El Granada derrochó coraje y corazón, 2-1

CRÓNICA | Machis y Jorge Molina dieron la vuelta al temprano gol de Joao Félix y el Granada cerro 2021 con un histórico triunfo sobre el vigente campeón

Fran Calvo / GRANADA  |  22 de diciembre de 2021
Jorge Molina celebra el gol que dio la vuelta al marcador contra el Atleti (PEPE VILLOSLADA / GCF)
Jorge Molina celebra el gol que dio la vuelta al marcador contra el Atleti (PEPE VILLOSLADA / GCF)

Como dice el precioso himno del Atlético de Madrid, “derrocharon coraje y corazón”. Eso mismo hizo el Granada sobre el césped de ‘Los Cármenes’ para imponerse al equipo colchonero casi medio siglo después y cerrar el año brindándole una inmensa alegría a su afición gracias a los tantos de Machis y Jorge Molina, que dieron la vuelta al gol que anotó a los dos minutos Joao Félix. El conjunto nazarí arrancará el 2022 después de encadenar cinco jornadas domésticas seguidas sin conocer la derrota, con 22 puntazos y con la satisfacción de comprobar cómo el proceso que tanto se mencionaba a comienzos de la campaña está dando sus frutos.

Cerraba el Granada lo que había sido un histórico 2021, y es que, pese a las dificultades de la presente temporada, no se olvida que el conjunto rojiblanco completó el mayor hito de sus noventa años de vida alcanzando el pasado mes de abril los cuartos de final de Europa League. No era, además, un partido cualquiera. El vigente campeón de liga, el Atlético de Madrid, visitaba el ‘Nuevo Los Cármenes’, con la esperanza local de cerrar el año con 22 puntos y recibir, de esa forma, un regalo de Navidad por adelantado.

Robert Moreno no hizo más variaciones con respecto a la goleada sobre el Mallorca que la de los sancionados. Arias ocupó el lugar de Quini en el lateral derecho e Isma Ruiz el de Gonalons en el centro del campo. Siguió apostando por Torrente en la zaga, pese a la disponibilidad de Víctor Díaz, y no modificó el resto del once.

PopFm Granada

Una alineación que estuvo conformada por Luís Maximiano bajo palos; Arias, Germán, Torrente y Neva atrás; Isma Ruiz y Milla en la medular; Puertas y Machis por los costados; y Jorge Molina, tras su espectacular hat trick frente al cuadro bermellón, y Luis Suárez como dupla ofensiva.

Otro que optó por sacar a lo previsto fue Simeone. El Atleti llegaba a Granada con numerosas bajas, las de los lesionados Vrsaljko, Savic, Giménez, Marcos Llorente y Griezmann. Debía adaptarse a las circunstancias el técnico argentino, con el objetivo de romper la negativa racha de tres derrotas consecutivas, y puso en liza a Oblak en puerta; una defensa de tres, Felipe, Kondogbia y Mario Hermoso, y dos carrileros, Trippier y Carrasco; Koke, De Paul y Lemar en el medio; y arriba Joao Félix y Luis Suárez.

No pudo empezar peor el envite para los intereses nazaríes. El Atlético no tardó ni dos minutos en abrir la lata mediante un contragolpe muy evitable. Germán estuvo lento en la pugna con Joao Félix, el delantero luso condujo la pelota hasta el vértice del área y sacó un disparo raso muy ajustado ante el que nada pudo hacer Maximiano.

Intentó reaccionar el Granada al duro varapalo que supuso un gol tan tempranero, siendo el de Joao Félix el más precoz que había recibido el cuadro andaluz esta temporada. Jorge Molina y Machis protagonizaron los primeros acercamientos sobre la portería de Oblak, pero ambos terminaron con finalizaciones muy defectuosas.

La respuesta en el marcador no se atrasó mucho más. Antes de cumplir los veinte minutos de juego, Jorge Molina abrió hacia Machis y el venezolano se encargó de hacer el resto. En una acción `made in Vinotinto´, el extremo llegó desde el centro del campo hasta tres cuartos, se abrió para buscar el disparo y su latigazo al palo largo fue imparable para Oblak.

El Granada, a raíz del empate, comenzó a llevar el control de forma más pausada y organizada. A excepción de algún lance aislado, el Atlético apenas inquietó a Luís Maximiano. Sí estuvo muy rápido el guardameta luso en un pase al hueco de Joao Félix donde salió de su área para robarle la pelota de los pies a Lemar primero y Carrasco después. La respuesta llegó, otra vez, en las botas de Machis, que puso un pase picado de oro para Luis Suárez, pero el colombiano prefirió emplear el recurso del taconazo y lo hizo de manera horrible.

Los últimos “uy” de la primera mitad fueron contra la portería del Granada. Uno, del otro Luis Suárez, el uruguayo, con un centro chut que se marchó rozando el palo largo de Maximiano. Y, en el último suspiro antes de que Hernández Hernández decretase el paso por vestuarios, Joao Félix cabeceó y se encontró con la enorme parada de Maximiano.

Robert Moreno tuvo que mover fichas, de forma obligada, durante el intermedio. Arias se lesionó al filo del descanso y Víctor Díaz entró en su sustitución tras la reanudación. De esa forma, el capitán volvía a un terreno de juego un mes después tras caer lesionado contra el Real Madrid y lo hizo, además, en su posición habitual, la de lateral derecho, y no como central.

Dio un paso al frente el Atlético en los primeros compases de la segunda parte. Torrente apareció providencial para despejar un centro peligrosísimo de Luis Suárez que se disponía a remachar en boca de gol Lemar. Tuvo una mucho más clara Joao Félix al mandar un latigazo raso contra el palo en la jugada que precedió al tanto del de siempre, Jorge Molina.

Esa acción dio paso a un contragolpe letal del Granada. Luis Suárez recibió en la banda, puso la pelota al borde del área pequeña y allí apareció un hombre que estuvo, está y estará de dulce hasta que él quiera. Jorge Molina se lanzó ante la salida de Oblak, metió la pierna y acabó introduciendo el esférico dentro de las mallas colchoneras. El árbitro, en primera instancia, anuló el gol por posición antilegal del alcoyano, pero Medié Jiménez avisó a Hernández Hernández desde el VAR y se acabó validando la jugada por centímetros, en una muestra de la excepcional lectura del delantero granadinista.

Hubo respuesta desde los banquillos al tanto de Molina. Por un lado, Robert Moreno sacó del campo a Machis por Escudero, para dar un aire más defensivo a su equipo. Por otro, Simeone hizo tres cambios de una tacada y dio entrada a Héctor Herrera, Cunha y Ángel Correa por Kondogbia, De Paul y un desaparecido Luis Suárez.

El tramo final fue de infarto, un correcalles. Pudo sentenciar Luis Suárez, pero su derechazo se encontró con una gran manopla de Oblak y, seguidamente, Ángel Correa tuvo el empate en sus botas, enviando alto su remate a bocajarro. El último susto llegó por un mal despeje de Maximiano que cazó Cunha, mandando, afortunadamente, su disparo fuera del arco local.

GRANADA CF Luís Maximiano; Santiago Arias (Víctor Díaz, 46´), Germán Sánchez, Raúl Torrente, Carlos Neva; Luis Milla, Isma Ruiz (Monchu, 78´), Antonio Puertas, Machis (Sergio Escudero, 66´); Jorge Molina (Eteki, 78´) y Luis Suárez (Bacca, 90´).

ATLÉTICO DE MADRID Oblak; Trippier, Felipe, Kondogbia (Héctor Herrera, 69´), Mario Hermoso, Carrasco (Renan Lodi, 78´); Koke, De Paul (Cunha, 69´), Lemar; Joao Félix y Luis Suárez (Ángel Correa, 69´).

GOLES 0-1 Joao Félix (min. 2); 1-1 Machis (min. 18); 2-1 Jorge Molina (min. 63).

ÁRBITRO Hernández Hernández, Alejandro José (Comité canario). Amonestó a los locales Luís Maximiano, Isma Ruiz, Monchu y Raúl Torrente, y al visitante De Paul.

INCIDENCIAS Partido correspondiente a la novena jornada de LaLiga Santander, aplazado en su momento por los compromisos internaciones de la CONMEBOL, disputado en el Estadio Municipal ‘Nuevo Los Cármenes’ (Granada) ante 13.034 espectadores, de los cuales unos 200 eran visitantes.

@Francalvo1996

francalvo@granadaenjuego.com

 
Noticias relacionadas
18/05/2022 | Fran Calvo

El Granada salvó la categoría en la última fecha del campeonato en 2012, 2014 y 2015. Ahora, le tocará volver a hacerlo contra el Espanyol

17/05/2022 | Fran Calvo

El club no estudia abrir ningún entrenamiento al público

PRIMERA DIVISIÓN