ÚLTIMA HORA:
Facebook Twitter Youtube Instagram
 
Granada En Juego
 
 

La Fundación CB Granada celebra el quinto aniversario del ascenso a LEB Plata

El conjunto rojinegro recuerda el salto de categoría con Zamo Fernández, Didi García, Pablo García y Jaime Medina

Redacción | 29 de mayo de 2020
El Coviran Granada celebra el ascenso a LEB Plata (FUNDACIÓN CB GRANADA)
El Coviran Granada celebra el ascenso a LEB Plata (FUNDACIÓN CB GRANADA)

El pasado domingo se cumplieron 5 años del ascenso a LEB Plata del Coviran Granada. Un fin de semana mágico en Albacete en el que el equipo consiguió ponerle el broche de oro a la temporada. Para revivir aquel año en general y ese ascenso en particular el club ha hablado con un entrenador y tres jugadores que militaban en aquella plantilla: Alberto Fernández ‘Zamo’, David García ‘Didi’, Pablo García y Jaime Medina.

Alberto Fernández ‘Zamo’

¿Qué ha hecho durante el confinamiento?

“Aburrirme mucho. He hecho más deporte que nunca, he cocinado muchísimo y he aprovechado para intentar formarme con inglés a través de Inlingua o también en temas de baloncesto. El pasado fin de semana hicimos una ruta muy chula, ya que fuimos a los Lavaderos de la Reina, en Sierra Nevada”.

¿Cómo ha cambiado su vida desde 2015 hasta hoy?

“Ha cambiado poco. No cambiaría las experiencias de 2015 por las de hoy, ni al revés. Cuando estábamos en liga EBA nuestro objetivo era intentar parecernos a los de LEB Plata y ahora queremos parecernos a los mejores de LEB Oro o de ACB. Intentamos exigirnos lo máximo”.

¿Cómo ha cambiado el club?

“El cambio gordo fue llegar al Palacio de Deportes. Todas las estructuras del club intentan profesionalizarse. Éramos 3 amigos y ahora somos unos cuantos más. La familia va creciendo, pero no perdemos la esencia y es eso es lo más importante de todo”.

¿Qué recuerda de la temporada del ascenso?

“Para mí es una de las mejores. Nunca el objetivo del club fue el ascenso. No éramos profesionales, pero todos intentábamos serlo. El ambiente era estupendo. Nos acercábamos al profesionalismo, pero cogíamos las cosas más bonitas del deporte de competición. Era un grupo envidiable. El ambiente en el Veleta era una pasada. Fue una experiencia muy chula y la fase de ascenso fue espectacular. Mirabas a la grada y estábamos jugando en casa”.

¿Qué diferencias hubo con el primer año en liga EBA?

“A mí la primera campaña me gustó mucho también con el récord de victorias seguidas (10). En el último partido en Melilla Nico (Megías) hizo un scouting propio del equipo y fue muy bonito. En la siguiente campaña cambió el hecho de jugar la fase de ascenso. Estuvimos acompañados por Jesús Fernández, Nacho Ordín… Recuerdo esos años con mucho cariño. Crecimos muchísimos y nos lo pasamos muy bien”.

¿Cómo preparó el cuerpo técnico ese fin de semana?

“Nunca habíamos jugado una fase de ascenso como cuerpo técnico. Pensamos cómo lo haría la gente  y fue un poco raro. Era la primera vez que nos enfrentábamos a una experiencia de esa estructura. Estuvimos muchas horas viendo vídeos de los demás equipos. Fue muy importante para nosotros en los años posteriores”.

¿Qué sintió al consumarse el ascenso?

“A los jugadores se les ve saltando y demás, pero el cuerpo técnico se quedó un poco paralizado. Recuerdo imágenes de mirar a la grada para buscar a mi familia, también miré a jugadores celebrándolo. Fue extraño porque hasta que no pasaron unos minutos no lo asimilamos”.

¿Con qué partido sufrió más?

“Con el segundo, el de Albacete. En el tercero contra UCAM Murcia también porque certificábamos el ascenso. Contra Albacete es que estábamos fuera”.

Libro: La isla de los 5 faros.
Película: Cualquiera de Tarantino. Me gusta mucho Django.
Serie: Friends.
Juego de mesa: El Catán.
Comida favorita: Cualquiera en una terraza en un bar en el centro de Granada.
Lugar favorito de Granada: Albaicín.

David García ‘Didi’

¿Qué ha hecho durante el confinamiento?

“Estaba haciendo un máster y de becario en una empresa. Ahora lo estoy retomando desde casa poco a poco”.

¿Con qué se queda de sus temporadas de baloncesto en Granada?

“Me quedo con todo. Yo venía de Garrucha y de repente me veo en el Veleta con 1000 personas, jugando una fase de ascenso o en LEB Plata. Yo venía a ver jugar a Jesús Fernández. Creo que me ayudó mucho a seguir mejorando y aprendí muchísimo. Me quedo con la gente. Teníamos un equipo en liga EBA con personas que son para siempre. Mi grupo de amigos en Granada siguen siendo ellos”.

¿Cómo ha cambiado su vida?

“Me he centrado más. Yo en 2015 estaba despreocupado de todo. Mi vida era jugar al baloncesto, pero lo duro llega después. Ahora valoro más las cosas”.

¿Cómo recuerda ese fin de semana en Albacete?

“Espectacular. Lo recuerdo como un niño pequeño. Después de los partidos era mi momento favorito porque nos prepararon Arturo y Alberto un cubo con hielo y era muy gracioso ver las caras de la gente. Encima siempre llegábamos después de ganar”.
Impresionante la afición

“Increíble. Yo fui al Veleta un día a ver jugar al equipo en un Granada – Morón. Vi la afición y dije: tengo que disfrutar y jugar aquí. Ese ambiente que había en Granada no lo he visto en ningún sitio y llevo ocho temporadas en liga EBA. La gente nos apoyaba todos los días y en Albacete no fallaron”.

¿Cómo recuerda el primer partido contra Aracena?

“Sabíamos que Albacete tenía un equipazo, pero Aracena tenía gente veterana y había sido campeón en Cataluña. Lo preparamos muy bien el partido. Nuestro ritmo fue impresionante. Pablo no paraba de rotar el banquillo y los desgastamos muchísimos. No pudieron parar a Jesús Fernández y Berni Castillo. Nos salía todo”.

¿Esa temporada fue un reto para ti?

“Yo venía de jugar toda la vida en Nacional. Para mí la EBA era impresionante. Yo decía que ahí estaban los buenos. Cada fin de semana era una final y durante la semana también. Era un pesado en los entrenamientos. Yo llegaba al Veleta para ganarme los minutos”.

¿Qué dijo Pablo Pin?

“Nosotros siempre hacíamos el scouting y nos decía que disfrutáramos. Granada es una plaza en la que la gente te exige. Nos dijo que fuéramos sin presión”.

¿Qué partido recuerda de esa temporada?

“Nunca se me olvidará el partido en Badajoz. Fallé una bandeja para ganar el partido. También recuerdo el de Novaschool en el Veleta porque fue mi debut”.

¿Cómo conoció a Jesús Fernández?

“Yo fui a ver un partido del CB Granada hace muchísimos años y después me pude subir al autobús. Ahí me hice una foto con Jesús Fernández”.

Un libro: American gods.
Una película: Malditos bastardos.
Una serie: Suits.
Juego de mesa: el bingo.
Comida favorita: lentejas de mi madre.
Sitio favorito de Granada: el Juanra para una paella está bien. A mí me gusta mucho Almuñécar.

Pablo García

¿Qué ha hecho durante el confinamiento?

“Trabajar mucho. Pertenezco a una empresa que ha sido considerada de trabajo esencial. Nos ha tocado trabajar horas y días que no nos correspondían”.

¿Cómo recuerda la temporada?

“Fue una pasada. Veníamos de ser un grupo de amigos de Nacional. Hubo algunos cambios como Jesús Fernández, Nacho Ordín, Jorge Fernández o Didi. Disfrutamos muchísimo en todos los aspectos”.

¿Y el fin de semana en Albacete?

“Llegamos allí sin ningún tipo de presión. Fue increíble. Cada partido era una sorpresa. En el primero arrasamos. En el segundo sufrimos muchísimos, luchamos y nos salió bien. El último fue el del cansancio. Estábamos muertos”.

¿Cómo recuerda el segundo partido?

