clara y vio la tarjeta amarilla, situación que le acarreará sanción para la próxima final ante el Celta de Vigo en ‘Los Cármenes’, ya que era uno de los apercibidos. Aunque el dominio era claramente colchonero, los acercamientos locales en los primeros compases fueron muy tímidos. Un cabezazo alto de Mario Hermoso a la salida de un córner y un pase filtrado desde la frontal de Rodrigo De Paul que acabó en nada, lo único reseñable durante ese tramo inicial.

El primer disparo a puerta del Granada llegó transcurrido el minuto veinte, con un chut lejano de Machís fácil para Oblak. Esa misma acción generó la oportunidad más peligrosa del Atlético hasta el momento. Marcos Llorente envió desde la derecha, Koke hizo una dejada atrás y el tiro de De Paul se encontró con la estirada de Maximiano, que blocó muy seguro la pelota. Poco después, Machís y Escudero, de forma consecutiva, probaron fortuna desde el vértice del área pero sin fortuna.

Al Granada no se le hizo nada fácil superar el campo contrario, y Oblak se mantuvo prácticamente como un mero espectador a lo largo del primer tiempo, interviniendo lo justo. Sin embargo, en el otro área, sucedía lo mismo. Pese a que el cuadro colchonero generaba sensación de agobio cada vez que merodeaba el área de Maximiano, el luso apenas tuvo que intervenir, más allá de la oportunidad anteriormente citada de De Paul. A destacar, por cierto, que el centrocampista argentino del Atleti fue lo que se denomina una “mosca cojonera” y tuvo sus diferencias con prácticamente todos los hombres que vestían de verde en la tarde del miércoles. Marcos Llorente tuvo la última antes del descanso con un zurdazo raso que no encontró los tres palos.

Que el equipo del `Cholo´ no estaba cómodo lo reflejó el técnico en el intermedio. Hizo un doble cambio y retiró a Reinildo, que estaba amonestado, y Javi Serrano por Vrsaljko y Luis Suárez.

A punto estuvo el Atlético de adelantarse en el luminoso tras la reanudación. Griezmann soltó un latigazo desde la frontal que se marchó rozando el palo largo de Maximiano cuando la hinchada madrileña ya cantaba el tanto. Correa, con el mismo método pero desde el otro costado, también se quedó lamiendo el gol.

El primer recambio de Karanka fue retirar a Machís por Uzuni pasada la hora de encuentro, aunque se produjo de forma obligada, ya que el venezolano abandonó el terreno de juego aquejado de una lesión en el isquio izquierdo. Seguidamente, Simeone también movió banquillo con la inclusión de Renan Lodi por Correa. Además de los cambios, resaltó la amarilla a Víctor Díaz, otro que, como Quini, se perderá el partido frente al Celta por acumulación.

A falta de un cuarto de hora, el preparador vasco hizo un doble cambio, en el que demostró que puede contar con Carlos Bacca para el tramo final de la temporada. El colombiano sustituyó a su compatriota Luis Suárez, vaciado aunque desaparecido en ataque, mientras que Montoro hizo su aparición en escena por Collado. También confió en Dani Raba, ya en los últimos compases, que ingresó por Puertas, ya en los últimos compases.

Precisamente fue el veterano delantero quien intervino en el primer lance peligroso del Granada en el segundo tiempo. En el primer córner visitante, que se produjo a falta de diez minutos, Bacca tocó la pelota en el segundo palo y a punto estuvo de cazarla un compañero en boca de gol, pero entre Oblak y un defensor se interpusieron en la trayectoria. Continuó la jugada y Petrovic sacó un derechazo desde fuera del área que se marchó por encima del larguero. En ese momento, la parroquia colchonera se arrancó con silbidos al viento, impacientada por ver cómo los suyos no podían con un rival en descenso.

Eso impulsó al Atleti en los minutos finales y el Granada se quedó muy cerca de marcharse de vacío del Wanda. Primero Sávic, con un cabezazo desviado por poquísimo a la salida de un córner, y después Cunha con un obús a bocajarro que se estrelló en el travesaño, metieron el miedo en el cuerpo a los seguidores nazaríes, que sueñan, viendo a su equipo competir de esa forma, con que se logrará la salvación.

ATLÉTICO DE MADRID Oblak; Marcos Llorente (Giuliano Simeone, 90´), Sávic, Mario Hermoso, Reinildo (Vrsaljko, 46´); Javi Serrano (Luis Suárez, 46´), De Paul, Koke, Carrasco; Ángel Correa (Renan Lodi, 66´) y Griezmann (Cunha, 70´).

GRANADA CF Luís Maximiano; Quini, Víctor Díaz, Domingos Duarte, Sergio Escudero; Luis Milla, Petrovic; Antonio Puertas (Dani Raba, 85´), Álex Collado (Montoro, 76´), Machís (Uzuni, 62´); y Luis Suárez (Bacca, 76´).

ÁRBITRO Gil Manzano, Jesús (Comité madrileño). Amonestó a los locales Reinildo, Sávic, De Paul y Vrsaljko, y a los visitantes Quini, Sergio Escudero, Víctor Díaz, Antonio Puertas y Domingos Duarte.

INCIDENCIAS Partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada de LaLiga Santander disputado en el Wanda Metropolitano (Madrid) ante unos 30.000 espectadores, con una pequeña presencia granadinista.

 
 
Noticias relacionadas
20/07/2024 | Jorge Azcoytia

"Se agradece ver a la gente con ilusión y con ganas", admitía el centrocampista rojiblanco

20/07/2024 | Jorge Azcoytia

"La respuesta del equipo es positiva", ha indicado el entrenador del Granada

LALIGA EA SPORT
Advertisement