ÚLTIMA HORA:
Facebook Twitter Youtube Instagram Spotify
 
Granada En Juego
 
 

Crónicas

Crónicas

Covirán Granada se impone con contundencia a TAU Castelló, 86-66

Thomas Bropleh ha, sido el máximo anotador de los nazaríes (JOSÉ VELASCO)
Thomas Bropleh ha, sido el máximo anotador de los nazaríes (JOSÉ VELASCO)

Los nazaríes no bajan el ritmo y ya suman 5 triunfos consecutivos

20 de enero de 2022

Covirán Granada prolongó su racha victoriosa, elevando a 5 el número de triunfos consecutivos, ante un TAU Castelló que solamente pudo aguantar el ritmo defensivo de los locales en los primeros 15 minutos de encuentro. Los hombres de Pablo Pin volvieron a dar una lección en pista trasera y acarician con los dedos su participación en la Copa Princesa.

El partido comenzó con un Covirán algo espeso en sus ideas ofensivas, chocando contra la buena defensa que planteaba el conjunto castellonense. Por su parte, los visitantes encontraban con relativa facilidad a Strutz, su principal referencia ofensiva, obteniendo las primeras ventajas del choque. No obstante, poco a poco los nazaríes fueron entonándose y entrando en el partido, igualándolo con una canasta de Christian Díaz, que volvía a jugar en el Palacio 3 meses después. Era David Iriarte el que culminaba la remontada y daba la primera ventaja a los rojinegros, que se iban con una exigua ventaja de 2 puntos al final del primer periodo, 18-16.

A la salida del segundo cuarto el partido se sumergió en un intercambio de canastas que no beneficiaba a ningún equipo. El acierto exterior aumentaba y las canastas desde 6.75 se sucedían en ambos lados de la pista, pero mediado el periodo llegaba una de las fases de partido decisivas a la postre. Un parcial de 14-0 favorable a los nazaríes, merced a los triples de Bropleh y Costa, y a una excelente defensa coral, colocaba el 41-28 en el marcador, significando el primer golpe en la mesa de los de Pablo Pin, que a partir de ese momento no bajaron en ningún momento de los 10 puntos de ventaja, dominando con placidez el resto del encuentro. Una canasta de Faner cerraba la primera mitad con 41-30 en el electrónico.

A la salida de vestuarios la tónica era similar, con un intercambio de canastas que favorecía a los nazaríes, ya que el reloj iba menguando y las distancias en ningún momento hacían peligrar la victoria local. Llegaron a elevar las rentas hasta los 15 puntos los hombres de Pablo Pin, que mantenían la intensidad en ambos lados de la pista fuese quien fuese el jugador que entrase. El hecho de recuperar a Christian Díaz añade una pieza más a la rotación, y hace que Covirán cuente con una plantilla profunda al estar prácticamente al completo, a excepción de Joan Pardina. Un breve intento de desperezarse por parte de Castelló, con triple sobre la bocina de Alvarado incluido, dejaba en 64-53 el marcador.

El último cuarto tuvo poca historia, puesto que a pesar de que los visitantes llegaron a colocarse a 10 puntos al principio del mismo, la defensa de los granadinos volvió a propiciar que, a poco que anotaban de vez en cuando, las diferencias comenzasen a ser cada vez más abultadas. El público que se congregó en la tarde-noche de hoy en el Palacio de los Deportes disfrutó de espectaculares jugadas en defensa por parte de un Petit Niang que cada vez está más entonado, toda vez que sus problemas físicos de principios de temporada parecen ser cosa del pasado. 28 de valoración para el senegalés, merced a una línea completísima: 14 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias, 2 robos y 2 tapones. A destacar, también, los excelentes minutos en ambos lados de la pista de Jacobo Díaz, defendiendo y anotando tanto por fuera como desde la línea de 3 puntos, ejemplificando la versatilidad de un jugador moderno que es capaz de defender al pivot rival, subir la pelota y anotar en transición. Con 86-66, máxima renta del choque, se llegaba al final del partido.

 

Covirán sigue sumando en Alicante, 78-83

Petit Niang intenta taponar a Carlos Noguerol (JOSÉ FRANCISCO MARTÍNEZ)
Petit Niang intenta taponar a Carlos Noguerol (JOSÉ FRANCISCO MARTÍNEZ)

Los nazaríes vencieron el partido aplazado y permanecerán en la parte alta de la clasificación

15 de enero de 2022

Covirán Granada sumó en Alicante un nuevo triunfo ante un conjunto que, a pesar de estar en la parte baja de la clasificación, vendió cara su piel. El buen trabajo defensivo de Petit Niang y Germán Martínez, así como el acierto en momentos clave de hombres como Jacobo Díaz o Lluis Costa permiten a los hombres de Pablo Pin continuar instalados en la parte noble de la clasificación, agazapados a la espera de que un pinchazo de Movistar Estudiantes les permita asaltar de nuevo el liderato.

El partido comenzó con Covirán espeso en ataque, incómodo y errático. Por su parte, los locales sí encontraban el aro en los primeros compases del choque, logrando las primeras ventajas. No obstante, con el avance de las posesiones los nazaríes empezaron a entonarse y pronto alcanzarían a los alicantinos, sobrepasándolos con un triple de Pere Tomàs que colocaba el 12-15 en el electrónico. Ya no abandonarían los hombres de Pablo Pin el mandato en el marcador, forjando una renta cómoda a raíz de un parcial 0-12 que obligó al técnico local a parar el partido. Todos los hombres de la rotación granadina, incluido Christian Díaz, que regresaba tras casi 3 meses fuera de las pistas por lesión, rayaban a buen nivel y se llegaba al final del primer periodo con 20-28 en todo un festival de anotación por parte de los visitantes.

El segundo cuarto se inició como se había terminado el primero, con Covirán jugando un mejor baloncesto y aprovechando los errores rivales para elevar su renta por encima de los 10 puntos. Apoyándose en el rebote ofensivo para tener segundas y terceras opciones, los granadinos se manejaban bien en el intercambio de canastas, pues la renta no descendía en ningún momento de los 8 puntos. Pasado el ecuador del cuarto Covirán, presa de las pérdidas de balón y de errores no forzados, se estancó en juego y anotación, y un Gerel Simmons francamente entonado comenzaba a mellar la diferencia, que quedaba reducida a tan solo 3 puntos, 39-42, para afrontar el descanso.

A la salida de vestuarios los visitantes quisieron retomar la buena cara que les había hecho dominar prácticamente todo el partido, de la mano de un enérgico Germán Martínez que anotaba un triple y robaba un balón en las dos primeras posesiones.

Estas dos acciones, unidas a los buenos minutos en ataque de Jacobo Díaz, permitieron a los rojinegros volver a comandar con rentas que rondaban los 10 puntos. Alicante, no obstante, no se daba por vencido, y trataba de mantenerse vivo en el choque, pero el intercambio de canastas tampoco le favorecía, y se cerraba el tercer cuarto con 61-68.

En el último y definitivo periodo, los alicantinos eran conscientes de que tenían que poner todo lo que tenían, especialmente en pista trasera, y aumentaron el ritmo defensivo de la mano de Cabral y Noguerol, que hasta el momento habían estado prácticamente inéditos. En pista delantera era Fran Pilepic el que ametrallaba el aro nazarí, en minutos complicados. Los granadinos se mostraban espesos y veían cómo su renta se esfumaba, llegando Alicante a colocarse a tan solo 2 puntos de distancia.

En ese momento emergió la figura de Petit Niang, que ofreció soluciones en ataque y, especialmente, en defensa, donde fue capaz de colocar hasta 5 tapones que impidieron a Alicante culminar la remontada. Con 5 puntos de renta se encaraba el último minuto, en el que una falta antideportiva cometida por Bropleh tras pérdida de balón pudo haber costado muy cara, pero Alicante solo pudo materializar los dos tiros libres y posteriormente el buen pulso de Ellisor en su tanda de lanzamientos libres y la mano de Lluis Costa para robar la última posesión alicantina permitieron sumar un nuevo triunfo a los nazaríes con el 78-83 definitivo.

 

El Coviran Granada cierra un año mágico con victoria, 64-68

El Covirán Granada celebra el triunfo (FUNDACIÓN CB GRANADA)
El Covirán Granada celebra el triunfo (FUNDACIÓN CB GRANADA)

Los rojinegros se apoyan en una excepcional defensa para conseguir el triunfo

28 de diciembre de 2021

Tercera victoria seguida del Coviran Granada. El equipo de Pablo Pin se impuso por 64-68 al CB Prat en el pavelló Joan Busquets. Los rojinegros firmaron un gran primer cuarto, aunque el conjunto catalán igualó el choque y provocó un final de partido ajustado en el que los visitantes fueron superiores para cerrar 2021 con un importante triunfo en una pista complicada.

Lluís Costa fue el máximo anotador del Coviran Granada con 18 puntos. El catalán estuvo bien secundado en ataque por los 14 puntos de David Iriarte en un partido en el que también tuvo minutos el júnior Ricardo Martín. Sergi Costa fue el mejor de los locales con 19 puntos. El base anotó 15 de esos 19 puntos en el primer cuarto.
Lluís Costa y David Iriarte le dieron al Coviran Granada las primeras ventajas del partido. El equipo de Pablo Pin provocó innumerables pérdidas en su oponente durante el primer cuarto y aprovechó para coger aire desde los minutos iniciales. Una canasta de Edu Gatell elevó la diferencia hasta los 8 puntos (4-12). 

En el CB Prat era Miguel Allen el referente ofensivo, aunque pronto se unió a la causa un acertado Sergi Costa. A pesar de ello, el conjunto rojinegro terminó el primer acto con una decena de puntos de ventaja (9-19) tras un mate de Edu Gatell.
James Ellisor elevó la diferencia con la primera canasta del segundo cuarto, pero ahí llegó la reacción del CB Prat. Los triples de Sergi Costa y Miguel Allen permitieron al equipo de Josep María Berrocal meterse en el encuentro. Un triple de Lluís Costa y una canasta de Pere Tomàs le dieron aire al Coviran Granada, pero Helmanis comprimió el resultado al máximo antes de llegar a la estadía (30-31).

Entre Costa (15), Helmanis (8) y Allen (7), anotaron todos los puntos de su equipo al descanso.

El interior del CB Prat puso por delante a su equipo por primera vez en el partido, aunque el Coviran Granada tomó el mando de nuevo por medio de Thomas Bropleh y Edu Gatell. Un triple de Lluís Costa con asistencia del alero puso al equipo de Pablo Pin con 6 puntos de ventaja. Los locales reaccionaron y un triple de Parrado y un tiro libre de Allen igualaron el choque (42-42). Un triple de Kraag dejó el resultado en 48-47 para la disputa del último acto.

Un 2+1 de Sergi Costa en los primeros compases del cuarto cuarto puso el 51-49 en el marcador. El equipo de Pablo Pin firmó un parcial de 0-6 con un David Iriarte brillante y dos tiros libres de Germán Martínez. Josep María Berrocal tuvo que parar el cronómetro a 5:28 del final tras una canasta de James Ellisor (53-59). 

La intimidación de Petit Niang elevó el nivel defensivo del Coviran Granada. Un mate del interior rojinegro colocó el 55-63 en el marcador, aunque el CB Prat se metió en el partido con un parcial de 5-0. Lluís Costa mantuvo la calma en los últimos segundos y sentenció el último triunfo del año a favor del Coviran Granada (64-68).

Ficha técnica

CB PRAT: Yannick Kraag 3, Sergi Costa 19, Adrià Domenech 0, Andrés Ibarguen 6 y Miguel Allen 8 – quinteto titular – Tarontate Crockett 6, Kris Helmanis 12, Jordi Rodríguez y Arnau Parrado 10.

COVIRÁN GRANADA: Thomas Bropleh 9, Petit Niang 4, Lluís Costa 18, David Iriarte 14 y James Ellisor 8 – quinteto titular – Germán Martínez 2, Edu Gatell 6, Pere Tomàs 7 y Ricardo Martín 0.

PARCIALES: 9-19, 21-12, 18-16 y 16-21.

ÁRBITROS: Mikel Cañigueral, Eric Carrera y José Antonio Sastre.

INCIDENCIAS: Decimocuarta jornada de competición en LEB Oro disputada en el pavelló Joan Busquets ante 350 espectadores, medio centenar de ellos seguidores del Coviran Granada. 

 

 

Covirán Granada vence a Juaristi en el último partido en casa del año, 84-68

Germán Martínez intenta irse de Sidy Cissoko (JOSÉ VELASCO)
Germán Martínez intenta irse de Sidy Cissoko (JOSÉ VELASCO)

Los nazaríes cuajaron un partido coral sin demasiadas complicaciones

21 de diciembre de 2021

Covirán Granada venció con solvencia a Juaristi en el último partido del año en casa. Los hombres de Pablo Pin superaron a los jóvenes jugadores del conjunto vasco en un partido en el que poco a poco fueron imponiendo su mayor experiencia, así como su profundidad de plantilla, para solventar el choque prácticamente 5 minutos antes de que terminase. En lo individual, sobresaliente partido de Petit Niang, que perdió recientemente a su hermano, y que por fin tuvo la actuación que todos esperaban, quitándose un peso de encima y, quizá, teniendo un punto de inflexión de cara al resto de temporada.

El partido comenzó con Juaristi más enchufado, con un acertadísimo y eléctrico Sidy Cissoko, una las perlas del baloncesto europeo, que anotaba con facilidad desde diversas posiciones. Covirán, por su parte, buscaba el juego interior, consciente de su superioridad en la pintura, con buenas acciones de David Iriarte o Pere Tomàs. Los visitantes superaban a los locales en un irregular primer periodo que se cerraba en 17-20.

Un parcial 4-0 a la salida del segundo cuarto permitía disfrutar a Covirán de su primera ventaja, y una notable mejoría en defensa aupaba a los rojinegros en el marcador. La diferencia, sin ser exagerada, sí que evidenciaba la mejoría en el juego de los locales, que empezaban a demostrar su superioridad a ambos lados de la pista. Fue un periodo en el que las imprecisiones fueron la tónica general, no obstante, y solamente el arrojo en el lanzamiento de Cissoko, una vez más, propició que los visitantes apretasen el marcador, 32-30 al descanso.

Tras el descanso el partido continuó por los mismos derroteros, con alternancia de canastas que permitía a Covirán mandar con rentas exiguas, en torno a los 5 puntos, sin despegarse del todo. Merced a los robos de balón y el correr el contragolpe la diferencia aumentaba, en parte también por el elevado acierto en los tiros libres. El partido era dominado con comodidad por los nazaríes, que marcaban el ritmo que les interesaban y trataban de forzar lo mínimo. No obstante, un parcial de 0-6 merced a sendos triples apretaba el choque una vez más, con Iriarte dejando el electrónico en 60-54 para afrontar el último periodo.

Un 7-2 de salida con Germán Martínez aplicándose en la defensa de la línea de pase ayudó notablemente a que el partido se rompiera. Además, el poderío físico en ambas zonas de Petit Niang se hizo notar y contribuyó a que Juaristi no pudiera acercarse más. Las diferencias comenzaban a rondar los 15 puntos, en los denominados minutos de la basura, pues ya estaba todo finiquitado. Un triple sobre la bocina de Thomas Bropleh colocaba el 84-68 final, máxima renta del choque, despidiendo el Palacio de los Deportes el año con un gran sabor de boca.

 

Covirán Granada supera la reválida, 69-58

Lluis Costa celebra una canasta (FERMÍN RODRÍGUEZ / FUNDACION-CBG)
Lluis Costa celebra una canasta (FERMÍN RODRÍGUEZ / FUNDACION-CBG)

Los nazaríes cimentaron su victoria en una excelente defensa

11 de diciembre de 2021

Covirán Granada sumó una victoria de prestigio ante el líder y principal rival a batir de la categoría, un Movistar Estudiantes que no pudo doblegar la excelente defensa que dispusieron los nazaríes durante los 40 minutos de partido. Con este triunfo y las derrotas de Palencia y Oviedo, los hombres de Pablo Pin se colocan de nuevo segundos clasificados, con grandes opciones de disputar la Copa Princesa, y con el liderato de nuevo a solo un triunfo.

El partido se inició con Covirán Granada practicando una fuerte defensa que impedía a Estudiantes anotar con facilidad, mientras que en aro contrario Pere Tomàs enlazaba dos triples que permitían abrir las primeras rentas importantes con apenas 3 minutos jugados. Covirán se escapaba por más de 10 puntos y nada podían hacer los estudiantiles para frenar el vendaval ofensivo de los locales. Thomas Bropleh se unía a la fiesta con otros dos lanzamientos de 3 puntos que colocaban la renta en 14, 18-4, contra todo pronóstico, pues los más de 5000 espectadores que poblaban las gradas del Palacio de los Deportes esperaban un partido más apretado. Una leve reacción visitante reducía la ventaja y el primer cuarto se cerraba con 21-10.

Estudiantes, consciente de que el partido podía romperse si no se aplicaba en defensa, comenzó a apretar algo más a los locales, y a su vez mejoró sus prestaciones en ataque. Con la entrada de Lucas Faggiano, duda hasta última hora por problemas musculares, su producción ofensiva aumentaba y enlazaban un parcial favorable de 0-7 que los colocaba a tan solo 5 puntos mediado el periodo, 26-21. El buen hacer del argentino se seguía notando, y una canasta de Johnny Dee colocaba a los madrileños a las puertas del empate, 33-31. El atasco en ataque de Covirán era evidente, y Pablo Pin trató de reorganizar ideas desde la pizarra, dando sus frutos, pues el cuarto se cerró con un parcial favorable a los locales de 7-0, merced, en gran parte, al buen hacer defensivo de Petit Niang y al tino en la dirección y ejecución de Lluis Costa. 

Con 40-31 arrancaba la segunda mitad, en la que las canastas y errores se alternaban y compensaban por parte de ambas escuadras, con el denominador común de la excelente defensa nazarí, que impedía lanzamientos cómodos a los estudiantiles, forzándoles incluso a concluir varias posesiones sin llegar a lanzar a canasta. El trabajo solidario y las dobles y triples ayudas evidenciaban un trabajo concienzudo durante toda la semana, pues apenas Lucas Faggiano superó la decena de puntos, con 11, lo que demuestra el buen hacer en pista trasera de los locales. A destacar, en lo individual, la labor oscura de un Edu Gatell que semana a semana demuestra el carisma y el tesón de un jugador que lo da todo en la pista y que juega con una inteligencia absoluta, aprovechando al máximo sus virtudes y tratando de minimizar sus defectos. Las rentas se mantenían en torno a los 8 puntos de distancia, y un triple lejanísimo de Iriarte sobre la bocina hacía que de nuevo estuviesen por encima de los 10, cerrando el cuarto en 54-42, con todo en franqueza para que la victoria quedase en casa.

En el último cuarto los visitantes salieron con decisión a recortar diferencias, si bien el efecto fue un poco “gaseosa”, pues tras un buen inicio, con parcial 2-7 de salida, Covirán recuperó la renta perdida y se pudo dedicar a contemporizar durante todo el último periodo, con posesiones largas y jugadas con cabeza, conscientes de que el reloj avanzaba en su favor y que las prisas de los visitantes harían el resto, puesto que de esa manera perdieron balones arriesgados y lanzaron en posiciones no del todo cómodas. El acierto de Thomas Bropleh en los tiros finales hicieron que toda esperanza visitante por llegar con un resultado más apretado a los momentos calientes fuese disipada, y la victoria final quedó sellada en 69-58.

 
133 resultados encontrados.    Más resultados: 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | >>
 
©GRN Media, SL | Quiénes somos | 666 441 696 | Email: redaccion@granadaenjuego.com | Xperimenta eConsulting

USO DE COOKIES Y OTRAS TECNOLOGIAS

Con su acuerdo, nosotros y nuestros socios usamos cookies o tecnologías similares propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad y contenido personalizado relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
[x] CERRAR