“Fue muy agónico. Ellos tenían un equipazo. El mérito que tuvimos nosotros fue subir con presupuesto cero de jugadores. Albacete había hecho un equipo para subir. El cuerpo técnico hizo un scouting muy bueno. Ellos se iban todo el rato y nosotros sufríamos. Fue clave una de las remontadas que hicimos. Nacho Ordín, que jugó infiltrado, metió 8 puntos seguidos que fueron claves y defendido por dos jugadores”.

Pablo García metió tres triples en el último partido

“Tuve un 60% más o menos de acierto en la fase de ascenso en triples y la verdad es que esos triples contra UCAM Murcia fueron importantes”.

¿Qué significó para el club y para Pablo García ese ascenso?

“Nosotros no cobrábamos y en tres años pasamos a jugar en el Palacio. Formar parte de esa historia como un grupo de amigos es impresionante”.

Una camiseta colgada en el Palacio

“Siento orgullo. Yo siempre que entro miro la camiseta con mucha añoranza. Yo me lo he tenido que currar mucho y sacrificar cosas, pero ahí está el resultado. Desde que me llamó Pablo Pin en Nacional hasta el último año. Me retiro por agotamiento, no podía mantener ese ritmo”.

¿Qué partido elegiría de esa temporada?

“El de Melilla siempre me encantaba porque viajabas con el equipo y podíamos tomarnos algo juntos. Encima ganábamos, así que era perfecto”.

Un libro: el de la Termomix.
Una película: Big fish y Cadete perpetua.
Una serie: Westworld y Vikingos
Juego de mesa: el mus y el parchís.
Comida favorita: la lubina al horno.
Lugar favorito de Granada: el mirador de la Silla del Moro.

Jaime Medina

¿Qué ha hecho durante el confinamiento?

“Mucha formación. Tengo también acumulado trabajo como entrenador personal y he planificado para las temporadas que vienen”.

¿Cómo ha hecho deporte?

“Ha sido difícil. He aprovechado toda la casa para poder hacerlo. Se han hecho entrenamientos online y eso me ha facilitado mucho. El día que me dejaron correr estuve hasta que se hizo de noche”.

¿Cómo recuerda la temporada del ascenso?

“Inolvidable. Fue una de mis mejores experiencias deportivas. Yo venía de un año en Nacional que no fue fácil por tema de lesiones. El primer año en liga EBA lo disfruté, pero el segundo fue increíble. Formamos un grupo que jugaba al baloncesto de forma altruista, pero llegábamos a los entrenamientos y nos matábamos. La afición fue impresionante porque el Veleta se nos quedó pequeño en liga EBA. Tengo grabada la imagen de la lluvia de papeles en Albacete. Nos sentimos como en casa”.

¿Qué diferencias hubo entre el primer año y el segundo en EBA?

“Nos asentamos en la categoría. El cuerpo técnico trabajaba a otro nivel en todos los sentidos. La plantilla también dio un salto de calidad con Jesús Fernández, Nacho Ordín, Didi o Jorge Fernández. Como bloque mejoramos muchísimo y jugábamos de memoria”.

¿Cómo recuerda ese fin de semana en Albacete?

“Fue una experiencia inolvidable. Sin ser profesionales trabajábamos como si lo fuéramos. Fue muy duro. No hubo ningún partido fácil y estuvimos hasta el último segundo sufriendo. Se me quedó grabado que Óscar Anguita en el último partido no llegó a jugar, pero no paró de animar y apretar desde el banquillo. Esa piña se forjaba durante toda la semana”.

¿Qué dijo Pablo Pin antes del último partido?

“La esencia de siempre. Éramos conscientes de que podíamos hacer algo muy bonito. Su filosofía siempre ha sido la de ir día a día. Nos lo llevábamos currando toda la temporada y solo quedaba un esfuerzo. Encima fue un partido con mucho desgaste porque UCAM Murcia no se rindió nunca”.

Un libro: Ensayo sobre la ceguera.
Una película: Intocable.
Una serie: Breaking Bad.
Juego de mesa: cualquier juego de cartas en la playa.
Comida favorita: cualquiera que haga mi madre. 
Lugar favorito de Granada: me gustan mucho los jardines de la Alhambra.

redaccion@granadaenjuego.com 

 

 
 
 
©Granada en juego, SL | Quiénes somos | 666 441 696 | Email: redaccion@granadaenjuego.com | Xperimenta eConsulting

USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR