ÚLTIMA HORA:
Facebook Twitter Youtube Instagram
 
Granada En Juego
 
 

Opinión

ONCE INICIAL

Jaime Lucena (GRJ)
Jaime Lucena (GRJ)

Se ganó un partido muy importante

11 de diciembre de 2019

Ganó 3-0 nuestro Granada al Alavés en un partido que era muy importante, por los tres puntos, porque el rival es directo, porque veníamos de 5 partidos sin ganar y por ello de tranquilizar un poco el ambiente, porque ganar siempre ratifica el trabajo que se está haciendo, y porque era el primero de cuatro partidos seguidos en los que había que sumar todo lo posible.

Y se ganó, y se ganó bien, a un rival duro y difícil como el Alavés, con una primera mitad muy igualada con alguna ocasión más para el rival, y con una segunda en la que fuimos muy superiores, con gol tempranero de Carlos Fernández, otro de Soldado de penalty ( buen detalle el de Vadillo no poniendo ninguna pega para que lo tirase el compañero )  , expulsión de Wakaso, y van……, y nuevo gol, golazo de Herrera. Un 3-0 claro y rotundo, donde la única nota negativa fue la grave lesión de Quini, jugador fundamental en el esquema del técnico, pero en una posición donde hay mimbres suficientes para sustituirle con garantías, como ha demostrado Neva durante muchas jornadas. Y eso, las lesiones, es el único nubarrón que se cierne sobre los nuestros, y es que ahora mismo hay cinco lesionados, cuatro de ellos, Germán, Quini, Montoro y Fede Vico que podrían catalogarse titulares indiscutibles.

Además de los tres puntos abundaron las buenas noticias, como comprobar el gran portero que es Silva, que la pareja Martínez – Duarte es de plenas garantías, el buen nivel de Gonalons y la confirmación del pedazo de futbolista que es Herrera, el buen tono de Vadillo y Puertas, y que los dos delanteros marcaron después de mucho tiempo. Y no nos olvidamos del partidazo de Víctor Díaz, algo timorato en ataque en los últimos partidos. Lo único negativo además de la lesión de Quini es la confirmación de que Machis va perdiendo protagonismo, lo cual es una noticia mala para el equipo. Esperemos que Diego sepa recuperarlo, yo estaba y sigo estando convencido de que Machis debe de ser una pieza fundamental en nuestro equipo.

Y ahora toca el Levante, otro equipo de nuestra liga, también con muchas bajas y todas ellas concentradas en el puesto de central, donde no cuenta con ningún jugador específico. Habrá que intentar aprovechar está circunstancia, reconociendo que es un gran equipo y que cuenta con grandes jugadores en su vanguardia, jugadores de calidad y con gol. No será sencillo ni mucho menos. De ganar, el objetivo de la salvación se vería mucho más cerca.

El Recreativo volvió a perder, esta vez frente a un poderoso Badajoz, y la situación se vuelve muy peligrosa, ya que no solamente los nuestros ocupan el farolillo rojo y cada vez están más lejanos los puestos de salvación, sino que además el juego de los nuestros está siendo pobre y están demostrando tener poca pegada y mandíbula de cristal, no sabiendo encajar los golpes del rival. Hay que reaccionar ya, o de lo contrario la misión se convertirá en muy complicada.

Y nueva derrota de nuestro equipo de baloncesto, esta vez en Oviedo y por un punto, errando el último tiro que nos hubiera dado la victoria. Dice el técnico que los nuestros hicieron un partido bueno y serio, y yo no lo dudo, pero es verdad que esperaba algo más de un partido frente a un rival que, aunque siempre complicado en su cancha, anda mal clasificado y muy castigado por las lesiones, y que se presentaba ante los nuestros con un juego interior muy mermado. Soy solamente un mero aficionado, pero no entiendo bien que pudo pasar para que Olmos desapareciese de la rotación cuando al principio del partido estaba haciendo mucho daño al rival, insisto, muy mermado en su juego interior.

Lo de Kapelan sigue preocupando, y no por fallar el último tiro, ni mucho menos, sino por su 3/14 en tiro, preocupante, y no es la primera vez. Se le sigue esperando, y confío que al final llegará, pero pasan las jornadas y todavía no ha aparecido. Quizás todos, yo el primero, teníamos demasiadas expectativas puestas en esta temporada, o quizás dichas altas expectativas siguen estando ahí, y solamente falta tiempo para verlo. Seguimos confiando.        

jlucena@granadaenjuego.com

 

QUE BONITO ES...

