Imprimir esta noticia
Opinión

QUE BONITO ES...

Donde los sueños se cumplen

Fabián Leyva | 20 de julio de 2020
Fabian Leyva (GRJ)
Fabian Leyva (GRJ)

Apenas son las tres de la tarde del veintinueve de abril de dos mil diecisiete. Aún quedan tres jornadas por disputarse y el Granada, hundido desde prácticamente el principio de la temporada, consuma un estrepitoso descenso en el que solo fue capaz de sumar cuatro victorias y veinte unidades.

Catorce de junio de dos mil dieciocho. Diego Martínez, que dirigió a Osasuna en la campaña 2017/18, firma como técnico del Granada. Todavía no lo sabían pero la historia de ambos –profesional e institución- acababa de cambiar para siempre. Poco menos de dos años y un mes después, el binomio nazarí-vigués, ya escrito por siempre en la historia del fútbol nacional, suma logros difícilmente repetibles para una institución tan humilde como la granadina: un ascenso a Primera División seguido de la temporada con mejores registros de la historia, una ‘casi final’ de Copa del Rey, récord de porterías a cero y, la más reciente y seguramente más importante, la primera clasificación europea de la historia del club. Un sueño hecho realidad. El mundo recordará el dos mil veinte como un año maldito debido. El aficionado granadino –también sufridor, ojo- tendrá un hueco reservado en el memorando de por vida.

Los rojiblancos no solo se conformaron con un hito de tal calibre, sino que lo hicieron a lo grande. El Granada aplastó sin compasión a un Athletic con el que tenía cuentas pendientes. Soldado, Puertas, Carlos Fernández y Montoro fueron los encargados de apuntillar a unos malheridos leones que seguro que, ahora sí, recordarán al Granada cuando piensen en puestos de Europa League.

El broche final, que sirvió como ejemplo de lo que es una familia deportiva, se vio en los momentos que siguieron al pitido final del colegiado. Los jugadores y el cuerpo técnico se citaron en el césped, móvil en mano y auricular en el oído, para vislumbrar los últimos minutos del Levante-Getafe, primordial para la clasificación final del Granada. El gol de Coke para los valencianos en los últimos instantes del encuentro dio rienda suelta a la euforia contenida de los integrantes del, ya con confirmación oficial, EuroGranada de Diego Martínez.  El diecinueve de junio se contará de padres a hijos, de hijos a nietos y de nietos a bisnietos. Es historia viva del club de su ciudad. Es el día que se rubricó, para siempre, el nombre del Granada Club de Fútbol en el deporte europeo. Es el culmen a una temporada de ensueño. Es lo que cada aficionado del Granada se merece después de años de polvo y quiebra. Es eterna lucha. Y qué bonita es.

@leyvfab