Una remontada de Primera, 1-2

El Granada logra en Valladolid un triunfo a domicilio en liga cuatro meses después de la mejor forma posible. Un golazo de Quini a falta de cinco minutos deja sellada la permanencia virtual para el conjunto rojiblanco

Fran Calvo  |  11 de abril de 2021
Quini celebra el gol que le dio al Granada el triunfo en el `José Zorrilla´ (PEPE VILLOSLADA / GCF)
Quini celebra el gol que le dio al Granada el triunfo en el `José Zorrilla´ (PEPE VILLOSLADA / GCF)

Con la idea de asegurar virtualmente la permanencia llegaba el Granada al `José Zorrilla´. Como era de esperar, Diego Martínez hizo algunas rotaciones en su once para dar descanso a jugadores que acumulaban ya bastantes minutos en sus botas. Foulquier reapareció en la titularidad tras su lesión, mientras que Quini y Fede Vico, quienes no actuaron en el encuentro del jueves por no estar inscritos en la Europa League, también actuaron de inicio. Las bajas más sensibles eran las de Domingos Duarte, lesionado, y Roberto Soldado, sancionado.

Para intentar regresar a la ciudad de la Alhambra con los tres puntos, el técnico gallego empleó en liza a Rui Silva bajo palos; Foulquier, Vallejo, Germán y Quini en defensa; Eteki, Gonalons y Fede Vico en el centro del campo; los extremos fueron para Puertas y Machís; y Jorge Molina se situó como máxima referencia ofensiva.

El Granada dejó claras sus intenciones desde muy pronto y comenzó a merodear el área de Jordi Masip nada más arrancar el partido. La primera bola al área local fue un envío hacia Jorge Molina que no alcanzó a rematar el delantero alcoyano. Seguidamente, Eteki metió la puntera y obligó a Masip a meter la manopla para evitar el tanto.

PopFm Granada

El acoso nazarí no cesó y fue Machís quien gozó de la más clara para abrir el luminoso. Una gran acción trenzada entre Fede Vico y el venezolano acabó con un disparo cruzado de este último que se marchó lamiendo la cepa del poste. Quini también probó fortuna desde fuera del área, pero su chut lo blocó abajo Masip.  

Después de unos compases iniciales eléctricos por parte de los de Diego Martínez, el Valladolid fue ganando metros y le hizo saber a su rival que estaba en el partido con una doble ocasión. Rui Silva repelió el disparo de Sergi Guardiola en primera instancia y Quini estuvo providencial para impedir que Toni Villa cazara el rechace a placer. A partir de ahí, el choque entró en una fase en la que al Granada le tocó achicar balones. Uno de esos envíos desde la banda lo cabeceó Kenan Kodro por encima de la portería de Rui Silva.

Alcanzada la media hora las fuerzas ya se habían igualado y el encuentro entró en su punto más igualado. Masip estuvo muy atento, aunque también puso el corazón de los aficionados blanquivioletas en un puño, para salir de su área, controlar y despejar un pase que, de haber llegado a Machís, a buen seguro se hubiera hablado del primer gol. En la otra zona del campo, Sergi Guardiola cabeceó picado un centro de Toni Villa y Rui Silva atrapó muy seguro el remate del ex atacante del Recreativo Granada. Poco después, el guardameta luso tuvo unos momentos de duda en un balón filtrado a Toni Villa, aunque acabó saliendo con decisión y se hizo con la bola antes de que la alcanzara el extremo murciano. Una falta que provocó la primera amonestación del duelo para Vallejo concluyó en un envío magnífico de Orellana al que Kodro no llegó a rematar de milagro.

Visto lo visto, lo más justo al descanso era el empate. Pero, otra vez el fantasma de los penaltis (cuatro en los últimos tres partidos) sobrevoló sobre Pucela. Esta vez fue Vallejo quien cometió la infracción al derribar a Kenan Kodro dentro del área. Fabián Orellana, siempre con ganas cuando se enfrenta a su ex equipo, no falló desde los once metros y engañó a Rui Silva para poner en ventaja al cuadro de Sergio González antes del paso por vestuarios.

 
Jorge Molina volvi a ver puerta en Valladolid (PEPE VILLOSLADA / GCF)
Jorge Molina volvió a ver puerta en Valladolid (PEPE VILLOSLADA / GCF)

Tras la reanudación, ambos entrenadores movieron fichas. Diego Martínez sacó del campo a Eteki por Yangel Herrera y Sergio González tuvo que retirar a Javi Sánchez por lesión en lugar de Miguel Rubio. No tardó el técnico gallego en poner a los tres tenores juntos en el centro del campo, y a los diez minutos de arrancar la segunda parte dio entrada a Montoro por Fede Vico. Justo antes, Machís estuvo a punto de firmar el empate con su habitual jugada, pero su disparo desde el vértice del área se fue por encima del larguero.

Siguió con movimientos desde el banquillo Diego Martínez y el siguiente fue un cambio totalmente ofensivo. No duró por mucho tiempo la unidad del centro del campo, ya que Gonalons abandonó el verde por Luis Suárez. Volvería a tener minutos el colombiano, tras reaparecer contra el Manchester United, y lo primero que hizo fue ver una amarilla por un golpe sobre el rostro de Bruno que le impedirá participar en el próximo compromiso liguero ante el Eibar.

A pesar de que era el Granada quien tenía la necesidad imperiosa de ver puerta, el Valladolid pudo sentenciar el choque. Kenan Kodro estampó su remate contra el travesaño y los rojiblancos suspiraban a falta de un cuarto de hora. Del Cerro Grande anuló en la siguiente jugada un tanto a Antonio Puertas, que cazó un rechace de Masip, por fuera de juego. Fue el preámbulo al empate.

Para dejar fuera de combate a este Granada hay que rematarlo, y el Valladolid lo comprobó de primera mano. Del posible 2-0 al 1-1, obra del que siempre lo hace cuando juega. El centro raso de Foulquier lo remató de forma impecable Jorge Molina, el hombre de la eterna juventud y que sigue demostrando una profesionalidad abrumadora esté o no sobre el campo. También salió de sus botas la ocasión de oro de la que gozó Machís para completar la remontada, pero su remate picado ante Masip se marchó demasiado cruzado.

El destino estaba escrito y si Machís erró esa oportunidad fue porque lo mejor estaba por llegar. Además, para uno de los que más se lo merecían. La pelota llegó a los pies de Quini fuera del área, el cordobés se preparó el disparo y sacó un misil imposible para Masip. Un golazo en mayúsculas que le daba al Granada, a falta de cinco minutos, su primera victoria a domicilio en liga en este 2021 y la permanencia virtual. El tercero lo pudo hacer sobre su propia portería Nacho tras una genial jugada individual de Machís pegado a la línea de cal.

Supo sufrir, disfrutar y aguantar el Granada para sumar los tres puntos en la plaza de un equipo que se jugaba la vida. Un sobre esfuerzo brutal, disipando las dudas que existían sobre si el conjunto de Diego Martínez estaría pensando en la eliminatoria frente al United. La filosofía del técnico gallego, desde su llegada al banquillo nazarí, ha sido valorar siempre el siguiente partido. Por lo tanto, si el equipo no deja de alcanzar metas históricas de ese modo, para qué cambiar.

REAL VALLADOLID Jordi Masip; Saidy Janko (Nacho, 84´), Bruno, Javi Sánchez (Miguel Rubio, 46´), Lucas Olaza; Roque Mesa, Rubén Alcaraz, Toni Villa (Pablo Hervías, 64´), Orellana; Sergi Guardiola y Kenan Kodro (Weissman, 84´).

GRANADA CF Rui Silva; Foulquier, Jesús Vallejo, Germán Sánchez, Quini; Eteki (Yangel Herrera, 46´), Gonalons (Luis Suárez, 64´), Fede Vico (Montoro, 55´); Antonio Puertas, Machís y Jorge Molina (Víctor Díaz, 84´).

GOLES 1-0 Orellana (pen.) (min. 41); 1-1 Jorge Molina (min. 77); 1-2 Quini (min. 85).

ÁRBITRO Del Cerro Grande, Carlos (Comité madrileño). Amonestó a los locales Saidy Janko, Rubén Alcaraz, Jordi Masip y Bruno, y a los visitantes Jesús Vallejo y Luis Suárez.

INCIDENCIAS Partido correspondiente a la trigésima jornada de LaLiga Santander disputado en el Estadio `José Zorrilla´ (Valladolid) a puerta cerrada para el público debido a las medidas de seguridad por la situación sanitaria del COVID-19.

@Francalvo1996

francalvo@granadaenjuego.com

 
Noticias relacionadas
18/08/2022 | Fran Calvo

El central gaditano ha entrado en la lista de Guillermo Fernández Romo para el encuentro de Los Cármenes

18/08/2022 | Fran Calvo

El técnico del Racing alabó al conjunto rojiblanco, considerándolo "versátil, competitivo y muy compacto"

PRIMERA DIVISIÓN