Fabian Leyva (GRJ)
Fabian Leyva (GRJ)

Bálsamo

10 de diciembre de 2019

Cinco partidos sin ganar y un punto de quince. Con esa premisa afrontaba el Granada el inicio de su particular tourmalet por la salvación. Tras disputar, con más pena que gloria, una concatenación de duelos ante equipos a priori de mayor tallaje –Getafe, Real Sociedad, Valencia, Atlético y Athletic Club- el Nuevo Los Cármenes recibió en la sobremesa del sábado al Deportivo Alavés, rival directo por la permanencia.

Pese al colchón de puntos que acumularon los nazaríes a principios de la temporada, una mala racha de resultados puede desestabilizar a cualquiera, alcanzando el encuentro un aura a final que caló en la grada del coliseo rojiblanco. La afición, tan entusiasta como a lo largo de esta campaña, alentó desde el inicio hasta pasado el minuto noventa.

La inauguración de esta nueva serie de partidos, todos con contrincantes de la zona baja de la tabla, no pudo ser mejor. Una vez finalizada una soporífera primera mitad, todo fueron noticias positivas. Por orden de llegada, la primera buena nueva llegó de parte de Carlos Fernández y Roberto Soldado. Los dos delanteros del Granada, necesitados de gol, vieron saciada su hambre antes de cumplirse una hora de partido. Al buen hacer de los de arriba se sumó Maxime Gonalons, imperial en el centro del campo, robando y repartiendo. El francés, venido a más con la ausencia de Ángel Montoro, se asoció con Yangel Herrera para conseguir una portería más a cero y colocar un merecido tres a cero en el marcador, respectivamente.

Los de Diego Martínez, innegociables en la lucha por los tres puntos sin importar quién esté delante, cogen aire para afrontar un tramo de la temporada vital. La trascendente victoria ante el Deportivo Alavés precede encuentros ante UD Levante, SD Eibar (fuera) y RCD Mallorca, todos competidores de un mismo objetivo. El Granada, conjunto más adelantado de los cinco –contando al Alavés- ya sabe cuál es la ruta a seguir. El sábado catorce de diciembre, a las 13:00, nuevo examen.

 

ONCE INICIAL

Jaime Lucena (GRJ)
Jaime Lucena (GRJ)

Se avecinan jornadas fundamentales

3 de diciembre de 2019

El Granada perdió en San Mamés, y lo hizo en un partido regular de los nuestros donde una decisión arbitral confirmada por el VAR terminó siendo fundamental. Hasta ahora no teníamos mucha queja de las decisiones arbitrales, pero lo de ayer fue una decisión controvertida que nos perjudicó por partida doble. Bajo mi punto de vista, en primer lugar, ese jugador al que los árbitros le permiten que despliegue todas sus malas artes, también las tiene buenas, Raúl García, empujo levemente a nuestro central Domingos, el cual está realizando una excepcional temporada, pero ayer picó como un pardillo, devolviendo con otro leve empujón al ínclito Raúl, el cual se tiró al césped como si hubiera recibido un puñetazo. Pico Domingos, pico el árbitro y confirmo la equivocación el VAR. Eso nunca es penalty. El mismo se tiró, lo paró Rui, y de nuevo el árbitro y el VAR mandaron repetirlo ya que Rui había desplazado su último pie centímetros de la línea de gol. Probablemente sea justo, pero dicha norma no se aplica en todos los partidos como se pudo apreciar en el Valencia – Villarreal. Nos tocó sufrir el VAR, a un mal árbitro, y a un buen jugador que pone en práctica siempre todas las marrullerías a su alcance, casi siempre permitidas por el árbitro de turno.

Pero tampoco nos escudemos en dicha jugada, salvo los primeros 20 minutos los nuestros, excepto la lucha y el orden de siempre, no hicieron mucho, y menos en ataque. Tuvimos una clara ocasión a los 2 minutos por medio de Herrera, luego un disparo lejano y peligroso de Quini, y pare usted de contar. No nos acercamos más al área rival en prácticamente todo el partido.

Los nuestros no andan finos, es cierto, y solamente hay que ver los números. Solamente 1 punto de los últimos 15 en juego, el bagaje más pobre de la categoría junto a Villarreal, Español y Leganés, habiendo perdido consecutivamente los tres partidos jugados lejos de casa, frente a Getafe, Valencia y Bilbao. Pero me preocupa más el juego de los nuestros que los resultados en sí, ya que perder frente a grandes equipos entra dentro de lo normal. Se ha perdido chispa en ataque, y jugadores antes fundamentales como Vadillo, Puertas o Montoro evidentemente no están en su mejor momento, aunque ayer pude ver algún brote verde en Machis, jugador fundamental para nuestros intereses. Ojalá Vico vuelva pronto. A pesar de todo estamos con 21 puntos, 8 por encima del descenso, y con un calendario venidero que se presenta más asequible.

Y es que de aquí a que finalice la primera vuelta, nos enfrentaremos en casa a Alavés y Levante, para rendir visita al Eibar, y finalizar la primera vuelta en casa frente al Mallorca. Ni mucho menos estoy diciendo que sea sencillo, pero en la teoría estos equipos se asemejan más a nuestro nivel que lo que hemos tenido estas últimas jornadas, Real Sociedad, Valencia, Atlético de Madrid y Bilbao. Tengo la sensación de que lo que hagamos en estos próximos partidos será la diferencia entre sufrir o no hacerlo tanto para mantener la categoría. Unos buenos resultados en los próximos 4 partidos nos acercarán a nuestro objetivo, y mantener el bache de resultados que ahora tenemos nos complicaría la situación. A pesar del evidente bajón de los nuestros, sobre todo en parcela ofensiva, plena confianza en el equipo. Lo dicho, próximo partido frente a un duro rival, el Alavés, que cuenta en sus filas con jugadores importantes, especialmente en vanguardia, como son Joselu y Lucas Pérez. Confío en la victoria, como siempre. 

El Recreativo volvió a perder su partido frente al sorprendente Yeclano, nuevo en la categoría. Esta derrota mantiene lógicamente a los nuestros en zona de descenso, cada vez más alejados de puestos de salvación, en concreto a 4 puntos, lo cual no es nada si el equipo reacciona ya, aunque el próximo partido tampoco parece propicio, rindiendo visita a un Badajoz que se encuentra en puestos de liguilla. Hay que ganar, y hay que hacerlo ya, sea el rival que sea.

Y por último el equipo de baloncesto ganó su partido frente al Tau Castellón en un mal encuentro, que evidenció una vez más el mal momento por el que atraviesa el equipo en general, y algunos jugadores en particular. Ningún jugador, a excepción de Alo Marín y en algunos encuentros Watson está rindiendo a un buen nivel, estando algunos de ellos prácticamente desaparecidos como Pérez, Cobos o Iriarte, y otros en un mal momento de juego como Corts o Rubio, estando todavía esperando a Kapelan. La victoria fue muy importante, pero dejó un regusto amargo al confirmar que el equipo no carbura, y no se encuentra remedio a pesar de que las jornadas van pasando. Intención y actitud no faltan, pero no está siendo suficiente.          

jlucena@granadaenjuego.com

 

QUE BONITO ES...

Fabian Leyva (GRJ)
Fabian Leyva (GRJ)

Lo que Raúl García quiso

2 de diciembre de 2019

Siempre he sido muy reacio a minimizar un partido de noventa minutos en una jugada. Una hora y media de fútbol otorga infinidad de posibilidades. Sin embargo, cuando estás realizando una gran primera mitad en un estadio de la categoría del Nuevo San Mamés y todos tus esfuerzos se ven reducidos a una acción polémica, es imposible mirar con perspectiva.

Con Montoro al cien por cien y Yangel Herrera recuperado del cansancio acumulado por sus partidos con su selección, Diego Martínez –ausente en el banquillo por su expulsión contra el Atlético- optó por un trivote formado por los dos jugadores anteriores y un Maxime Gonalons que va de menos a más.

El Granada luchó por hacerse con el centro del campo pero un accidentado inicio de partido, lleno de pequeñas cruzadas, sembró el descontrol. Dentro de ese caos, donde los nazaríes suelen sentirse cómodos, reinaron durante más de media mitad. El rumbo del duelo cambió radicalmente cuando Raúl García quiso. El centrocampista del Athletic, tan guerrillero como siempre, volvió a ir al límite para salir triunfante de una poco honorable refriega. García, en un balón dividido, empujó hacia Rui Silva a Domingos Duarte, que se revolvió y empujó de nuevo al futbolista navarro. Este, sabedor de su victoria, se dejó caer en el área, engañando así al central portugués del Granada y, desgraciadamente para los visitantes, al árbitro. La rocambolesca jugada aún guardaba más infortunios: el lanzamiento desde los once metros, tras ser detenido por Rui Silva, se mandó repetir haciendo uso de la absurda regla que obliga a pisar la línea de portería e indigna a todo el mundo del fútbol. La acción terminó con tres amarillas para el Granada y la desconcentración absoluta de sus jugadores.

Los de Raúl Espínola –encargado de los rojiblancos a falta de Diego Martínez- volvieron a ser mejores en gran parte de la segunda mitad, otra vez sin premio. El Athletic supo jugar con el resultado a favor y aprovechó los cambios ofensivos de su rival para encontrar un hueco en la zaga que significó el definitivo dos a cero, obra de Yuri Berchiche. Venerable encuentro del Granada pese al resultado, que estuvo manchado desde la señalización de un discutible penalti que encubrió el VAR.

