Imprimir esta noticia
Granada CF

Nueve décadas de sonrisas y lágrimas rojiblancas: 1961-1971

Dos ascensos a Primera en un decenio que resultó ser la antesala al mítico `Matagigantes´

Fran Calvo | 6 de abril de 2021
Portada del álbum de cromos de la temporada 1969/70, con el Granada y el antiguo `Los Cármenes´ como protagonistas principales (TODOCOLECCIÓN)
Portada del álbum de cromos de la temporada 1969/70, con el Granada y el antiguo `Los Cármenes´ como protagonistas principales (TODOCOLECCIÓN)

Cinco temporadas tardó el Granada en volver a codearse entre los grandes del fútbol español desde su descenso en 1961. Fue en la temporada 1965-66, de nuevo con el técnico de la final de Copa en el banquillo, Jeno Kalmar, cuando el conjunto rojiblanco logró el ascenso a Primera. Tras acabar segundo, un muy renovado equipo que tenía altas aspiraciones logró en la promoción el objetivo principal. Además, contra el eterno rival de la época, el Málaga, después del 2-1 en `Los Cármenes´ y empatar (1-1) en la Costa del Sol.

Sin embargo, la alegría no se alargó demasiado tiempo ya que el Granada acabó descendiendo en su retorno a Primera. A pesar de que el cuadro nazarí no coqueteó con la zona roja durante buena parte de la temporada, finalizó la liga regular en puestos de promoción. En esta ocasión, la suerte no estuvo de lado rojiblanco y fue el Betis quien venció ambos encuentros.

La condición de equipo `ascensor´ se la ganó a pulso a lo largo de esas campañas tan confusas. El rendimiento en Segunda, tal y como sucediera dos años atrás, volvió a ser excelente y el Granada acabó líder. Las llegadas de dos mitos como Cándido Gómez a la presidencia y José Iglesias `Joséito´ al banquillo resultaron claves, ya no sólo en esta temporada, sino también en las posteriores. Sería el último ascenso del club a la máxima categoría hasta 2011.

A partir de la temporada 1968/69 y 1970/71, las tres primeras de la cuarta aventura del Granada en la máxima categoría, se empezaron a forjar los cimientos de lo que sería el legendario `Matagigantes´. En liga no se lograron grandes posiciones, pero fueron llegando a la ciudad de la Alhambra fichajes que, a la postre, resultarían iconos para la hinchada nazarí. Uno de ellos fue el de Enrique Porta en verano de 1968, quien se convertiría en el único ganador del trofeo Pichichi de la entidad en toda su historia.

Otro síntoma de crecimiento fue la construcción de la tribuna cubierta del antiguo `Los Cármenes´ tras el ascenso, misma campaña en la que también se alcanzó las semifinales de Copa, cayendo frente al Athletic. Cándido Gómez había realzado al club hasta tal punto de convertirse en uno de los más temidos para los rivales, sobre todo en el feudo granadino.

@Francalvo1996

francalvo@granadaenjuego.com