La gloria continuó en liga, 1-0

El Granada supo centrarse única y exclusivamente en lo que tocaba y logró un muy meritorio triunfo sobre la Real Sociedad gracias a un solitario tanto de Germán tras la reanudación

Fran Calvo / GRANADA  |  14 de marzo de 2021
Germán celebra el gol que le ha dado la victoria al Granada frente a la Real Sociedad (JOSÉ M. BALDOMERO)
Germán celebra el gol que le ha dado la victoria al Granada frente a la Real Sociedad (JOSÉ M. BALDOMERO)

Tarde primaveral la que se vivió en la ciudad de la Alhambra antes de emprender el viaje hacia el sueño en el invierno húngaro. El descanso del choque de 180 minutos ante el Molde tenía parada contra la Real Sociedad, un club que en pocas semanas disputará una final de Copa, y que aterrizó en el `Nuevo Los Cármenes´ con la vitola de permanecer invicto en el campeonato liguero desde el pasado 9 de enero. Un duelo en el que los locales buscaban seguir en la parte media alta de la tabla y los visitantes no perder la estela del Sevilla o, lo que es lo mismo, la zona Champions.

De los siete que recuperaba Diego Martínez con respecto a la victoria frente al Molde, cuatro fueron de la partida. Una alineación basada en dosificar dentro de la medida de lo posible, pero a la misma vez conformar un once lo más competitivo posible. De esta forma, Germán, Quini, Yangel Herrera, Domingos Quina y Fede Vico salieron de inicio, mientras que Montoro se reservó en el banquillo y Adrián Marín volvió a no contar para el técnico gallego. Descansaron también, como adelantamos en la previa, Víctor Díaz y Gonalons, al igual que Puertas.

Otro dato que había que tener hoy en cuenta era que el preparador rojiblanco tuvo que vivir desde la grada el desarrollo del partido, ya que cumplía el primer de los dos compromisos que le cayeron por sus protestas al final de la derrota en `San Mamés´. Raúl Espínola ocupó su lugar en la banda y se mostró muy activo desde el arranque.

PopFm Granada

A pesar de que, sobre el papel y las estadísticas domésticas, la Real Sociedad partía como favorito fue el Granada quien gozó de la primera oportunidad clarísima cuando aún no se habían cumplido dos minutos. Un córner botado por Kenedy encontró la cabeza de un Domingos Duarte que apareció desde atrás como un avión, pero su testarazo se marchó incomprensiblemente fuera. Como respuesta, la Real dio un amago de susto tras un pase filtrado de Isak que no pudo controlar peor Portu cuando se podía haber plantado sólo ante Rui Silva.

El primer tramo del choque fue igualado a más no poder, con mucha intensidad entre ambos conjuntos, y sin muchas más ocasiones para abrir la lata. Rui Silva atrapó en dos tiempos un duro chut de Oyarzabal desde el vértice del área antes de que un campeón del Mundo como David Silva tuviera que abandonar el verde por lesión. Una entrada anterior de Eteki le había dejado renqueante y el de Arguineguín dejó su sitio a Gudiri pasado el ecuador del primer tiempo.

Volvió a inquietar Oyarzabal el arco de Rui Silva en una acción aislada en la que se preparó el zurdazo desde fuera del área y la pelota se fue rozando el palo del luso. La réplica nazarí aconteció después de una grandísima acción colectiva entre los pupilos de Diego Martínez. Fede Vico abrió para Soldado, el valenciano la puso para Kenedy, quien intentó revolverse dentro del área y acabó dejándola atrás para Quina, cuyo su disparo se marchó arriba. No pasó cerca la pelota de la portería de Remiro, pero la preciosa combinación resultó digna de destacar. Fue el último peligro que acontecería en una primera mitad muy equilibrada.

 
Lance del encuentro de esta tarde en el `Nuevo Los Crmenes (JOS M. BALDOMERO)
Lance del encuentro de esta tarde en el `Nuevo Los Cármenes´ (JOSÉ M. BALDOMERO)

No hubo cambios durante el descanso, aunque a buen seguro se arrepintió Diego Martínez de no haber dado entrada en el intermedio a Víctor Díaz, quien llevaba calentando en la banda buena parte del primer tiempo. El lateral galo echó fuera el balón y se tendió sobre el césped porque no podía más. Tan sólo dos minutos habían transcurrido desde la reanudación.

Para hacer pasar mejor el mal trago por la lesión de Foulquier, su sustituto, Víctor Díaz, quiso fabricar un gol que podía valer oro a su equipo. El sevillano empaló la pelota en el borde del área tras un saque de esquina y el esférico tocó en Germán, despistando por completo a Álex Remiro. Aunque con anterioridad sí había creado peligro sobre la meta Txuri-urdin, el tanto llegó en el primer disparo entre los tres palos de los rojiblancos, y el desvío de Germán no pudo desembarcar en mejor puerto. El duelo parecía estar destinado a decidirse por mínimos detalles, y este fue el que marcó su devenir y su resolución. 

Reacción instantánea al gol desde el banquillo y Diego Martínez movió fichas por partida doble. Domingos Quina y Fede Vico abandonaron el terreno de juego por Gonalons y Puertas. Imanol también quiso dotar de frescura en ataque a los suyos con las entradas de Jon Bautista y Portu. El carrusel de cambios no cesó, aunque una de la siguiente doble sustitución del Granada fue obligada. Otro hombre que no pudo continuar más en el partido fue Eteki, que dejó su sitio a Montoro, mientras que Jorge Molina dio un respiro a Soldado.

El cuadro granadinista supo manejar el ritmo del encuentro a las mil maravillas durante la recta final. A la Real Sociedad se le hacían más largas de la cuenta sus posesiones debido a que los locales no dejaban ningún resquicio atrás. Un lanzamiento de falta de Oyarzabal que se fue por encima del larguero fue la primera llegada reseñable de la segunda parte, y se produjo a falta de un cuarto de hora.

Otro pequeño susto, más adelante, llegó con un centro pasado del recién ingresado Barrenetxea al que no llegó por muy poco en el segundo palo Oyarzabal. Los últimos instantes se basaron en achicar balones por parte de los jugadores que vestían de rojiblanco horizontal y en intentonas con muy pobre resultado de los que portaban elásticas negras.

Como nota negativa, los cambios forzados de Foulquier y Eteki. Habrá que esperar al parte médico (otro más), pero estos dos futbolistas llevaban muchos minutos acumulados en sus piernas durante las últimas semanas. Dos posibles bajas para Hungría que podrían dejar muy tocado el esquema granadinista y afrontar otro partido ante el Molde en cuadro. El tema de la enfermería rojiblanca continúa siendo desangelador. 

Al Granada, cuando las cosas le salen bien en Europa, parece estar tocado por una varita. Es algo difícil de explicar que un equipo llamado a pelear por la permanencia acumule ya 36 puntos en el campeonato liguero y sea capaz de sobreponerse a cualquier adversidad y en la circunstancia que sea. El triunfo de hoy es un claro reflejo de la “resaca emocional cero”. No se pudo afrontar mejor el descanso de Molde y ya se empiezan a contar las fechas que restan para que la salvación sea casi matemática. Siguiente reto, Budapest. O, mejor dicho, la historia.

GRANADA CF Rui Silva; Foulquier (Víctor Díaz, 48´), Domingos Duarte, Germán Sánchez, Quini; Yan Eteki (Montoro, 66´), Yangel Herrera, Domingos Quina (Gonalons, 53´); Fede Vico (Antonio Puertas, 53´), Kenedy y Soldado (Jorge Molina, 66´).

REAL SOCIEDAD Álex Remiro; Gorosabel (Barrenetxea, 78´), Zubeldia, Le Normand, Ahien Muñoz; Illarramendi (Ander Guevara, 78´), David Silva (Guridi, 27´), Mikel Merino; Januzaj (Jon Bautista, 63´), Oyarzabal y Alexander Isak (Portu, 63´).

GOLES 1-0 Germán Sánchez (min. 52).

ÁRBITRO González Fuertes, Pablo (Comité asturiano). Amonestó a los locales Kenedy y Germán Sánchez, y a los visitantes Portu, Ander Guevara y Jon Bautista.

INCIDENCIAS Partido correspondiente a la vigésimo séptima jornada de LaLiga Santander disputado en el Estadio Municipal `Nuevo Los Cármenes´ (Granada) puerta cerrada para el público debido a las medidas de seguridad por la situación sanitaria del COVID-19.

@Francalvo1996

francalvo@granadaenjuego.com

 
Noticias relacionadas
18/08/2022 | Fran Calvo

El central gaditano ha entrado en la lista de Guillermo Fernández Romo para el encuentro de Los Cármenes

18/08/2022 | Fran Calvo

El técnico del Racing alabó al conjunto rojiblanco, considerándolo "versátil, competitivo y muy compacto"

PRIMERA DIVISIÓN