@leyvfab

 

ONCE INICIAL

Jaime Lucena (GRJ)
Jaime Lucena (GRJ)

Competitividad máxima

27 de noviembre de 2019

Venía el Granada de tres derrotas consecutivas, lo cual, lejos de ser una crisis, entraba dentro de lo normal en una categoría tan complicada y difícil. Pánico ninguno, pero si era cierto que había que empezar a sumar de nuevo, más por el entorno que por el equipo, estoy seguro. Pero el rival era de los complicados, todo un Atlético de Madrid que a pesar de las importantes bajas, venía con un equipo plagado de internacionales en grandes selecciones, y con un esquema de juego aprendido hasta el último automatismo. Era y es un rival dificilísimo.

Y se empató, y se empató sufriendo muchísimo, como era de esperar, y se empato compitiendo al máximo como siempre, creyendo en nuestras posibilidades y empleando “pierna fuerte”, igual que el rival. En líneas generales el Atlético fue superior, lógico por otra parte, y el punto final nos sabe mucho mejor a nosotros que a ellos. El partido no tuvo grandes ocasiones para ninguno, pero el Atlético mandó en el terreno, pero se encontró con un equipo, el nuestro, que no le perdió la cara al partido en ningún momento, incluso cuando nos pusimos por debajo en el marcador, situación casi definitiva frente al rival madrileño.

Se empató merecidamente, aunque desde Madrid pensaran que no tanto, y es que, reconozcámoslo, a pesar del arbitraje sibilino en contra de nuestros intereses, Montoro estuvo cerca de la roja en una fuerte entrada con pisotón en el tobillo del rival, y pasado el tiempo reglamentario hubo una jugada muy confusa en nuestra área, que no fue ni revisada por el VAR, situación al menos extraña. Reconocer que en las jugadas claves tuvimos cierta ayuda arbitral, sirve para poder quejarnos cuando ocurra lo contrario, que ya ha ocurrido y ocurrirá.

Al equipo no se le debe de poner pero alguno, ya que como dice su técnico se miro a los ojos a un rival temible, puntero en el fútbol europeo, no perdiendo la compostura ni la fe en ningún momento, llegando así el empate de German (esperemos una pronta recuperación) tras saque de esquina, convirtiéndose así en el equipo que más goles ha conseguido tras dicha suerte, y que más goles ha conseguido junto con el Barcelona a balón parado de la categoría. Que el equipo está trabajado es una realidad, y esta es una de sus pruebas.  

Ahora toca otro miura, el Bilbao, donde siempre me da un gusto especial ganar, no me cae simpático el equipo vasco, que le vamos a hacer. Y será otro complicadísimo encuentro ante un rival muy fuerte, y más en su casa. Espero ver a los míos en la misma línea, aunque quizás con algo más de soltura en ataque, soltura que han perdido en los últimos encuentros, y es que quizás, solamente quizás, la vuelta a la titularidad de Fede Vico sea una opción para el técnico.

El Recreativo perdió frente a un Murcia venido a menos, lo que hace que los nuestros sigan en puestos de descenso, aunque a tiro de victoria de salir de los mismos. Sigo pensando que equipo y cuerpo técnico hay, pero es verdad que, para un equipo joven como el nuestro, salir de dichas posiciones se antoja imprescindible, y cuanto antes mejor, por aquello de los nervios.

Y derrota dolorosa de los chicos del baloncesto. El equipo no anda bien, y no es una opinión subjetiva si uno ve la clasificación, con más derrotas que victorias, y si uno vio el partido frente al Almansa, donde caímos frente a un recién ascendido por 20 puntos de diferencia y encajando 97 puntos, lo cual, para un equipo que ha basado su fortaleza en la defensa son muy malas noticias. Toca recapacitar, reconocer que no se está bien, y volver a ser ese equipo competitivo y fiable que basaba sus éxitos en el rebote, en la defensa, y en la aportación de todos sus jugadores. Encajar 97 puntos frente a un equipo llamado a pelear por mantener la categoría es un varapalo ante el que hay que reaccionar de una vez. Y no vale con ganar el próximo partido por 40 puntos, hay que volver a ser fiables todos los partidos, cosa que no estamos haciendo.           

jlucena@granadaenjuego.com

 
1441 resultados encontrados.    Más resultados: << 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | >>
 
©Granada en juego, SL | Quiénes somos | 666 441 696 | Email: redaccion@granadaenjuego.com | Xperimenta eConsulting

USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR