ÚLTIMA HORA: DIRECTO | Sigue el partido entre Getefa CF y Granada CF en nuestras redes sociales
Facebook Twitter Youtube Instagram
 
Granada En Juego
 
 

Opinión

ONCE INICIAL

Jaime Lucena (GRJ)
Jaime Lucena (GRJ)

En una nube

24 de julio de 2020

En estos tiempos tan complicados que estamos viviendo todos, cualquier alegría que podamos llevarnos es bien venida, y si esta nos la da el equipo de nuestros amores, y la alegría se puede catalogar como enorme, nos aposentamos en una nube de felicidad.

Lo que ha hecho nuestro Granada, futbolísticamente hablando, es digno de elogio y admiración, y no lo decimos solamente los seguidores del equipo, es una opinión unánime del mundo del fútbol. Nos catalogan como equipo revelación pero no por ser simpáticos, sino por que lo logrado con el segundo presupuesto más bajo de la categoría es simplemente espectacular. Hemos competido en todos los campos, se lo hemos puesto difícil a todos los  equipos, grandes y pequeños, hemos llegado a semifinales de la Copa y solamente nos sobraron 10 minutos para llegar a la final, y hemos acabado séptimos en una Liga catalogada como la mejor del mundo. Si, hemos sido revelación, pero también una fantástica realidad desde la primera  hasta la última jornada. 

Y todo esto lo hemos logrado con una plantilla en su mayoría compuesta por jugadores de segunda división sin experiencia en la categoría, desde Rui Silva, Duarte, Germán, Neva......hasta Carlos Fernández, y dirigidos por un técnico también debutante en la categoría. Y comentemos lo del técnico, que es para enmarcar. Creo que sus tres principales logros han sido hacer mejores a sus jugadores, que estos creyeran en su técnico y en su discurso sin fisuras, y saber adaptarse al rival y al partido que tocase, cambiando de dibujo de jornada en jornada, e incluso dentro de un mismo partido. Excepcional trabajo el de Diego.

La única pena de todo esto es que esa afición tan sufridora como es la granadina no haya podido disfrutar en directo de las últimas hazañas del equipo, pero estoy seguro que al igual que yo, lo hemos disfrutado todos como niños, y también espero que jugadores y técnicos hayan sentido el aliento de su público desde sus hogares, porque empujar, estoy seguro que hemos empujado todo lo que hemos podido.

¿Y ahora que? Pues ahora a esperar que no se nos vayan muchos jugadores, que aunque es difícil, la columna vertebral de este equipo ( que no la única importante ) que forman Rui Silva, Duarte, Herrera y Carlos Fernández no se desmantele en su totalidad, que por supuesto el técnico siga al menos un año más, y que los dirigentes sigan con los pies en el suelo, trayendo a jugadores que vengan a sumar y que se unan a la filosofía de este equipo, a su eterna lucha.

Por último, dar las gracias por las muchas alegrías recibidas a esos jugadores que nos han hecho sentirnos tan orgullosos de ellos, a ese técnico que ha demostrado ser un pedazo de técnico, y a esa directiva que navega con los pies en el suelo. Que todos sigan así y que el año que viene, también con los pies en el suelo, todos sigamos disfrutando de nuestro Granada CF. Será muy complicado, pero el reto será que con una plantilla humilde y en tres competiciones, sean cuales sean los resultados sigamos estando orgullosos de ellos. 

jlucena@granadaenjuego.com

 

EL GALLINERO

Jesús Albarracín (GRJ)
Jesús Albarracín (GRJ)

No eres consciente

23 de julio de 2020

Cuando perdura un recuerdo siempre debemos tener claro que no ha sido porque sí. Todo marca y todo suma, especialmente si hablamos de éxitos individuales y colectivos. Ni en los peores recovecos de una ciudad a la que acompañó demasiadas veces una banda sonora ‘westeriana’, el sonido que representaba un mal externo que nos causaba zozobra e impotencia, ni tampoco cuando Han Zimmer generaba épica con los puños alzados a la faldas de la Torre la Vela. Vivimos casi de todo, experiencias diversas con las que pasaron los años y nos dieron una perspectiva mucho más amplia de lo que sería nuestra realidad más bonita e ilusionante. Incluso dejamos de creer, nos conformamos con un yo superficial y conformista que creía que era feliz por hacer suyos los éxitos ajenos de quienes nunca tuvieron que pisar el barro. Nos bastaba con recordar algún momento de otra época para dar por bueno lo demás. No conocíamos la felicidad real, tampoco la imaginábamos.

Siempre tuvimos memoria, al menos llegamos a respetarla. Supimos lo que queríamos y lo que no pero tampoco hicimos lo imposible. Si las instituciones no respaldaban al eterno histórico protestábamos pero nada más. Si los  descensos se producían por errores administrativos, más de lo mismo. En la ecuación también estaban presentes los que siempre quisieron, creyeron y confiaron en un futuro más próspero. Los más ilusos y puristas, los más ingenuos en cuestiones relacionadas con sentimientos y resultados, quienes seguían creyendo en amores correspondidos. Esos locos que caminaban erguidos pero con la sensación de hacerlo casi siempre en mitad del desierto. La recompensa llegó para ellos décadas después, puede que también para los que menos entendían que la vida puede ser tan generosa como pocas veces merecen. Y de golpe y porrazo llegó un ascenso. Y después otro y al siguiente otro. Estábamos en la élite, sin creerlo ni asimilarlo con el temple necesario. Tocábamos el cielo y creíamos que era lo más. Pero siempre podía haber más y no lo sabíamos. No éramos suficientemente maduros.

Años después volvimos a darnos contra el suelo. No valoramos lo conseguido y llegamos a perder de vista lo más importante, a nosotros mismos. Caímos de lleno en lo injusto que puede ser este deporte, tan particular como ingrato si no lo mimamos con el compromiso necesario. Siempre debemos cuidar aquello en lo que creemos y que nos importa. Pero aprendimos y volvimos. Regresamos sin complejos ni miedos, sin inseguridades ni temblores. Éramos el Granada, uno de los equipos más castigados en la historia reciente, el mismo que merecía ser más feliz de lo que imaginaba. Llegó la valentía de Diego Martínez y de un conjunto de jugadores preparados para devolver todo lo que podía ser realmente significativo. Llegó el momento de hacer del recuerdo presente el único válido, el que perdurará con más fuerza. Nos metimos en Europa, la vida nos sorprendió con una felicidad tan irracional como única, tan mágica como irrebatible cuando nadie la esperaba. La que siempre merecimos. Porque no éramos conscientes del todo con lo que supone ser realmente feliz.

@JesAlbarracin

 

QUE BONITO ES...

Fabian Leyva (GRJ)
Fabian Leyva (GRJ)

Donde los sueños se cumplen

20 de julio de 2020

Apenas son las tres de la tarde del veintinueve de abril de dos mil diecisiete. Aún quedan tres jornadas por disputarse y el Granada, hundido desde prácticamente el principio de la temporada, consuma un estrepitoso descenso en el que solo fue capaz de sumar cuatro victorias y veinte unidades.

Catorce de junio de dos mil dieciocho. Diego Martínez, que dirigió a Osasuna en la campaña 2017/18, firma como técnico del Granada. Todavía no lo sabían pero la historia de ambos –profesional e institución- acababa de cambiar para siempre. Poco menos de dos años y un mes después, el binomio nazarí-vigués, ya escrito por siempre en la historia del fútbol nacional, suma logros difícilmente repetibles para una institución tan humilde como la granadina: un ascenso a Primera División seguido de la temporada con mejores registros de la historia, una ‘casi final’ de Copa del Rey, récord de porterías a cero y, la más reciente y seguramente más importante, la primera clasificación europea de la historia del club. Un sueño hecho realidad. El mundo recordará el dos mil veinte como un año maldito debido. El aficionado granadino –también sufridor, ojo- tendrá un hueco reservado en el memorando de por vida.

Los rojiblancos no solo se conformaron con un hito de tal calibre, sino que lo hicieron a lo grande. El Granada aplastó sin compasión a un Athletic con el que tenía cuentas pendientes. Soldado, Puertas, Carlos Fernández y Montoro fueron los encargados de apuntillar a unos malheridos leones que seguro que, ahora sí, recordarán al Granada cuando piensen en puestos de Europa League.

El broche final, que sirvió como ejemplo de lo que es una familia deportiva, se vio en los momentos que siguieron al pitido final del colegiado. Los jugadores y el cuerpo técnico se citaron en el césped, móvil en mano y auricular en el oído, para vislumbrar los últimos minutos del Levante-Getafe, primordial para la clasificación final del Granada. El gol de Coke para los valencianos en los últimos instantes del encuentro dio rienda suelta a la euforia contenida de los integrantes del, ya con confirmación oficial, EuroGranada de Diego Martínez.  El diecinueve de junio se contará de padres a hijos, de hijos a nietos y de nietos a bisnietos. Es historia viva del club de su ciudad. Es el día que se rubricó, para siempre, el nombre del Granada Club de Fútbol en el deporte europeo. Es el culmen a una temporada de ensueño. Es lo que cada aficionado del Granada se merece después de años de polvo y quiebra. Es eterna lucha. Y qué bonita es.

@leyvfab

 

QUE BONITO ES...

Fabián Leyva (GRJ)
Fabián Leyva (GRJ)

Irremontables

13 de julio de 2020

El Granada, insaciable, no se cansa de superar cada uno de los objetivos que se propone y consigue, en otra fantástica e inolvidable tarde de fútbol, vencer a su rival directo (¡por Europa!) en Anoeta para colocarse a las puertas del cielo. Domingos Duarte culminó su mejor partido como rojiblanco dando la asistencia del cero a uno y anotando el definitivo dos a tres cuando los errealas soñaban con la remontada.

El partido fue una montaña rusa de emociones. La Real Sociedad inició la contienda a un ritmo vertiginoso, seguido con dificultades por la defensa nazarí, que no encontraba salida cómoda de balón y encontraba a sus rivales llegando siempre de cara. Los de Diego Martínez no consiguieron hacer frente en juego a los guipuzcoanos pero sí en el marcador. Antonio Puertas marcó un golazo con la testa tras un centro con la zurda de Domingos y Soldado elevó distancias tras un fallo de Diego Llorente al intentar despejar la pelota.

Los rojiblancos plantearon un partido táctil aprovechando la debilidad en el contacto de los centrales locales, Llorente y Le Normand. Esto fue suficiente para liderar el partido hasta el minuto ochenta y tres, cuando Oyarzabal hizo bueno el gol de Merino en la reanudación marcando el empate con una soberana diana con la derecha. Las sensaciones evocaban al tercer gol donostiarra: nada más lejos de la realidad. El Granada nunca se rinde y lo demostró a ciento veinte segundos del final: hacinó en su área a la Real Sociedad y Darwin Machís encontró el hueco con un prodigioso centro que Domingos Duarte convirtió en milagro. Diego Martínez y los suyos, a falta de tres jornadas para el final de La Liga, suman cincuenta puntos que los colocan en una privilegiada situación en la tabla, solamente a una unidad de puestos europeos. Pase lo que pase, nunca me cansaré de decirlo: ojalá esta temporada no acabase nunca.

@leyvfab

 

QUE BONITO ES...

Fabian Leyva (GRJ)
Fabian Leyva (GRJ)

Hora de Aventuras

3 de julio de 2020

Primero de julio, nueve y veinticuatro de la noche. Prieto Iglesias, colegiado asignado en el Alavés-Granada, señala la conclusión del encuentro y la consecuente victoria de los visitantes por cero a dos. Matemáticamente, y a falta de cinco jornadas por disputarse, el Granada CF logra una histórica y holgada permanencia que, por fin, da licencia para soñar hasta al más escéptico de los granadinistas.

Los tantos de Antoñín –que se estrenó como goleador con más suspense del esperado- y Roberto Soldado en Mendizorroza dieron fin a cuatro partidos de zozobra del conjunto granadino y sirvieron como golpe sobre la mesa ante las dudas que pudieran empezar a aflorar.

La división de opiniones respecto a las posibilidades de los nazaríes es historia. El ADN sufridor que corre por las venas de cada aficionado rojiblanco horizontal impedía cavilar con completa claridad en la mera posibilidad de poder hacer turismo europeo en el siguiente curso. Ahora, sin presión por el objetivo logrado y el definitivo asentamiento de un sistema (5-2-3) que favorece a todos los efectivos del plantel (la actuación de Gil Dias como carrilero ante el Alavés fue más que notable), el Granada tiene licencia para soñar y capacidad suficiente para hacer realidad lo utópico.

El Granada terminará la trigésimo tercera jornada con una distancia máxima de cuatro puntos respecto a puestos europeos –la Real Sociedad está un punto por delante pero aún tiene que jugar- encontrándose actualmente a dos de la séptima plaza, ocupada por el otro gigante vasco, el Athletic Club.

@leyvfab

 
1450 resultados encontrados.    Más resultados: << 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | >>
 
©Granada en juego, SL | Quiénes somos | 666 441 696 | Email: redaccion@granadaenjuego.com | Xperimenta eConsulting

USO DE COOKIES Y OTRAS TECNOLOGIAS

Con su acuerdo, nosotros y nuestros socios usamos cookies o tecnologías similares propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad y contenido personalizado relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
[x] CERRAR