Covirán Granada se impone al Real Betis y el descenso se decidirá en la última jornada, 85-91

Los nazaríes logran una victoria en la final por el descenso de la mano de un Joe Thomasson estelar

Roberto Castillo  |  13 de mayo de 2023  |  @rcastillos
Joe Thomasson, que anotó 28 puntos, defiende a Jeremy Pargo (REAL BETIS BALONCESTO)
Joe Thomasson, que anotó 28 puntos, defiende a Jeremy Pargo (REAL BETIS BALONCESTO)

Enorme victoria la cosechada por Covirán Granada en la pista del Real Betis, de la mano de un superlativo Joe Thomasson, autor de 28 puntos que llevaron a los suyos a obtener un triunfo que da una vida extra para aspirar a la salvación en la última jornada. Los nazaríes, que volvieron a remar contracorriente durante gran parte del partido, cuajaron un último cuarto espectacular para superar a su principal rival por eludir el descenso, con la única lástima de no haber alcanzado el basket average, que hubiese sido la guinda para una tarde memorable.

Comenzó el partido sin acierto para Covirán, nervioso y cometiendo fallos, mientras que los béticos aprovechaban sus oportunidades para obtener las primeras rentas del partido. Poco a poco se entonaban los nazaríes para trabar un parcial favorable 2-11 que les reenganchaba al choque, 13-13. El acierto en el tiro iba en aumento y el partido entraba en un intercambio de golpes bastante vistoso, donde jugadores como Luke Maye o Jean Montero se sentían cómodos. Con un igualado 22-20 se cerraban los primeros 10 minutos.

La primera ventaja de Covirán se producía con el 25-26 tras unos buenos minutos de Jacobo Díaz, intenso en ambas partes de la pista y productivo bajo los tableros. El dominio interior de Covirán le permitía mantenerse en el partido, mientras que Betis vivía de la inspiración puntual de sus jugadores exteriores. El Betis recobró una leve renta positiva, 40-34, tras aprovechar varios errores consecutivos en tiros fáciles de Covirán, hecho que propició que Pablo Pin parase el partido para tratar de recomponer el esquema que le estaba dando buenos resultados hasta ese momento. Joe Thomasson encontraba un momento de inspiración que volvía a apretar el partido, anotando 5 puntos consecutivos. Jean Montero devolvía la jugada por parte sevillana, dejando el marcador en 46-41 para encarar el descanso.

 

Tras volver de vestuarios los verdiblancos imprimieron una marcha más a su defensa, lo que unido al acierto de BJ Johnson de cara al aro ayudaba a que se marchasen nuevamente en el marcador, poniendo en peligro las aspiraciones de permanencia de un Covirán al que condenaban las pérdidas de balón. El desacierto de ambos equipos era manifiesto, si bien los locales se veían beneficiados por la renta que arrastraban, lo que les permitía sobrevivir a pesar de los fallos. El despropósito era general, con ambos equipos evidenciando los motivos de su posición en la tabla. Intentaba Pablo Pin la propuesta de smallball que tan buen resultado dio contra Zaragoza, pero Betis continuaba a flote gracias a Johnson y Cvetkovic. Intentaba Covirán de la mano de Thomasson acercarse, pero todos los intentos eran replicados con acciones puntuales de los exteriores verdiblancos, que colocaban a los suyos 9 puntos arriba y obligaban a parar de nuevo el choque a Pablo Pin. Reaccionaron los rojinegros con un parcial 1-7 sustentado en la presión y la zona en pista trasera, y Luis Casimiro emulaba a Pin, deteniendo el partido para frenar la sangría que reenganchaba a Covirán al último hálito de esperanza que le quedaba. Un triple de Bropleh aumentaba el parcial nazarí y dejaba un partido nuevo para el último cuarto, con todo por decidir y las espadas en todo lo alto, 67-67.

Pere Tomàs inauguraba el marcador de la segunda parte y volvía a colocar en franqueza a Covirán y Bropleh apuntalaba la renta, elevándola a +4. Betis se estrellaba contra la zona planteada por Pablo Pin una y otra vez, y los nervios comenzaban a aflorar en sus filas. Un nuevo triple de Thomas Bropleh elevaba el parcial global hasta 1-17, elevando la renta a 7 puntos y obligando a Luis Casimiro a detener de nuevo el encuentro. Mejoró la circulación de pelota sevillana, propiciando un 4-0 favorable que llenaba de dudas al cuerpo técnico nazarí, decidido a recomponer de nuevo la defensa tras pedir tiempo muerto. Dos triples de Thomasson y Tomàs daban la mayor renta a los nazaríes, +9 a solo 4 minutos y medio para acabar, acercando incluso el objetivo de recobrar el average. El show de Thomasson continuaba, erigiéndose en salvador ofensivo y asumiendo galones para los suyos, encontrando réplica, cómo no, en Jean Montero por parte del Betis. La actuación antológica de Thomasson no tenía fin, colocando +5 a los suyos, 85-90, a escasos 20 segundos para el final. Fallaba BJ Johnson al triple, capturaba el rebote Luke Maye y el partido se cerraba tras anotar su segundo tiro libre, 85-91, dejando todo por decidir en la última jornada.

REAL BETIS BALONCESTO 85: Tyson Pérez 10, BJ Johnson 17, Jeremy Pargo 6, Dairis Bertans 2 y Volodymyr Gerun 10 – quinteto inicial – Zsombor Maronka 8, Aleksandar Cvetkovic 8. Jean Montero 19, Anzejs Pasecniks 4, Eulis Báez 1, Luke Fischer 0.

COVIRÁN GRANADA 91: Alex Renfroe 1, Pere Tomàs 8, Joe Thomasson 28, Luke Maye 12 y Youssou Ndoye 10 – quinteto titular – Thomas Bropleh 20, Christian Díaz 0, Lluis Costa 2, David Iriarte 4, Michael Caicedo 2, Jacobo Díaz 4.

PARCIALES: 22-20, 24-21, 21-26, 18-24

ÁRBITROS: Pérez Pizarro, Castillo y Araña. Sin eliminados

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la trigésimotercera jornada de Liga Endesa disputado en el Pabellón San Pablo de Sevilla.

 
 
Noticias relacionadas
18/07/2024 | Jorge Azcoytia

La competición para los de Pablo Pin arrancará el fin de semana del 28 de septiembre

15/07/2024 | Redacción

El 95% de los aficionados han renovado su carné para la próxima temporada

Advertisement